Compartir
Publicidad
Adiós a Len Wein, padre de Lobezno y figura esencial en los cómics de los 70 y 80
Otros

Adiós a Len Wein, padre de Lobezno y figura esencial en los cómics de los 70 y 80

Publicidad
Publicidad

Es curioso cómo hay personas que, pese a que sus creaciones son celebrérrimas, su nombre no es tan conocido fuera del mundo al que se dedican. Es probablemente el caso de Len Wein, que falleció anoche a los 69 años de edad y al que el mundo del cómic y del entretenimiento en general (por las adaptaciones a cine y televisión de su obra) le debe la creación de Lobezno, Human Target, la Cosa del Pantano y buena parte del panteón de los X-Men.

Nacido en 1948, fue su amistad desde joven con Marv Wolfman ('La tumba de Drácula', 'Crisis en Tierras Infinitas') lo que le introdujo en el mundo de los cómics. Una vez al mes se paseaban por las oficinas de DC e intentaban vender ideas a los editores, hasta que en 1968 Joe Orlando les dio su primer encargo. Encargo que se materializó en una historia en los 'Teen Titans' y la creación de Estrella Roja, el primer héroe ruso de DC.

House Of Secrets V 1 92

En 1971 llegaría su primera gran creación: la Cosa del Pantano debutó con dibujo de Bernie Wrightson (también fallecido este año) en el 'House of Secrets' #92 para luego protagonizar su serie propia. Len Wein escribió la primera etapa de 'Swamp Thing' y, años después, como editor rescataría el título y contrataría a Alan Moore para el relanzamiento en una etapa imprescindible. En 1972 creó, junto con a uno de los padres de la edad de plata del cómic, Carmen Infantino, Christopher Chance, también conocido como Blanco Humano (Human Target).

Creando a Lobezno y los X-Men internacionales

Lobezno Debut

Poco después pasaría a trabajar, junto con Marv Wolfman, en Marvel. Allí empezó a escribir en varias series, tocando un poco de todo bajo las órdenes de Roy Thomas, al que sucedería en el puesto de Editor Jefe en 1974. Por aquel entonces ya había creado a Lobezno en las páginas de 'The Incredible Hulk' #178-179 junto con John Romita: Lobezno encajaba en la nueva tendencia de personajes violentos, llenos de rabia, y no dudaban en defenderse con armas que barría el cómic en esa época y que llamaban la atención de los lectores.

Lobezno fue uno de los pilares de la creación de la nueva serie de los X-Men, que llevaban años en un limbo editorial pero que nunca se atrevieron a cancelar ni siquiera en unos años en los que las nuevas series surgían tan pronto como eran canceladas. Roy Thomas y Len Wein llevaban tiempo trabajando en la reanimación del grupo como parte de la nueva estrategia corporativa de llamar la atención del mercado internacional, por donde se empezaba a mover Marvel.

Así, en 1975, se publicó 'Giant Size X-Men': cómic en el que vimos el debut de la nueva Patrulla-X internacional. En sus páginas Charles Xavier viajaba a lo largo y ancho del mundo reclutando nuevos mutantes. Este nuevo equipo estaba formado por Lobezno (canadiense), Tormenta (keniana), Rondador Nocturno (alemán), Coloso (ruso), Ave de Trueno (nativo americano) que se unían a antiguos colaboradores como Banshee (irlandés) y Fuego Solar (japonés) para una misión de rescate del equipo original.

Giant Size Xmen

Debido a sus labores como editor jefe, Len Wein no pudo seguir escribiendo 'X-Men'. Pero he aquí que confió para ello en un joven y prometedor Chris Claremont, "culpable" de la Patrulla-X que cautivó a toda una generación en una etapa superventas que duró diecisiete años y que catapultó al estrellato a artistas como Jim Lee, cofundador de Image y actualmente uno de los máximos responsables de DC.

Len Wein se quemó mucho en su etapa de editor jefe de Marvel. Todo eran batallas para mantener cierta coherencia en un Universo que compartían decenas de héroes y sus cabeceras. Eso, los desacuerdos con la empresa y las pretensiones de expansión de la editorial, incluyendo licencias como con Kiss, provocaron la marcha del editor hacia DC. En principio iba a compaginar menos responsabilidad en Marvel con un trabajo escribiendo, bajo pseudónimo, en 'Detective Comics', la cabecera de Batman. Sin embargo, decidió hacer borrón y cuenta nueva y terminar su relación con la Casa de las Ideas.

Detrás de los megaéxitos de DC: de 'Crisis' a 'Watchmen'

Crisis On Infinite Earths 001

De nuevo en DC, su labor como guionista no fue demasiado prolífica. Aún así tendría hueco para crear algún personaje perdurable como Lucius Fox, el ejecutivo de la Fundación Wayne encarnado por Morgan Freeman en la trilogía de Nolan. Eso sí, en cuanto pudo puso patas arriba a toda la editorial con 'Crisis en Tierras Infinitas', el macrocrossover que revolucionó el universo DC y al fandom en general.

Sintiendo que la continuidad de DC era un desastre, Marv Wolfman y Len Wein concibieron 'Crisis en Tierras Infinitas' una maxiserie de doce números que juntaban a la plana mayor de héroes y los ponía ante una amenaza que podía destruir el multiverso. ¿El resultado? el borrado de tierras paralelas y una única continuidad para refinar a los héroes de toda la vida. De hecho, colaboró con George Perez para el reinicio de Wonder Woman, dando comienzo a una etapa memorable.

Cover Dave Gibbons

Pero a Len Wein también le debemos otro hito que, si no hubiera sido precisamente por estos movimientos, quizás no hubiera podido realizarse. DC había comprado Charlton Comics, con un catálogo de personajes que incluía Capitán Átomo y Blue Beetle (precisamente Wein se encargó de la primera serie DC de este personaje) que aparecieron de refilón durante el crossover. A Alan Moore le interesaba hacer un relanzamiento de personajes olvidados y surgió la semilla para 'Watchmen'.

La pena es que a Dick Giordano, que había sido editor de Charlton antes de llegar a DC, no le hacía demasiada gracia que los personajes quedasen inservibles según los planes de Moore, por lo que propuso que creara nuevos personajes para 'Watchmen'. Len Wein editaría el cómic y tuvo la idea de rellenar las páginas que no lograban vender a los publicistas para incluir los complementos como 'Bajo la capucha'.

Ya desde los 90, el trabajo de Wein se diversificaría: se metería en el mundo de la animación, trabajando en algunas de las adaptaciones animadas de los cómics de Marvel y DC como 'Batman: TAS'. Pero su gran época creativa ya había pasado. Nuevos tiempos corrían para el cómic y poco sitio había para las anteriores generaciones de creadores y público.

Len Wein siempre dijo que prefería ser editor a escritor, ya que así tenía dominio absoluto sobre la historia. La verdad es que en ambos trabajos ha demostrado tener un talento inigualable. Fue uno de los grandes nombres de la industria del cómic de los años 70 y 80 y las adaptaciones de lo creado por él mueven miles de millones de euros por todo el mundo. Descanse en Paz.

En Espinof | Cómic en cine: Watchmen

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos