Compartir
Publicidad

Secuestrando las películas

Secuestrando las películas
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace tiempo que pienso que tenemos que hablar de esto en Blogdecine. Quizás no es una cuestión directamente cinematográfica, pero sin duda puede afectar dramáticamente a la manera en que accedemos al séptimo arte. Me estoy refiriendo al DRM (Digital Rights Management o Gestión de Derechos Digitales) y al anuncio de toda una gama de tecnologías destinadas a poner restricciones al uso de toda clase de productos por parte de los consumidores.
No quisiera ponerme técnico, ni tan siquiera apocalíptico, pero estamos hablando de cosas como comprar una película que decidirá por nosotros cuantas veces se va a reproducir y en qué aparatos lo hará (y en cuales no). O un reproductor Blu-ray que deberá estar conectado necesariamente a la red, informando puntualmente de qué hacemos con él y bloqueándose si hacemos o vemos algo "no permitido". O un ordenador que responda ante la industria de Hollywood antes que ante su legítimo dueño. Todo esto está inventado, patentado y no falta mucho para que empiece a llegar a nuestras casas.

Nos enfrentamos a la más reciente apuesta de la industria de los contenidos para salvar su obsoleto modelo de negocio. Y no es una amenaza menor. Estas nuevas tecnologías se nos van a presentar como grandes avances, golosas y apetecibles, tentadoras pero implacables. Si queremos ver video de alta definición, estar a la vanguardia, no anclarnos en el remoto y antediluviano DVD, deberemos agachar las orejas y plegarnos a los "derechos" digitales que tenga a bien concedernos la industria.

La cuestión es ¿sabemos cuánto nos jugamos?, ¿aceptaremos que se restrinja aún más el acceso a la cultura?, ¿estamos dispuestos a pagar 50 € por un Blu-ray que podremos ver 10 veces (caso hipotético)? Y yéndonos a la pura distopía ¿le vamos a restar importancia a los primeros pasos que nos conducen irremisiblemente hacia 1984?

Debemos familiarizarnos con las soluciones libres, apostar por el código abierto y los modelos innovadores de negocio. Debemos posicionarnos ya, para contarnos entre los rebeldes que, desde los confines de la galaxia, resisten ante el Imperio. No nos podemos permitir un futuro en el cual para ver Casablanca por trigésima vez nos pidan la tarjeta de crédito.

Xataka | Prohibido trastear con el reproductor de Blu-ray El Blog de Enrique Dans | ¿El cine en casa? Error500 | Windows Vista, DRM y los monitores para el HD Video

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos