Compartir
Publicidad

'Arma letal 5' no existirá porque Mel Gibson ha dicho "no"

'Arma letal 5' no existirá porque Mel Gibson ha dicho "no"
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El guionista Shane Black y el productor Joel Silver estaban recuperando otra de esas sagas que parecían muertas porque sus protagonistas eran demasiado mayores, pero que están volviendo en forma de aluvión. En este caso se trataba de 'Arma letal' ('Lethal Weapon'). Sin embargo, Mel Gibson, ha decidido pasar del tema y su decisión de no continuar en la franquicia ha sido la detonación de un arma letal para la serie que, probablemente, ya no continuará.

Existe aún la posibilidad de que Black y Silver se decidan a continuar. Recordemos que Chris Rock aparecía en la cuarta como el yerno de Danny Glover y ahora podría convertirse en protagonista. Pero si lo que hacen es darle más escenas a Joe Pesci en su papel de Leo Getz porque ahora sería el más famoso, el resultado puede ser algo molesto de escuchar. Es decir, sin Gibson tendría poco sentido continuar salvo que tomen el título para crear algo casi de la nada.

El australiano declaró sobre el papel de Martin Riggs: "Estoy seguro de que alguien está cociendo algo, pero no yo. Quiero decir que ¿cuántos años pueden tener estos tíos? Sería una película de acción sobre jubilados. Pero, eh, puede que haya todo un mercado para eso", declaró Gibson. Y viendo 'Rambo', 'La jungla de cristal' e 'Indiana Jones' pues una diría que sí que lo hay. Se anunció que Shane Black, guionista de la primera 'Lethal Weapon' y co-guionista de la segunda, tenía un guión que reuniría a Gibson con Danny Glover en el papel de Roger Murtaugh. Se lo presentó al productor Joel Silver, y éste pensó que sería bueno que fuese Black, quien había debutado en la dirección en esa divertida película llamada 'Kiss Kiss Bang Bang' en 2005, quien la dirigiese.

Richard Donner, director y productor de las cuatro primeras, había sido excluido del proyecto de hacer una quinta parte, así que expresó: "Me gustaría pensar que Mel la rechazó porque yo no estaba involucrado." Añadía que "el proyecto está más bien muerto, salvo que alguien tenga el sentido común de ofrecérmelo a mí".

Donner, que se consideraba como un "autor" con respecto a esta saga, se sintió dolido. "Joel Silver esperó para ponerla en marcha hasta que mi contrato había expirado. Muy típico de este tío que ni siquiera estaba cuando empezamos", dijo el director. "Es una pena porque Channing Gibson, que escribió el guión de la cuarta, y Mike Riva, un diseñador de tres de ellas, yo mismo y Derek [Hoffman, socio de The Donner Company] teníamos un argumento increíblemente fuerte para la quinta. Pero no se nos dio la oportunidad y creo que yo podría haber convencido a Mel, pero Warner decició dársela a Joel Silver."

Se dice que Donner puede estar un poco paranoico y que quizá no ha sido tanto que Silver estuviese esperando a que acabase el contrato como que el guionista apareció con una idea en ese momento. Y yo añadiría lo que ya decía más arriba: hasta entonces no se lo habían planteado porque la lógica decía que era imposible resucitar algunas franquicias, pero ahora que lo hacen otros, pensarán "¿Por qué no yo?". Además, la cuarta era tan mala que, si la garantía de Donner viene de que los autores de aquélla han creado algo para la nueva, es normal que la productora quiera ir por otro camino.

Además, Gibson es tan sumamente famoso ahora mismo que es muy poco probable que hubiese aceptado de todas formas, al igual que Glover, y eso lo admite hasta el propio Donner: "para provocarlos y emocionarlos y que quieran hacer una quinta, tendría que ocurrírsenos algo tan sólido y único y tan pensado para sus personajes… Sin eso me imagino que pensarán 'eso ya lo he hecho. Ya he pasado por ahí'".

No me parece una mala noticia. Estaría de acuerdo con resucitar algo si la idea fuese tan buena que no se puediese resistir, pero aquí está claro que lo que les mueve es el sucio lucro, como tan sinceramente declaraban los Sex Pistols cuando se reunieron. Ya la cuarta era infumable y, si Gibson no se hubiese hecho célebre, la saga se podría haber convertido en una de esas cosas interminables de las que ya sólo se sacan directos a vídeo.

Alguna de las entregas me entretuvo bastante, para ello sólo había que hacer el ejercicio de apagar el cerebro y no pensar en las fascistadas que se decían, pero es una cosa habitual que hay que hacer para disfrutar del cine o la televisión estadounidense. La tercera tenía un papel para Rene Russo que estaba bastante bien.

Donner ha dirigido a Gibson en 'Conspiracy Theory', 'Maverick' y preparaban juntos 'Sam and George'.

Vía | L. A. Times

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio