‘The Batman’: el estreno en HBO Max confirma que la exhibición cinematográfica ha cambiado para siempre
Otros

‘The Batman’: el estreno en HBO Max confirma que la exhibición cinematográfica ha cambiado para siempre

Podríamos decir eso de "parece que fue ayer", porque tan sólo ha pasado poco más de un mes desde que 'The Batman' llegó a nuestras salas de cine, pero el largometraje de Matt Reeves protagonizado por Robert Pattinson ya tiene fecha de lanzamiento en HBO Max sin coste adicional para sus suscriptores. Será el próximo 18 de abril —a la vuelta de la esquina, vamos—, cuando también estará disponible en alquiler en un buen número de plataformas a precios que oscilan entre los 13 y los 17 euros.

Más allá de lo impactante que pueda resultar el hecho de que, en cuestión de días, vayamos a poder disfrutar desde nuestro sofá de una película estrenada el 4 de marzo, esta maniobra comercial de Warner Bros. pone sobre la mesa la evidencia de que la distribución cinematrográfica que conocíamos hasta ahora —tanto prepandémica como prestreaming— ha cambiado drásticamente y no volverá a ser la misma.

La ventana indiscreta

Los tiempos han cambiado y, junto a ellos, lo han hecho unos hábitos de consumo que van mucho más allá de la experiencia de visionado en sí. Ahora, junto al siempre importante funcionamiento en taquilla, prima que la conversación y el potencial mediático de una producción se sostenga durante el mayor tiempo posible, y los grandes estudios parecen haber llegado a la conclusión de que el mejor modo de mantener la llama encendida es haciendo la transición entre salas y plataformas lo más breve posible.

Con los cines suponiendo una pequeña porción de ese pastel que son los beneficios de un título —que, no olvidemos, productoras y cadenas deben compartir— y convertidos en poco menos que un cementerio para la popularidad una vez se diluye el revuelo en torno al lanzamiento y los últimos días de campaña promocional —las bajadas de asistencia pasadas las dos primeras semanas suelen ser abrumadoras, salvo excepciones—, lo único que queda es acortar la ventana cinematográfica.

En el caso de 'The Batman', cuyo paso por salas comerciales será únicamente de 47 días antes de su salto a HBO Max, continuar siendo exhibida de forma tradicional implicaría además una horquilla de beneficios lo suficientemente baja, estimada en unos 25 o 30 millones durante otros 45 días que completarían la ventana de 90 tradicional que han seguido títulos como 'Spider-Man: No Way Home', como para virar hacia el VOD con tanta celeridad.

Baile de fechas

asda

No obstante, que esta conversación sobre los entresijos de la industria se haya avivado por la trascendencia del filme de DC no significa que Warner sea la única compañía en adoptar medidas similares. Sin ir más lejos, Paramount también ha abandonado la ventana de tres meses prepandémica para abrazar la de 45 días con algunos de sus últimos éxitos como 'Jackass Forever' o 'Scream'.

Por su parte, la todopoderosa Disney aprovecha su inmenso volumen de producción para permitirse experimentar con diferentes apuestas. Por un lado, está relegando grandes cintas de prestigio como 'Luca' o 'Red' directamente a su plataforma de streaming —para descontento del estudio Pixar—, mientras que ha optado por ofrecer bombazos como 'Encanto' a los suscriptores de Disney+ sin coste adicional únicamente 30 días después de su estreno en cines.

Aunque, en esta maraña de fechas, el caso más chocante es el de Universal, cuya estrategia en lo que a ventanas de exhibición respecta tiene mucha más enjundia. La compañía ha optado por dividir sus estrenos en cines en dos categorías: una con títulos que no alcanzan los 50 millones de dólares en taquilla durante su primer fin de semana y otra con los que superan esa suma. Según esta discriminación, las películas más flojas tendrán una ventana de tan sólo 17 días, mientras que las más exitosas no se lanzarán en streaming hasta pasados 31 días.

No hay más que echar un vistazo a cualquier vídeo o contenido sobre cine publicado en una plataforma o red social para comprobar que donde antes aparecían preguntas como "cuándo se estrena", ahora predominan cuestiones como "en qué plataforma está". Nos guste o no, esta es la nueva normalidad para la industria cinematográfica; pero mientras aún podamos disfrutar —los que queramos— de un largometraje en una sala de cine bien equipada, todo el tema de ventanas y modelos de mercado continuará siendo cháchara para las personas de las corbatas y los maletines.

Temas
Inicio