Publicidad

'Salvados' salva al Periodismo

88 comentarios

Publicidad

Publicidad

Twitter arde con #BorrandoaETA. Jordi Évole ha conseguido de nuevo un ejercicio perfecto de Periodismo, además de convertirse en TT mundial. Anoche se fue con su ‘Salvados’ hasta el País Vasco, para hablar de ETA, pero escuchando todas las voces, tratando de desarrollar ese binomio simplista de Bildu=ETA, yendo hasta su origen e investigando su trasfondo.

Se trataba de acabar con los estereotipos. Como nos demostró el programa, ser nacionalista no significa necesariamente estar a favor de la violencia. “Todos los independentistas no son etarras”, decía algún vecino. Parece una obviedad, además de ser ofensivo sólo el plantear la duda. Pero a veces, este es el mensaje que parece calar, especialmente en medios de derecha y extrema derecha. Hasta ahora, no habíamos tenido la oportunidad de escuchar a un cura defendiendo el nacionalismo o apoyando abiertamente a Bildu.

‘Salvados’ quiso dar anoche voz a todo aquel que tuviera algo que aportar, fuera del color político o del sector social o del parecer que fuera. Eso es defender la información y el oficio del periodista, por encima de todo. Ofrecer todas las versiones, fomentar el espíritu crítico. Ir un paso más allá de la información institucionalizada y editorializada. Cuando alguien le llamó “payaso de los cojones”, cuestionando su presencia e invitándole a largarse, Jordi siguió defendiendo la información, y eso le hace más grande. Una vez más, ha demostrado el excelente periodista que es.

Pese a ese sobrenombre de follonero, tiene la habilidad de tratar los temas políticos sin provocar crispación (salvo la de los que ya viven crispados) Todos sintieron anoche que tuvieron un espacio para exponer sus ideas, cualesquiera que fueran –todos los que quisieron-, sin sentirse atacados; si acaso cuestionados, porque Jordi no dudaba a la hora de dar la réplica y enfrentarles a las grandes cuestiones, como condenar explícitamente la violencia, algo que para algunos en Bildu se ha convertido en un juego: cómo evitar usar esta fórmula, tirando de sinónimos y vaguedades hasta rozar el absurdo.

Informativamente, fue un programa sin tapujos, sin filtros. Se hicieron todas las preguntas y se sacaron todos los temas, incluido el terrorismo de Estado y los derechos de los presos vascos. Se escucharon otras versiones que a muchos les hicieron despojarse de prejuicios. Pero sobre todo, se hizo sin miedo. Como él mismo resaltaba, “en mitad de la plaza de Elorrio hablando abiertamente de política”.

Borrando a ETA nos dejó cierta sensación de cambio, de que la lacra del terrorismo puede vencerse. El problema sigue siendo, como vimos por ambas partes, la incomprensión y la intolerancia que provocan ciertas ideologías. Aunque no tengan nada que ver con la violencia, sino con las ideas de un pueblo y su derecho a expresarlas, máxime cuando se ha hecho democráticamente. Además de informar, ‘Salvados’ hizo anoche mucho por la convivencia entre el pueblo vasco y el español. Mucho por aquellos que estén dispuestos a convivir pacíficamente y a aceptar que hay ideas diferentes a las suyas. El problema es que no todos lo están, en ninguno de los bandos.

El mejor resumen del programa de ayer se puede hacer en sólo 140 caracteres, como lo ha hecho @Rinze, un tuitero:

Cuando los periodistas se convierten en propagandistas, los cómicos tienen que hacer periodismo #loscojonesdejordievole #BorrandoaETA

Aunque Jordi es ambas cosas, cómico y Comunicador.

En ¡Vaya Tele! | ‘Salvados’ y ‘El Club de la Comedia’ vuelven el domingo para reforzar la audiencia de laSexta

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir