Compartir
Publicidad
Publicidad
Cómo funciona Blumhouse Productions, la compañía del Rey Midas del terror contemporáneo
Modelos de negocio

Cómo funciona Blumhouse Productions, la compañía del Rey Midas del terror contemporáneo

Publicidad
Publicidad

Para muchos de los que adoramos el cine de terror, ver el logotipo de Blumhouse Productions acompañando a un tráiler estimula algún tipo de mecanismo en nuestro cerebro que nos lleva a salivar de forma instantánea. Una reacción natural que viene de la mano de un pensamiento asociado al nombre de la productora con una suerte de infalibilidad que podría considerarse dogmática, pero que está fundamentada sobre un modelo particular de negocio.

Todos hemos escuchado hablar de 'Paranormal Activity', 'The Purge' o 'Insidious', pero, ¿de dónde sale Blumhouse Productions?, ¿dónde radica el secreto de su éxito? y, lo que es más importante, ¿qué películas de la productora nos esperan en un futuro? Durante las siguientes líneas intentaremos arrojar algo de luz sobre estos interrogantes mientras navegamos por los entresijos de la compañía del Rey Midas del terror actual.

¿De dónde sale Blumhouse Productions?

Jason Blum Jason Blum

Blumhouse Productions, pese a arrancar oficialmente su periplo en 2007 con el éxito indiscutible 'Paranormal Activity', fue fundada en el año 2000 por Jason Blum, su actual presidente. La carrera de Blum como productor se inició junto a la del director Noah Baumbach con 'Kicking and Screaming' en 2005, después de que consiguiese financiar el guión gracias a una carta de recomendación de Steve Martin.

Antes de esto, Jason trabajó como productor independiente para Warner Bros. y para los hermanos Harvey y Bob Weinstein, gracias a los que consiguió bagaje como productor ejecutivo, y para los que consiguió los derechos de 'The Reader (El lector)' utilizando la frase "mi jefe es Harvey Weinstein. Si no te reúnes conmigo, no me dejará volver." cuando el autor de la novela se negó a recibirle.

Sin duda, esta experiencia previa al lanzamiento de su primer filme con Blumhouse Productions ayudó a Blum a perfilar los detalles de un inteligente modelo de negocio que le permitiría realizar un número envidiable de producciones anuales, minimizando riesgos, y pudiendo codearse con los grandes estudios y nombres de la industria mediante proyectos de una naturaleza esencialmente modesta.

El modelo de negocio Blumhouse

El ascenso meteórico de Blumhouse, como es obvio, no es algo casual, sino que atiende a la combinación de un producto creativo de calidad y una fórmula comercial —o modelo de negocio— que la compañía sigue a pies juntillas en la inmensa mayoría de sus producciones.

La estrategia de Jason Blum para mantener a flote su productora y amasar una buena cantidad de beneficios pasa por el simple patrón de "produce a pequeña escala y distribuye a lo grande". De este modo, salvo casos excepcionales, todos los presupuestos que manejan los largometrajes de la casa oscilarían entre los 3 y 5 millones de dólares, para después ser distribuidos mediante acuerdos como el de primera opción firmado con Universal Pictures.

Paranormal Activity 'Paranormal Activity'

Blum explicó durante su panel en el evento "Produced by" el por qué de la cifra concreta de 3 a 5 millones por filme:

"El número de tres a cinco millones de dólares no está escogido al azar. Esa cantidad corresponde a lo que seríamos capaces de recuperar si las películas no consiguen un lanzamiento mundial. En el peor de los casos podríamos perder algo de dinero, pero no demasiado, y todo el mundo cobraría sin problema. Ese presupuesto está pensado para que al menos recuperemos nuestro dinero y podamos mantener nuestras puertas abiertas."

Por supuesto, se aproximan a cada largo de forma realista, valorando las opciones, hablando con los directores al mando y optando por diferentes opciones de distribución en función de diferentes variables:

The Purge 'The Purge: Election Year'

"Cada largometraje que hacemos, creemos que será lanzado a nivel mundial, pero parte de trabajar con presupuestos bajos es que dependes totalmente de ti mismo. Así que, si no hay compromiso de distribución alguno, y todos los directores con los que trabajamos lo saben.

Intentamos ver qué tenemos entre manos y nueve veces de cada diez llegamos a un acuerdo con el director. Estamos en la misma onda. Si decimos "wow, tendremos un estreno mundial, vamos a por ello", finalmente lo tenemos. Pero si decimos "intentamos hacer un lanzamiento amplio, pero parece que no podremos conseguirlo, así que no gastemos 30 millones en la película para abrir con una taquilla de 7 millones; vayamos a Netflix o a iTunes y hagamos un estreno reducido en cines, o sin pasar por salas". Así es como funciona el proceso, básicamente. A veces el director está en desacuerdo con nosotros y es una auténtica mierda; no pasa a menudo."

Oculus 'Oculus'

Mantenerse entre estas cantidades, tan sólo superadas en casos puntuales como la tercera parte de 'Insidious', 'Ouija: El origen del mal', 'Sinister 2', o ambas secuelas de 'The Purge' —curiosamente, secuelas de filmes populares con éxito comercial asegurado—, no es algo que deba trabajarse únicamente en la fase de pre-producción. La gestión durante el rodaje es un punto clave del proceso, e incluye el uso de storyboards animados para llevar todo masticado al set.

"Intentamos no rodar más de seis días a la semana e intentamos no tener sesiones de rodaje nocturnas, porque estas dos cosas son muy duras para el equipo. Intentamos cuidar de ellos; todos son mejores creativos cuando se están descansados y sienten que están cuidando de ellos."

La forma de trabajar de Jason Blum podría resumirse a la perfección atendiendo al consejo que le da a los aspirantes a productor o a todos aquellos que estén dando sus primeros pasos en la industria, y es que "sigan trabajando aunque sea en la película de vuestro amigo con 5.000 dólares de presupuesto". Hay mucho capital disponible si se busca bien, y muchísimo margen de beneficio para compensar el esfuerzo y los dolores de cabeza.

Nombres propios del cine de género

James Wan James Wan

Junto a todo lo repasado hasta el momento, otro de los grandes aciertos de Blumhouse Productions recae directamente sobre la impresionante lista de directores con los que ha trabajado desde sus inicios. Nombres propios dentro del cine de género que han aumentado su legado dentro de la productora del señor Blum con títulos imprescindibles dentro del terror contemporáneo.

Desde figuras en su momento emergentes como Mike Flanagan, que llegó al gran público de la mano de Blumhouse con su segundo largo 'Oculus' para continuar sus andanzas en la compañía con la genial 'Hush' y la estimable 'Ouija: El origen del mal'; hasta cineastas consagrados como M. Night Shyamalan con genialidades como 'La Visita' y 'Múltiple', la lista se antoja infinita.

Marcus Nispel con la infravalorada y divertidísima 'Exeter', Eli Roth con su salvajada caníbal 'The Green Inferno', Rob Zombie con esa catedral del horror titulada 'Lords of Salem'... una retahíla de cineastas imprescindibles encabezada por ese par de genios llamados Scott Derrickson —tremebunda su 'Sinister'— y un James Wan que no necesita carta de presentación y que encontró un hogar para sus imprescindibles 'Insidious' e 'Insidious: Capítulo 2'.

No sólo terror, no sólo cine

Whiplash 'Whiplash'

Pese a asociar directamente el nombre de Blumhouse Productions al medio cinematográfico y al género de terror, la compañía californiana ha coqueteado con diversos géneros y formatos en proyectos que han sido recibidos con mayor o menor fortuna y que han llegado a suponer notables alegrías para Jason Blum como una nominación al Oscar a mejor película.

Este reconocimiento corresponde a su labor como productor en 'Whiplash', el impresionante debut de Damien Chazelle y, probablemente, el mayor éxito de la productora fuera del cine de género. Junto a esta cinta, Blumhouse ha tanteado el drama con 'Lowriders' y 'Sleight'; la comedia con, entre otras, 'The Babymakers' o 'The Resurrection of Gavin Stone'; y el western con la fantástica 'In a Valley of Violence' del incombustible Ti West.

The River 'The River'

Lejos de la oscuridad de las salas de cine, Blum y su equipo han ampliado sus miras a sectores como el televisivo, donde debutaron en 2012 con la serie found-footage 'The River' en la que participó Jaume Collet-Serra como director. Desde entonces han ido ofreciendo un nutrido surtido de productos que oscilan entre la ficción, los game shows como 'Hellevator' —presentado por las hermanas Soska de 'American Mary'—, o los documentales como 'Alive and Kicking' centrado en el mundo del Swing.

Por si esto fuera poco, desde 2015 está en marcha Blumhouse Books: una línea editorial que, hasta ahora, ha publicado cinco libros con el terror como leitmotiv. Un periplo iniciado con la antología 'The Blumhouse Book of Nightmares: The Haunted City' en la que figuran historias escritas por, entre otros, Ethan Hawke, James DeMonaco, o Scott Derrickson, y que termina de confirmar a la empresa como uno de los principales motores multidisciplinares del género contemporáneo.

Lo que nos espera

Happy Death Day 1280b 1507745660227 1280w 'Feliz día de tu muerte'

Si el pasado y presente de Blumhouse Productions son suficientes para hacer babear a todos los aficionados al terror, su futuro —tanto a corto como a largo plazo— resulta igualmente alentador, contando con cerca de una veintena de producciones con las que deleitar nuestros paladares ávidos de emociones fuertes a lo largo de los próximos años.

Comenzando por las inminentes 'Creep 2' y 'Feliz día de tu muerte', que hemos podido disfrutar en el Festival de Sitges de este año, el listado el listado se extiende hasta más allá de 2021 y está salpicado de éxitos venideros como las nuevas secuelas de 'Insidious' y 'The Purge', la esperadísima 'Glass' de M. Night Shyamalan o la nueva 'Halloween' apadrinada por el mismísimo John Carpenter.

También habrá hueco para la animación con 'Spooky Jack', desarrollada en colaboración con DreamWorks; la ciencia ficción con 'Stem', escrita y dirigida por Leigh Whannell; o el thriller criminal de 'Stockholm', protagonizado por Ethan Hawke, Mark Strong y Noomi Rapace. Una variedad que augura a Blumhouse Productions un futuro mucho más brillante que las sombrías historias con las que está haciendo las delicias del respetable a lo largo y ancho del globo.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos