Compartir
Publicidad
Publicidad

'Generación Ni-Ni', de jóvenes en un reformatorio catódico

'Generación Ni-Ni', de jóvenes en un reformatorio catódico
Guardar
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

laSexta estrenó anoche un nuevo reality del que se lleva hablando bastante tiempo, 'Generación Ni Ni'. No tuvo mucho éxito, sólo un 6,1% de la audiencia quiso respaldarlo en su primera emisión. El esquema base del programa es: encerrar en una casa reality a un grupo de chavales problemáticos que ni trabajan, ni estudian, ni tienen una mínima perspectiva de futuro de su vida. Ver su conviviencia, los problemas que surgen entre ellos y cómo se relacionan son algunas de las premisas iniciales, para dar paso intentar instruirles valores como el respeto y la responsabilidad a través de acciones concretas, como castigos.

Ninis

El casting para la ocasión es bueno televisivamente hablando: los personajes cumplen su papel (guionizado o no, me quedo pendiente resolver esa duda). ¿Que puede ocurrir si encierras a un grupo de adolescentes en una casa con todas las comodidades, con alcohol, tabaco y juegos? Pues que falta la música. Más o menos de eso iba la primera parte del programa de ayer. Entre los personajes pasa de todo, se están divirtiendo como todos hemos hecho alguna vez en la vida y el que diga que no, miente, pero frente a que unos sean más críos que otros queda clara una cosa: han recibido una mala educación. Eso queda bien patente en el primer castigo del programa: los padres amenazan a los hijos con quitar o donar a una ONG los objetos que más valor tienen para ellos, si no reforman su actitud. En estos objetos podemos ver amplias diferencias sociales que van desde una gorra, una pulsera de discoteca e incluso el tarro de un potito de un hermano pequeño, hasta un flamante deportivo negro que haría las delicias de cualquiera y una camisa de tremendo valor, económico.

Ya os digo que en la mecánica del programa parece no haber concurso, sino castigo, la forma más básica de educar y la más incorrecta mucha veces. 'Generación Ni Ni' es un reality show con toques de coach y disfrazado bajo la función de correctivo-reformatorio. Habrá que ver cómo evoluciona el programa en sus próximas entregas, ya que es normal que en el piloto los programas sean más fuertes, en este caso, con un cierto morbo presente.

comen

Las cabezas pensantes del programa son dos psicólogos, que de momento no imponen nada, sino que parecen provocar la gracia de algún que otro participante. Es algo que pasa mucho con los psicólogos de coachs televisivos, en Cuatro también se ve mucho (tienen un débil papel). De las pruebas que se hicieron, algunas resultan acertadas y otras de verdad que provocan risa. Me gustó el uso que dan a los videos y me hizo reír la situación entre uno de los niños y el psicólogo que le realizó un famoso test de Rorschach: "¿Qué ves aquí?", pregunta el psicólogo y el niño contesta: "Un pájaro", "Pues yo veo la decepción de tu familia"... cosas así. Me parece genial que un reality de este tipo existan los psicólogos y tenga una meta o función concreta, pero si las pruebas son útiles y al mismo tiempo captan la atención de la audiencia, mejor que mejor.

Si la función en 'Generación Ni Ni' es reformar a los chavales, en mi produjo una sensación un tanto inversa. Te das cuenta de algo que se repite constantemente en otras producciones, como 'Skins' por ejemplo: el problema está en los padres. Si tu hijo se porta tan mal y es tan problemático como dices, no lo galardones comprándole un deportivo de esta categoría. Aunque en esa historia no profundizaron por ahora.

Coche

Técnicamente, me gustó mucho la cabecera. En este aspecto de estilo prefiero que las cabeceras de los programas sean grabaciones reales, estamos saturados de infografías. También me gustó que el reality no fuera en directo ni hubiese ningún tipo de gala, sino que es un programa postproducido. Pero hay algo que no me gustó tanto, y fue la duración del piloto. Se hizo largo y pesado llegado a un punto, y pudieron haber recortado mucho, pero supongo que debieron alargar para cubrir toda la franja del prime time. Tampoco me gustó ver una técnica propia del reality de Telecinco y del Tomate: el zoom pixelado a primer plano con un efecto sonoro de terror. Es el puro apoyo de la técnica al sensacionalismo.

El nombre del programa es algo que tampoco me atrae, y no es un término acuñado por la producción, sino que es un término como los de "Generación X", "Generación Y", "Generación @"... términos sociológicos que me resultan un tanto sin sentido... Hasta ellos mismos en el programa se llaman los "ninis" y se alegran, ¿no os parece inapropiado?

También me quedé con otra duda. Todos son mayores de edad, son adultos. ¿Qué hace que este grupo de chavales resista en la casa? ¿Recibirán algún tipo de compensación? Si escucháis algunas de las frases y estoy seguro de que a medida que avance el programa les impondrán retos más duros, no tengo muy claro que ellos quieran estar allí por sus propios medios para ser mejores personas y aguantar lo que les impongan. Porque para eso no se va a la tele y se lo propone uno en casa, ¿no?

En general, no me desagradó del todo el estreno, aunque reconozco que es un estilo que no le pega a laSexta para nada. Quiero darle un par de oportunidades más para ver si el reality continúa por la misma línea o aún pueden sorprender a su audiencia.

En ¡Vaya Tele! | Reality-coach, ¿son realmente útiles?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos