Compartir
Publicidad
Publicidad
Por qué 'Verano 1993' es la mejor película que España podía llevar a los Oscar
Oscars

Por qué 'Verano 1993' es la mejor película que España podía llevar a los Oscar

Publicidad
Publicidad

Parece que la Academia de Cine española ha seleccionado la película con más posibilidades de llegar a los Oscar. Como ya os avanzábamos, esta misma mañana, la Academia de Cine ha proclamado la gloriosa 'Verano 1993' de Carla Simón como candidata a la categoría de Mejor Película No Inglesa en la 90º edición de los Premios Oscar.

La ópera prima de Carla Simón llega hasta aquí tras un extenso recorrido internacional -y lo que le queda-, que se inició con su premiere mundial en el pasado Festival de Berlín donde, entre otros, se alzó con el Premio a la Mejor Ópera Prima de la Berlinale 2017. Y ese fue el primero de innumerables premios y reconocimientos que le han ido lloviendo en los últimos meses -y los que le quedan-.

Y aunque era la clara favorita al puesto, las otras dos películas que optaban a la posibilidad de llegar a los Oscar también habrían tenido, de una forma u otra, alguna posibilidad. Y es que tanto como la cinta de Carla Simón como '1898. Los últimos de Filipinas' de Salvador Calvo y 'Abracadabra' de Pablo Berger, forman un interesante abanico de parte de lo que el cine español actual es capaz de ofrecer.

'Verano 1993', la perfecta elegida

Verano 1993

La pequeña Frida tiene 6 años y tiene que afrontar el primer verano de su vida con su nueva familia adoptiva tras la muerte de su madre. Y aunque esa familia adoptiva es la de su tío, la pequeña se verá lejos de su entorno conocido y deberá adaptarse a su nueva vida. Con esta abrumadora premisa arranca 'Verano 1993', un tema universal que, sin duda, podría cautivar a Hollywood.

La pérdida de la inocencia, el enfrentamiento a la muerte a tan temprana edad y ese sentimiento agridulce que transmite la película, realizados con tal sencillez y delicadeza son las grandes bazas de la cinta. Y si a todo ello le sumas, la maravillosa interpretación de la pequeña Laia Artigas junto al hecho de que se trata de la historia personal de la directora, termina resultando una combinación explosiva.

Además, 'Verano 1993' está dirigida por una mujer -es la tercera mujer que representa a España en los Oscar-, y eso en plena lucha por la igualdad en Hollywood podría darle puntos; es una ópera prima y está en catalán, un hecho, que aunque para unos pueda sonar a provocación -y más en estos momentos-, es un gran sinónimo de nuestra enorme diversidad cultural.

Por último, la película ya cuenta con una amplia carrera internacional y cualquiera medianamente interesado en lo que pasa en el circuito cinematográfica internacional conoce de su existencia y del pequeño milagro que obra. Un viaje que empezó en Berlín, Málaga, Estambul, Buenos Aires, Cannes, Londres, Ucrania... ¡Ah! Y ya tiene distribución en USA.

Así que sí, 'Verano 1993' es la perfecta elegida. Y su sensibilidad y maravilloso estilo contemplativo y delicado y emocionante, podría hacer que los corazoncitos de los académicos de Hollywood se acongojen.

¿Qué habría pasado con las otras?

Los Ultimos De Filipinas

Aunque '1898. Los últimos de Filipinas' de Salvador Calvo y 'Abracadabra' de Pablo Berger tienen sus ventajas y evidencian el variado potencial de nuestro cine -aunque aquí en su cara más mainstream-, probablemente ninguna de las dos pasara el corte, mientras que la cinta de Simón tiene todas las papeletas para hacerlo. Sobre todo teniendo en cuenta que se enfrenta a títulos tan potentes como los de 'Happy End' de Michael Haneke o 'The Square' de Ruben Östlund.

Por un lado, '1898. Los últimos de Filipinas' es una ópera prima. Y aunque eso, en el caso de Carla Simón no es ningún impedimento debido al ya extenso recorrido internacional de la película, en el caso de Salvador Calvo sí podría serlo al no ser un nombre reconocido o no haber causado buzz internacional previamente, y todo eso, a pesar de las buenas críticas recibidas en nuestro país.

Por otro lado, la cinta protagonizada por Luis Tosar y Álvaro Cervantes trata un acontecimiento muy concreto -y bochornoso, no lo negaremos- de la historia de España. Un evento que, quizá a nosotros, nos apetezca conocer más de cerca porque no es que hablemos mucho de ello -por el bochorno-, pero que a Hollywood probablemente no le importe un pimiento.

Y por último, una de las grandes bazas de '1898. Los últimos de Filipinas' es su puesta en escena, su carácter bélico y su diseño de producción. Pero sólo lo es para nosotros, ya que no estamos acostumbrados a grandes despliegues de medios y amplias capacidades de producción. Sin embargo, para Hollywood, probablemente **se quedaría bastante corta en este aspecto. **

Abracadabra

En el 2012, 'Blancanieves' de Pablo Berger fue la candidata para representar a nuestro país en los Oscar. Sin embargo, la cinta que que revisitaba el famoso cuento a modo de película muda no llegó a pasar el siguiente corte. Aún así, la Academia eligió el nuevo trabajo de Berger, 'Abracadabra' como precandidata y creemos saber por qué.

Y es que a pesar de haber recibido muy buenas críticas en nuestro país y de contar con las grandísimas interpretaciones de Maribel Verdú y Antonio de la Torre, su estatus de comedia algo surrealista y con un sentido del humor particularmente muy español, quizá la convertían en un trabajo demasiado local para conquistar Hollywood.

Además, es muy díficil que una comedia llegue a entrar en esta categoría de los Oscar. Para que una comedia alcance este nivel, su personalidad y el mundo interior creado por el realizador debe ser MUY especial y quizá tener un mensaje más cautivador y provocador -al estilo Almodóvar o Damián Szifrón y sus 'Relatos Salvajes'- o entrañable como 'Belle Époque' de Fernando Trueba, ganadora del Oscar a la Mejor Película de Habla No Inglesa en 1993.

Y es que si hay algo que tenemos claro es que la competencia es dura. Más de 80 países mandan sus mejores películas a probar suerte cada año y sólo 5 serán finalmente las que llegarán a la gala de los 90º Premios Oscar. Por suerte, con 'Verano 1993' en la mesa...esperamos tener muchas posibilidades y ver a Carla Simón y las pequeñas Laia Artigas y Paula Robles pasear por la famosa alfombra roja.

¿Había mejores candidatas?

Incierta Gloria

Aunque las tres películas candidatas eran una muestra ejemplar de los diferentes tipos de cine que se hacen en nuestro país, lo cierto es que había otros títulos que podrían haber pertenecido a ese trío de películas, aunque la que iba a ser la seleccionada estaba más que clara y era más que evidente.

Por ejemplo, la potentísima 'Incierta Gloria' de Agustí Villaronga, que a espera de ver los estrenos españoles de otoño, tiene todas las papeletas a formar, junto a 'Verano 1993' el top 5 de las mejores películas españolas del 2017. ¿El punto débil que hizo que no entrara entre las candidatas? Probablemente, que también es en catalán y sobre la Guerra Civil. Y eso ya parece que es demasiado.

Otros dos títulos de los que se ha hablado mucho, y que podrían haber sido buenas y arriesgadas elecciones son otras dos óperas primas: 'Júlia ist' de Elena Martín y 'No sé decir adiós' de Lino Escalera. Ambas muy alabadas por la crítica, pero quizá demasiado indies para los miembros de nuestra Academia de cine.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos