Compartir
Publicidad

Así era el final original de 'Predator' que Shane Black no pudo utilizar

Así era el final original de 'Predator' que Shane Black no pudo utilizar
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

'Predator' al fin ha llegado a los cines y todos vamos a poder comprobar qué es lo que nos tenía preparado Shane Black, director de la misma y también co-guionista junto a Fred Dekker. Uno de los aspectos más criticados de la película es su último acto, algo que se vio en parte afectado por el hecho de que a Black le resultase imposible utilizar el que tenía previsto.

En Hollywood es normal que los guiones sufran cambios, hay multitud de motivos que podrían llevar a año, desde exigencias del estudio hasta limitaciones presupuestarias, pasando por el hecho de no poder contar con el actor que necesitaban. Esto es lo que ocurrió en el caso de 'Predator', ya que quería incluir un cameo en la película que seguramente habría provocados el aplauso de los amantes de la saga al verlo:

El final original de 'Predator'

La versión inicial del guion firmado por Black y Dekker también se centraba en Quinn (Boyd Holbrook) y Rory (Jacob Tremblay), pero en esta ocasión todavía estaban en el bosque tras derrotar al Depredador y acompañados de Casey, el personaje interpretado por Olivia Munn que brilla por su ausencia en el desenlace que hemos podido ver en cine. Todavía están recuperarse del enfrentamiento cuando un helicóptero aterriza cerca de ellos.

La gran sorpresa es que del helicóptero desciende Dutch, el personaje al que dio vida Arnold Schwarzenegger en la primera entrega, y les dice que tienen que ir con él. Entonces Rory pregunta si él también a lo que Dutch responde "especialmente tú". Ahí la imagen cortaba a negro y la película se acababa.

El principal problema fue la negativa del actor a aceptar, quien ya explicó en su momento el motivo por el que no quiso participar en 'Predator': quería una presencia más amplia en la película. Es una lástima, porque a buen seguro habría desembocado en una participación mayor en la hipotética secuela, pero Schwarzenegger tenía todo el derecho a negarse. La pena es que lo que hemos recibido a cambio es peor.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio