Publicidad

'¡Mira quién baila!', entretenida corrección

'¡Mira quién baila!', entretenida corrección
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Ayer terminó la última edición del programa '¡Mira quién baila!' y con ella, parece cerrarse una curiosa batalla entre canales que se quedó en mucho ruido y pocas nueces. Como recordaréis, Atresmedia anunció un concurso con bailarines, y rápidamente, tanto Telecinco y TVE se sumaron con propuestas que harían la competencia a este espacio.

Finalmente, Atresmedia perpetró ese '¡A bailar!' lleno de buenrollismo mal entendido y muchos otros problemas que provocaron su final adelantada. Por su parte, Telecinco cambió su concurso por una competición sobre patines y hace unas semanas parecía dejar finalmente el proyecto en stand by. Así, sólamente nos hemos quedado con el concurso de La 1, un espacio que ya conocíamos y con el que disfrutamos en pasadas ediciones.

La audiencia soberana

mqb-jurado

El resultado (porque aquí, al final, para saber cómo han ido las cosas, nos hemos acostumbrado a mirar las cifras de audiencia, que son las juezas) no ha sido para tirar cohetes. Bueno va que en TVE se están acostumbrando a perder algunos prime-time y, lo más importante, a no sufrir por ese dolor, pero lo cierto es que '¡Mira quién baila!' siempre fue un espacio muy visto en nuestro canal público, y puede que en algunos despachos esperaran más del programa presentado por Jaime Cantizano, pues ésta ha sido su edición menos vista.

Lo cierto es que la competencia no ha ayudado y el hecho de que los lunes se hayan convertido en uno de los días más duros de la semana, con 'Velvet', 'Supervivientes' o 'Pesadilla en la cocina', ha supuesto otra complicación. Eso sí, los espectadores se han podido sentar cómodamente en su sofá a ver a los diferentes concursantes bailar, sabiendo qué se les iba a ofrecer de principio a fin, sin ser defraudados en ningún momento, y eso, en estos tiempos, ya tiene su mérito.

En su línea

mqb-arbizu

'¡Mira quién baila!' sigue siendo un programa correcto, entretenido, para toda la familia, con el que hasta te puedes echar unas risas y del que disfrutas sin una sola pausa publicitaria. El cásting no ha tenido mucha figura apoteósica, de ésas que mueven a las masas, y quizá ahí ha perdido tirón, pero, realmente, los ocho concursantes han sabido jugar su papel y lo han hecho lo mejor posible.

Lo mismo podríamos decir de el jurado. Corella ha venido a quedarse con toda la parte técnica, una de las que más puede disfrutar el espectador, en la que se explican los pasos y las ejecuciones, mientras que otros personajes como El Sevilla se esforzaban (a veces demasiado) en poner la parte cómica. El presentador Jaime Cantizano, en mi opinión, ha estado bastante mejor que sus predecesoras y ha encajado muy bien con el tono del espacio.

Ahora, eso sí, después de tanta alharaca entre los programas de bailes de las cadenas, que se ha quedado un poco en agua de borrajas, con un espacio que no ha brillado demasiado, nos preguntamos si alguien se atreverá a poner en marcha una nueva edición. '¡Mira quién baila!' tiene unas características muy concretas para llegar a determinado público, y lo hace con pulso y buena letra, ojalá tengamos la oportunidad de seguir contando con él.

En ¡Vaya Tele! | Los concursos de baile y la estrategia de las cadenas

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir