Compartir
Publicidad

Con la TDT hemos topado, el cómo y por qué de la situación actual de la Televisión Digital Terrestre

Con la TDT hemos topado, el cómo y por qué de la situación actual de la Televisión Digital Terrestre
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No hace muchos meses los viernes eran los días en los que nos podíamos echar a temblar, ya que eran el momento escogido por el Gobierno para meternos con calzador las reformas decididas para atajar esta crisis infinita que estamos viviendo. Hoy, viernes también, hemos tenido la suerte de no tener ninguna reforma, pero el Consejo de Ministros nos ha traído una decisión que podríamos calificar como interesante, divertida quizás, y también un lío de narices.

¿De qué estoy hablando? Pues de la decisión del Gobierno de acatar la sentencia del Tribunal Supremo y quiere retirar nueve canales de la TDT para así cumplir la legalidad. Muchos os preguntaréis ¿cómo ha ocurrido esto? ¿qué lío se traían entre manos el Gobierno y las cadenas de televisión? ¿qué pasará a partir de ahora? Todo esto y más os lo explicamos con pelos y señales a continuación.

Quiero TV, la "culpable" de todo

Para comprender el panorama actual es necesario echar la vista atrás y repasar la historia de la televisión en España. No nos vamos a ir tan lejos como para recordar cuando sólo había dos canales, pero sí al año 1999, data en la que comenzó a implantarse la Televisión Digital Terrestre en España. En ese año el Gobierno decidió comenzar a adaptar nuestra vetusta televisión analógica a la digital, y lo que hizo fue tres cosas:

  • Otorgó una licencia de emisión digital a cada una de las cadenas que se emitían en ese momento, es decir, Televisión Española, Antena 3, Telecinco y Canal+
  • Otorgó tres múltiplex y medio (más abajo os explicamos lo que es) orientados a lanzar una plataforma digital comercial, abriendo así la competitividad de la televisión de pago para no restringirla a las televisiones por satélite (por aquella teníamos Canal Satélite Digital y Via Digital). De ahí nació la añorada por muchos Quiero TV.
  • También otorgó dos licencias exclusivamente digitales nuevas, que fueron a parar a Veo Televisión S.A. y Sociedad Gestora de Televisión Net TV.

¿Qué ocurrió a continuación? Pues que en 2002 Quiero TV no logró la rentabilidad que había buscado y cerró sus puertas, dejando un gran espacio digital sin utilizar. El espacio digital quedaba medio huérfano, ocupado únicamente por las emisiones simultáneas (analógico y digital) de las cadenas generalistas, y las dos licencias exclusivamente digitales antes mencionadas, que emitían contenidos locales y autonómicos.

El Plan Nacional de Televisión Digital Terrestre

Llega 2005 y con él un nuevo Gobierno que sabe que después de la muerte de Quiero TV hay un enorme espacio radioeléctrico al que se puede sacar rentabilidad. ¿Qué hacen? Pues ponen en marcha el llamado Plan Nacional de Televisión Digital Terrestre y con él, la famosa fecha del apagón analógico. Con esta fecha el Gobierno quería que se hiciera el cambio a digital lo antes posible, ofreciéndose así a las cadenas una perita en dulce que no podían rechazar.

Y esa perita en dulce se llama multiplexor. Esta extraña palabra es un circuito combinacional muy útil en tareas de ingeniería pero que no vamos a explicar a fondo aquí. Simplemente diremos que es algo que sirve para permitir enviar varias señales a través de una misma señal. Es decir, si yo en el espacio radioeléctrico (el aire vamos) tengo espacio (lo podemos imaginar como una carretera) para meter una única señal, el multiplexor me permite "comprimir" varias señales en una sola para aprovechar al máximo ese espacio.

Esta virguería ingenieril era perfecta para vendérsela a las cadenas, podían meter varios canales por el espacio que estaban metiendo uno sólo en cuanto pasara el apagón. Y así se hizo, se le dio un multiplexor entero a cada grupo privado que estaba emitiendo en analógico y digital en aquel momento (Antena 3, Telecinco y Canal+) y dos a TVE por ser la pública. Además, las cadenas que emitían sólo en digital (Net TV y Veo TV) también recibieron uno por continuación de su licencia.

A estos "regalos" hay que añadirle dos más, por un lado la autorización a Canal+ de emitir 24 horas en abierto (su licencia sólo permitía emitir unas pocas horas al día) y el lanzamiento de una nueva licencia de televisión, la cual fue finalmente (con mucha polémica, por supuesto) concedida a Gestora de Inversiones La Sexta, un nombre que seguro que os suena.

2010, el apagón analógico y el problema

Y llegó el 2010 y con él el apagón analógico. Al realizarse este el Gobierno decidió aumentar el número de licencias de emisión sin concurso alguno, consiguiendo que los grupos de comunicación lanzaran más canales a través de los multiplexores, dándole a cada grupo la posibilidad de explotarlos como quisieran. Y ese fue el problema, que no se abrió un concurso como dice la Ley de Televisión Privada, de ahí que el Tribunal Supremo haya fallado en contra del Gobierno y este quiera darse toda la prisa del mundo, ya que así la resintonización (que ya estaba prevista) de la Televisión Digital Terrestre será mucho más sencilla.

Todo problema tiene su origen y aquí os lo hemos contado. Y pensar que todo comenzó con Quiero TV... la llevamos en nuestros corazones.

En ¡Vaya Tele! | El Gobierno manda reitrar nueve canales de TDT a las cadenas privadas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio