Compartir
Publicidad

Directores novatos que debutaron con un blockbuster

Directores novatos que debutaron con un blockbuster
38 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En la imagen superior podéis ver a Christopher Nolan con Wally Pfister, su director de fotografía desde que diese el salto a Hollywood con la excelente 'Memento' (2000). Sin embargo, su relación profesional no se repetirá en 'Interstellar' (2014), ya que Pfister ha dado recientemente el salto a la dirección con 'Transcendence' (2014), un blockbuster que ha estado muy lejos de recaudar lo que se esperaba.

¿Es un error confiar una producción de estas características a un director novato? No es la primera vez que pasa algo así y los cineastas que han tenido la ocasión de debutar de esta forma lo han hecho con una suerte desigual. Más abajo encontraréis a seis directores que debutaron con un blockbuster, el resultado de su experiencia y qué ha sido de su carrera tras ese lujosa primera experiencia tras las cámaras.

David Fincher

David Fincher

No descubro nada a nadie si digo que David Fincher se ha convertido en uno de los mejores directores del Hollywood actual, pero su carrera como director estuvo a punto de limitarse a una única película: 'Alien 3' (1992). Fincher era por aquel entonces un reputado realizador de videoclips y spots publicitarios que había hecho realidad su sueño de dirigir una película de la franquicia iniciada por Ridley Scott en 1979, pero pronto se convertiría en una pesadilla.

Los problemas con Fox fueron constantes durante el rodaje, siendo el guión y el presupuesto los temas recurrentes en las discusiones entre el estudio y el joven director, quien años después llegó a declarar que nadie odia la película más que él. Se supone que 'Alien 3' costó 50 millones de dólares, aunque son muchas las voces que señalan que el presupuesto oficial se elevó en al menos 10 millones más, pero luego consiguió recaudar casi 160 millones, cifras superiores a la de las dos anteriores entregas.

Fincher decidió regresar al rodaje de videoclips y anuncios tras la pésima experiencia en el cine, pero apenas pasarían tres años hasta que rodase 'Seven' (1995). Eso sí, estuvo casi dos años sin tan siquiera leer un guión de un largometraje, comentando públicamente que preferiría morirse de un cáncer de colón que volver a hacer una película. Por suerte para todos, el libreto de 'Seven' escrito por Andrew Kevin Walker le gustó tanto que no pudo resistirse.

Simon West

Simon West

Simon West comenzó su carrera en el mundo audiovisual trabajando como montador para la BBC, dando luego el salto al mundo del videoclip y de los spots comerciales hasta que Jerry Bruckheimer le dio la oportunidad de rodar la entretenida 'Con Air' (1997), un notable éxito comercial -su taquillaje multiplicó por tres su presupuesto, consolidando así a Nicolas Cage como efímero héroe de acción del momento- que supuso el inicio de lo que se presuponía como una carrera larga y exitosa.

Sin embargo, 'La hija del general' ('The General's Daughter', 1999) y 'Lara Croft: Tomb Raider' (2001) no tuvieron el éxito esperado y desde entonces apenas ha estrenado otros cuatro largometrajes, dos éxitos como 'Cuando llama un extraño' ('When a Stranger Calls', 2006) y 'Los mercenarios 2' ('The Expendables 2', 2012) y otras dos decepciones económicas como 'The Mechanic' (2011) y 'Contrarreloj' ('Stolen', 2012).

Joseph Kosinski

Joseph Kosinski

Realizador de varios spots comerciales muy bien recibidos en la industria, Joseph Kosinski fue contratado para rodar 'TRON: Legacy' (2010) en 2007, pero como no estaba muy convencido del enfoque de Disney se decidió a luchar por darle su visión personal arriesgando su propio dinero y le salió bien la jugada, ya que la compañía aceptó su punto de vista y le confió 170 millones de dólares para sacarlo adelante. Personalmente, no acabé demasiado satisfecho con el resultado final, pero luego consiguió una taquilla mundial de 400 millones.

Debido al buen resultado de su ópera prima, en Disney vieron con buenos ojos el apoyarle para hacer 'Oblivion' (2013) y Tom Cruise no tardó mucho en subirse al carro. Presupuestada en 120 millones de dólares, la película no consiguió el resultado esperado en Estados Unidos, pero su notable éxito en el mercado internacional la llevó a rozar los 300 millones de recaudación mundial. No pinta mal su futuro, aunque tengo mis dudas sobre que la tercera entrega de la saga 'Tron' acabe haciéndose.

Rupert Sanders

Rupert Sanders

Ganador de varios premios gracias a su trabajo en el mundo de la publicidad, Rupert Sanders fue el hombre elegido por Universal para rodar la ambiciosa 'Blancanieves y la leyenda del cazador' ('Snow White and the Huntsman', 2012), una cinta presupuestada en 170 millones y cuyo rodaje transcurrió sin grandes incidentes. La cosa cambió cuando poco después de su estreno se filtraron unas fotos de Sanders engañando a su esposa con Kristen Stewart, lo cual acabó provocando su divorcio.

El nombre de Sanders se ha asociado a infinidad de proyectos, pero por el motivo que sea aún no ha empezado el rodaje de película alguna. Quizá el hecho de que su ópera prima apenas pueda calificarse como un modesto éxito comercial -recaudó poco menos de 400 millones de dólares- y ese grave incidente en su vida personal le ha alejado de cintas que en condiciones normales hubiese dirigido. Habrá que ver qué le depara el futuro.

Carl Rinsch

Carl Rinsch

El buen hacer visual de Carl Rinsch en el mundo de la publicidad hizo que los ejecutivos de Universal confiasen en él para rodar la soporífera 'La leyenda del samurái: 47 Ronin' (2013), contando para su ópera prima con un abultado presupuesto de 175 millones de dólares. El rodaje arrancó en 2011 y todo parecía ir bien hasta que fue necesario volver a grabar varias escenas y surgieron los rumores de que en Universal habían perdido la fe en él y lo habían apartado de la película.

Los rumores, que llevaban el dato adicional de que el presupuesto se había disparado por encima de los 200 millones de dólares, fueron rápidamente desmentidos. Tras varios aplazamientos, 'La leyenda del samurái: 47 Ronin' se estrenó a finales de 2013 y se convirtió en uno de los mayores fracasos comerciales de todos los tiempos, estimándose que Universal ha perdido la friolera de 152 millones de dólares por su culpa. Dudo mucho que ningún estudio vuelva a dejar acercarse a Rinsch a una película con un presupuesto más o menos holgado.

Robert Stromberg

Robert Stromberg

Robert Stromberg tenía dos Oscar como director artístico en su casa cuando Disney decidió darle la oportunidad de rodar su primera película. Su carrera comenzó a finales de los años 80 y había trabajado en infinidad de apartados dentro de una producción cinematográfica, pero su debut tras las cámaras no se produjo hasta la reciente 'Maléfica' ('Maleficent', 2014).

El rodaje de 'Maléfica' transcurrió sin grandes incidentes y la única posible polémica fue la llegada del director John Lee Hancock para ayudar a Stromberg durante la grabación de escenas adicionales. Pese a su alto coste -unos 175 millones de dólares, variando ligeramente según la fuente consultada-, la cinta protagonizada por Angelina Jolie ha sido un rotundo éxito comercial que ya ha superado los 500 millones de recaudación mundial. Stromberg tiene futuro en Hollywood por mucho que no sean pocos los que hayan odiado su ópera prima.

Menciones especiales

Brad Bird

Seguro que ninguno de vosotros consideraría a 'Mistery Men' (1999) un blockbuster y lo cierto es que yo tampoco, pero la cinta protagonizada por Ben Stiller costó la friolera de 70 millones de dólares y luego ni siquiera consiguió recaudar la mitad. Fue el primer y único trabajo en el cine de Kinka Usher, un respetado director de spot publicitarios que volvió a ese mundillo tras el fiasco de su ópera prima.

He tenido serias dudas sobre la conveniencia de incluir o no a Andrew Stanton y Brad Bird entre los elegidos, ya que antes de rodar blockbusters como 'John Carter' (2012) y 'Misión Imposible: Protocolo Fantasma' ('Missión: Impossible – Ghost Protocol', 2011) habían dirigido varias producciones animadas como 'Los increíbles' ('The Incredibles', Brad Bird, 2004), cuya secuela ya está confirmada por Pixar o 'Buscando a Nemo' ('Finding Nemo', Andrew Stanton y Lee Unkrich, 2003)

Finalmente los incluyo aquí y eso que su experiencia no pudo ser más desigual, pues Stanton fracasó con estrépito -se estima que Disney perdió unos 110 millones de dólares por su culpa- y no le ha quedado otra que volver al cine de animación para ocuparse de la secuela de 'Buscando a Nemo' junto a Angus MacLane, mientras que Bird aprovechó el notable éxito de la cinta protagonizada por Tom Cruise -casi 700 millones recaudados cuando su coste fue de “apenas” 145- para aliarse con George Clooney con el objetivo de dar forma a la prometedora 'Tomorrowland' (2015).

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio