Compartir
Publicidad

‘Las Chicas de Oro’ españolas ni son renovadas ni lo merecían

‘Las Chicas de Oro’ españolas ni son renovadas ni lo merecían
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tras emitirse la primera temporada de la versión española de ‘Las Chicas de Oro’, TVE ha comunicado su decisión de no renovar la serie a causa del deterioro de audiencia que ha sufrido. Por tanto no habrá más entregas que las trece emitidas, que como se componían de dos episodios cada una suman un total de 26 capítulos de la serie original adaptados.

Esta versión de la serie comenzó con un enorme 22% de audiencia y el respaldo de cuatro millones de espectadores, pero las cifras fueron cayendo paulatinamente, hasta estabilizarse en torno al 12%-13% y unos dos millones y medio de seguidores. Está claro que no han sabido mantener a esa masa de gente que se acercó en su estreno de ‘Las Chicas de Oro‘ a ver qué tal era, y tampoco han podido hacerse con el favor de la crítica, que no ha visto con buenos ojos esta versión, como tampoco aprobó en su día aquel ‘Juntas pero no revueltas’.

Lo de que no haya convencido a la crítica, era más previsible, pero parecía que el producto encajaba como un guante en La1 y que la audiencia del canal era el target perfecto para esta serie, así que algo ha debido de fallar. Yo he visto algunos de los episodios de la ficción, y lo cierto es que no funcionaba bien del todo.

La serie contaba como principal baza a un elenco de actrices muy buenas, pero que finalmente han quedado totalmente desaprovechadas y muy mal dirigidas. Nunca he visto peor a Carmen Maura, encarnando a Rosa de una manera muy distinta a como Betty White llevaba al personaje, pues en la adaptación, no parece ingenua y cándida sino directamente retrasada. Una cosa es hacerlo a tu manera, y otra esto. Por otro lado, siempre pensé que Lola Herrera y Concha Velasco tenían mal asignados sus papeles. Lola Herrera no tiene el sex-appeal necesario para darle a Blanca y sí habría hecho mejor de la borde Doroti, y en cambio a la Velasco sí la veo más como esa abuela ligerita de cascos. Y luego estaba Alicia Herminia, correcta, pero que no puede compararse con la auténtica Sophia Petrillo, claro.

Y es que para los que recordamos con fervor a las auténticas ‘Las Chicas de Oro’, no podemos evitar sentir una puñalada al ver esta adaptación, que no es que fuese mala del todo, pero ni es lo mismo ni es igual. Pero he de decir que se agradece que los guiones hayan sido muy respetados, manteniendo chistes y metiendo pocas morcillas españolizadoras en el texto. Al ver la serie se atisbaban los ácidos guiones originales, había buena materia prima, pero fallaba la ejecución.

En ¡Vaya Tele! | ‘Las chicas de oro’, un remake perdido en la traducción

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio