Publicidad

Las 13 mejores películas "mumblegore" para una noche de terror indie
Listas

Las 13 mejores películas "mumblegore" para una noche de terror indie

Publicidad

Publicidad

En el año 2002, prácticamente inaugurando el siglo, Andrew Bujalski debutó con el largometraje 'Funny Ha Ha', sentando las bases de una corriente cinematográfica independiente que más tarde se conocería como mumblecore; caracterizada por el bajo presupuesto de las producciones, el cuidado volcado en los diálogos y la importancia de estos en la narrativa, el peso de la improvisación en sus interpretaciones y la tendencia a retratar la vida personal y temas existencialistas de personajes entre la veintena y la treintena.

En un medio tan volátil como el cinematográfico, fue cuestión de tiempo que las bases del mumblecore y el cariz endogámico del mismo —no es extraño ver como los mismos actores, directores y guionistas se cruzan en diferentes proyectos— terminasen fusionándose con los códigos propios del cine de terror, dando lugar al mumblegore: probablemente, de lo mejor que le ha pasado al género durante los últimos años.

Por si tenéis ganas de pasar un —genial— mal rato frente a vuestra pantalla favorita, os traigo una selección con mis largometrajes predilectos de este movimiento de terror independiente norteamericano en el que hay cabida desde a filmes intimistas hasta a espectáculos repletos de sangre, vísceras y destrucción a espuertas, y en la que hacen acto de presencia nombres determinantes como los de Adam Wingard, Ti West o Mark Duplass.

'Baghead' (Jay Duplass, Mark Duplass, 2008)

Qué mejor manera de inaugurar esta selección que con 'Baghead', la transición de los hermanos Duplass, leyendas y grandes referentes dentro del mumblecore, al mumblegore. Un largometraje con un fuerte componente "meta" que deambula hábilmente entre ambos movimientos —de hecho, cuenta con habituales como Greta Gerwig entre su reparto—, brindando un cóctel de comedia y drama existencialista con un inteligente desvío hacia el terror único en su especie. Una auténtica delicia. 

'A Horrible Way to Die' (Adam Wingard, 2010)

Antes de que saltase a la palestra en el año 2011 con su primera gran producción, Adam Wingard ya había firmado tres largometrajes con resultados de lo más dispar. Pero tras la lisérgica 'Pop Skull' y el festival de casquería de 'Home Sick', el de Tennessee encarriló su trayectoria con este atmosférico thriller con asesino en serie de por medio, escrito por su guionista de cabecera Simon Barrett y protagonizado por habituales del movimiento como AJ Bowen y Joe Swanberg.

'Tú eres el siguiente' (Adam Wingard, 2011)

Un año más tarde, Wingard daría el salto definitivo, de nuevo junto a Barrett, Swanberg y Bowen, en esta magnífica y divertidísima aproximación al home invasion con tintes de survival protagonizada por una Sharni Vinson que se ganó a pulso el título de scream queen. 'Tú eres el siguiente' es un ejercicio de estilo soberbio, violento y con un contrapunto cómico impagable que supondría el germen de la merecida irrupción del bueno de Adam en la industria Hollywoodiense —su reafirmación fue la descomunal 'The Guest', pero esa ya es otra historia—.

Crítica en Espinof: 'Tú eres el siguiente', maldita la gracia

'La casa del diablo' (Ti West, 2009)

Dos años antes de que fuese atravesado por una flecha en 'Tú eres el siguiente' —una nueva muestra de la endogamia del mumblegore—, Ti West dirigió la que, personalmente, es la mejor película que nos ha dado el movimiento desde sus orígenes; una prodigiosa 'La casa del diablo' rodada en unos deliciosos 16mm, con un tono calculado al milímetro y una concepción del terror a golpe de niñeras y satanismo que parece extraída directamente de los mejores años ochenta. Imprescindible.

'The Sacrament' (Ti West, 2013)

Aún recuerdo como si fuese ayer la proyección de 'The Sacrament' en el Festival de Sitges de 2013, un pase en el que el ambiente, casi irrespirable, podía cortarse con un cuchillo y que dejó al respetable devastado tras 100 minutos de una intensidad asombrosa. Y es que el salto de Ti West al found footage sectario, basado en la masacre de Jonestown de 1978, es, probablemente, la experiencia más salvaje que encontraréis en esta lista. Ah, y también salen AJ Bowen y Joe Swanberg.

En Espinof: Añorando estrenos: 'The Sacrament' de Ti West

'The Battery' (Jeremy Gardner, 2012)

Con una propuesta mucho más contenida y alineada con el calmado existencialismo del mublecore tenemos el sorprendente debut en la dirección de Jeremy Gardner. 'The Battery', además de ser una de las mejores cintas de esta lista, conforma un brillante estudio de personajes canalizado a través de un peculiar dúo protagonista obligado a convivir en una Nueva Inglaterra devastada en la que los muertos vivientes, a fin de cuentas, son tan sólo un pretexto para profundizar en sus psiques. Tan inteligente como inesperadamente profunda

'Lace Crater' (Harrison Atkins, 2015)

Joe Swanberg —¡sorpresa!— produce y protagoniza junto a Lindsay  Burdge, una de las musas del movimiento, este largometraje que, al igual que 'Baghead', se mueve entre la fina línea que separa el mublecore del mumblegore. Existencialismo, drama, comedia y enfermedades de transmisión sexual sobrenaturales se dan la mano en una de las piezas más peculiares, modestas, y aún así notables, de esta selección.

'Martha Marcy May Marlene' (Sean Durkin, 2011)

Con un modo de abordar los complejos efectos de las sectas sobre sus adeptos radicalmente opuesto al articulado por Ti West en 'The Sacrament', 'Martha Marcy May Marlene' apuesta por un cariz más contenido y psicológico para retratar el descenso a los infiernos de Martha; la malograda protagonista de esta excepcional ópera prima, interpretada por una Elizabeth Olsen en estado de gracia.

En Espinof: Festival de Cannes 2011: 'Martha Marcy May Marlene' (Sean Durkin) y 'Hanezu' (Naomi Kawase)

'Starry Eyes' (Kevin Kölsch, Dennis Widmyer, 2014)

No sólo de Adam Wingard vive Hollywood. El dúo compuesto por Kevin Kölsch y Dennis Widmyer, que acaban de estrenar 'Cementerio de animales' y que reincidirán con un gran estudio en la secuela de 'Mamá', puso su nombre en la palestra en 2014 con este filme en el que la espiral autodestructiva de una mujer persiguiendo su sueño de ser actriz desemboca en un giro tan disparatado como genial. Una pizca de body horror y un par de dardos a la industria cinematográfica terminan de convertir 'Starry Eyes' en uno de los mejores representantes del mumblegore.

'Juegos sucios' (E.L. Katz, 2013)

En el mumblegore también hay espacio para el cachondeo, y, como muestra, aquí tenéis este demencial botón titulado 'Juegos sucios' dirigido por E.L. Katz —amigo íntimo de Adam Wingard y productor de sus primeros cortos y largometrajes—. Nos encontramos ante una cinta ideal para una noche de juerga entre colegas, con unos niveles de mala leche y humor negro que reverenciar, y con un reparto capitaneado por Pat Healy y Sara Paxton que eleva la gamberra propuesta de la película a un nuevo nivel.

'The Signal' (David Bruckner, Dan Bush, Jacob Gentry, 2007)

Dentro de un movimiento como este, en el que, como hemos visto, se repiten nombres propios en diversos largometrajes, ocupando diferentes roles, es inevitable que terminen dándose colaboraciones que desemboquen en filmes como este genial 'The Signal': una pieza colectiva firmada a tres manos, ácida e ingeniosa, que utiliza una interferencia en la señal de la televisión como pretexto para desatar el caos, la violencia y la locura en tres historias que no tienen desperdicio. 

'V/H/S' & 'V/H/S/2' (VV.DD, 2012/2013)

La saga de antologías que debutó en el año 2012 con 'V/H/S' y que perfeccionó la fórmula un año después con su secuela, 'V/H/S/2', no es más que la evolución lógica de proyectos como 'The Signal'. Ambos ejemplos comparten la lacra de mostrar cierta irregularidad en la calidad de sus cortometrajes, pero disfrutar de trabajos de Adam Wingard, Joe Swanberg —qué raro—, Jason Esener o Timo Tjahjanto —que firma el segmento más brutal de ambas entregas, no tiene desperdicio. Si os gusta la fórmula, no perdáis tampoco de vista la recomendable antología 'Southbound'. 

'Creep' & 'Creep 2' (Patrick Brice, 2014/2017)

Si arrancamos esta selección con el coqueteo de los Duplass con el terror, vamos a clausurarla con los dos abrazos sinceros de Mark —el hermano menor— al mumblegore, escribiendo y protagonizando esta divertidísima sesión doble de slashers en clave found footage compuesta por 'Creep' y su secuela 'Creep 2'. Dos auténticas joyas del subgénero dirigidas por Patrick Brice que tan sólo necesitan dos personajes, toneladas de improvisación y muchísima inteligencia para formar parte de lo mejor que nos ha dado el terror en esta década.

En Espinof: Sitges 2017: así están siendo las películas más importantes del festival

Estas han sido mis 13 —15 si contamos las sesiones dobles— películas del movimiento mumblegore seleccionadas para una maratón perfecta de terror independiente. ¿Añadiríais alguna al repertorio? ¡Hacédnoslo saber en los comentarios!

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir