Compartir
Publicidad

¿Por qué no se reparten los oscar?

¿Por qué no se reparten los oscar?
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Mucho se está hablando sobre el resultado final de los Oscar 2006, y sobre el hecho de si 'Crash' era la mejor película. Yo entiendo, y visto el resultado, que la Academia lo que ha pretendido ha sido ser ecuánime. Entre vuestros comentarios, hay uno de Guillemida, que mediante un muy buen ejemplo intenta explicar el porqué del resultado:

Si te presentas a unas oposiciones para cubrir una plaza y te sabes muy bien las respuestas, tienes un auténtico PROBLEMA si resulta que hay otros que también se las saben igual de bien. En unas oposiciones, no sólo te tienen que salir muy bien las respuestas, tienes que confiar en que nadie las sepa tan bien cómo tú. La tragedia de este año, en los oscars, es que se habían presentado muchas lumbreras para tan pocas plazas.

Y a esta reflexión, añado mi pregunta, ¿no se podían haber premiado a más de uno? ¿Por qué dar un único ganador, cuando éste se podría repartir entre varios? ¿No lo hacen así en los festivales de cine? Y en este punto nos estamos fijando sólo en la película. ¿Por qué destacar a uno entre el resto? Ya lo comentaba George Clooney en su discurso, homenajeando al resto de los nominados en su categoría, indicando que habían hecho tantos méritos como él para llevarse la estatuilla, algo que también hizo Michael Caine, cuando lo recibió por 'Las normas de la casa de la sidra', donde indicaba a sus compañeros que todos eran ganadores.

Si continuasemos con la reflexión, me planto en la categoría de mejor actor y pienso: Vale que Philip Seymour Hoffman es Capote y que es justo ganador, pero, ¿por qué no se ha podido premiar también a Heath Legder o David Strathairn y repartir el Oscar entre los tres? Y es que el paso del tiempo dejará en la memoria las tres soberbias interpretaciones que hemos visto este año. ¿Uno mejor que os otros dos? Sería entrar en matices e hilar muy fino. Cada uno está soberbio en su papel. Quizá tendrían que haber dado algún oscar compartido, eso hubiera sido lo justo.

Por cierto, con respecto al triunfo de Crash, la revista Time, da una posible explicación al triunfo de Crash, algo que ya habéis comentado alguno en este blog, pero que en verdad consistía en la ventaja que le reportaba el ser una pelicula de Los Ángeles. Vamos, que jugaba en casa.

Was this a long-shot triumph? Not exactly. The Crash upset simply certified what many football poolers know: bet on the home dog (the underdog playing on its own field). As we’ve been saying in the magazine and online the past few weeks, Los Angeles is the company town of the movie business, and Crash is the ultimate L.A. movie—anyway, the gaudiest freeway funhouse mirror. Besides, this huge ensemble effort employed close to a hundred L.A. actors. As Stewart urged the crowd in his opening monologue, “Raise your hands if you were not in Crash.” The victory also validated the old rule that the Editing Oscar is the savviest predictor for Best Picture. The theory is that people, even Academy members, don’t know much about the craft of editing—the extent to which the cuts in a film are determined by the script—so they vote for the movie with the most stuff going on. Crash was certainly the busiest film nominated. And the noisiest. Whereas the other four nominees (Brokeback, Capote, Munich and Good Night, and Good Luck.) kept seeking reconciliation within their social and political conflicts, Crash let its arguments bubble over, like an overheated car radiator, into angry confrontations. The movie shouted, and the Academy heard it, over the urgent whispers of the other films.

En Blogdecine | Crash, ¿de dónde vino la inspiración?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio