Compartir
Publicidad
Publicidad

'Hermanos y enemigos', la difícil relación entre Divac y Petrovic

'Hermanos y enemigos', la difícil relación entre Divac y Petrovic
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Canal+ continúa emitiendo los documentales de baloncesto que la cadena ESPN incluyó en su programa ‘30 for 30’, que conmemoraba el 30º aniversario del nacimiento del canal. El próximo martes, 1 de marzo, le tocará el turno a ‘Hermanos y enemigos: Petrovic y Divac’, que es como se titula en España ‘Once brothers’, un documental producido por la NBA en el que se cuenta la historia de la amistad entre Vlade Divac y Drazen Petrovic, forjada desde las categorías inferiores de la selección de la ex Yugoslavia, y cómo la guerra entre Serbia y Croacia los distanció para siempre una vez estaban ya jugando en Estados Unidos. La reconciliación entre ambos, además, nunca fue posible porque Petrovic fallecería en 1993, en un accidente de tráfico.

Divac es, de algún modo, el protagonista de la historia. Su voz en off va contando sus inicios y los de Petrovic en el baloncesto, sus primeros éxitos en sus clubes (incluyendo la temporada que el croata jugó en el Real Madrid) y los títulos que ganaron formando parte de una selección yugoslava que muchos consideran uno de los mejores equipos que se han visto nunca sobre una cancha de baloncesto. Además de Divac, otros jugadores como Dino Radja y Toni Kukoc recuerdan aquellos tiempos, el campeonato dfel mundo ganado en 1990 y la medalla de plata de los Juegos Olímpicos de Seúl, en 1988, y cuentan el ambiente de amistad y camaradería que se respiraba en el equipo.

Gran parte de la película utiliza un viaje del ex pívot de los Kings y los Lakers de regreso a Serbia, a casa de sus padres, para trenzar esos recuerdos con una breve biografía de Petrovic, “el Jordan europeo”, y para contar también cómo vivieron los dos el salto a la NBA y sus primeras temporadas allí. Tener el testimonio de Divac es interesante porque vivió en primera persona el contraste entre lo acogido que se sintió él en los Lakers y lo subestimado que Drazen se sentía en los Blazers. Vlade recorre los lugares que él frecuentaba de joven y habla con antiguos amigos suyos, y recuerda también las largas conversaciones telefónicas con Petrovic, en las que él se quejaba de su situación en Portland.

Toda esa primera parte de la cinta, de 80 minutos de duracion, establece el punto de partida de lo que de verdad nos quieren contar, que es cómo la guerra de los Balcanes separó drásticamente a los dos amigos al estar cada uno en un bando (Divac es serbio; Petrovic era croata). Dejaron de hablarse y pasaron de considerarse casi como hermanos a verse como enemigos. La guerra coincidió con la época en la que Drazen empezó a mostrar en los Nets de lo que era capaz, sobreponiéndose a las malas críticas de la prensa estadounidense, que entonces era mucho más dura con los jugadores extranjeros, y a la preocupación que le suponía el conflicto. La excusa del documental es mostrar a Divac yendo también a Croacia, a visitar a la familia de Petrovic y a buscar con ellos una reconciliación que no pudo conseguir con su antiguo amigo.

A veces, la historia se escora demasiado hacia el sentimentalismo y corre el peligro de abusar de él y, lógicamente, al tener a Divac de narrador lo vemos todo a través de sus ojos, pero ‘Hermanos y enemigos’ logra pintarnos un interesante retrato de cómo el deporte no puede mantenerse aislado de las circunstancias políticas y cómo estas pueden separar a personas que antes se consideraban amigos.

En ¡Vaya Tele! | ‘La tragedia de Len Bias’, un demoledor documental sobre el lado oscuro del basket

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos