Compartir
Publicidad
Publicidad

Docurealities que nos atrapan (XXXI): Macabro pero cierto

Docurealities que nos atrapan (XXXI): Macabro pero cierto
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cualquiera diría que con la cantidad de ellos que se estrenan cada semana en nuestra TDT, los docurealities son la nueva moda. Y sí, en cierto modo lo son en España, porque por primera vez existe el hueco suficiente en parrilla para albergar todo ese contenido que nos llega del otro lado del charco. Con sus prácticamente 500 canales (sí, hacer zapping era un infierno) existe un público y un hueco para cualquier tipo de programa y, por tanto, un docureality para cualquier tema que se nos ocurra.

El de esta semana, sin embargo, no es nada original ni minoritario; un tema sobre el que giran gran cantidad de programas y formatos, algunos de gran audiencia y otros incluso en nuestra televisión nacional. ‘Dark Matters: Twisted but true’ es un programa producido por Science Channel que se estrenó hace dos veranos y Discovery MAX ha traído a España. Cuenta con tres temporadas, aunque la tercera, emitida la pasada primavera, es una re-visitación a casos de las anteriores pero añadiendo más profundidad e información.

¿De qué va?

Cada episodio se centra en tres hechos reales, experimentos científicos generalmente. En alguno de ellos, la parte científica documental es notable mientras que en otros la base real y comprobada es minúscula en comparación al mito que se ha generado alrededor de ellos. Historias de experimentos extraños, capítulos oscuros de la historia de la ciencia y misterios sin resolver que están muy cerca de la ciencia ficción. Para presentar ‘Macabro pero cierto’ quién mejor que John Noble en una especie de versión oscura de su Walter de 'Fringe'. Noble pone la narración en off a todos los casos que se desarrollan a lo largo de la temporada, potenciando siempre con su voz esa intencionalidad con los asuntos más surrealistas, aunque el doblaje al español ha tomado una vía más seria.

Todos los hechos que se relatan están ilustrados por una representación dramática que cuenta con actores de variable talento para encarnar a los protagonistas de cada historia. La pantalla verde está bien amortizada aquí, ya que el 99,9% de los escenarios están recreados con el minimalismo más extremo (por no llamarlo cutrerío) que se complementa con esas imágenes digitales. Lo que importa es la historia, ¿no? De hecho, otro de los grandes valores de ‘Dark Matters: Twisted but true’ es que, a pesar de todo, consigue ser relevante gracias a su constante juego con el debate sobre los límites morales de la ciencia.

Capítulo 2x01: Lobotomía, Voodoo y el altruismo como truco evolutivo

¿Por qué nos engancha?

Lo reconoceré: las dramatizaciones me pierden. Y estas tienen tanto valor añadido que resulta imposible no quedarse pegado a la televisión. Primero, las historias son reales. Juegan mucho con la especulación y - los que se prestan a ello- con potenciar el lado más fantástico de cada experimento, pero la base está ahí y es interesante, además de que muchos de los casos son conocidos. Claro, el tono tiene que hacer honor al título del programa y el morbo se explota: las (sobre) actuaciones de los protagonistas, el tratamiento nada sutil de la imagen y la sugerente voz en off de John Noble, todo aderezado con testimonios de científicos y expertos en el tema en cuestión; no falta detalle. Ya que cada caso permite un nivel distinto de morbo o ficción, esa variedad también es un valor añadido.

El formato es un factor clave en el enganche pero probablemente su mayor baza sea el contenido. Tono morboso o no, que los temas giren en torno a hechos reales llamativos genera curiosidad. Introducir tres historias distintas en cada episodio que cubren gran cantidad de aspectos científicos y que tienen lugar en épocas variadas es como tirar cien pelotas a una canasta, alguna entra. Buques de guerra que se le transportan durante la II Guerra Mundial (El experimento Philadelphia), intentos de hacer ‘El Planeta de los Simios’ una realidad, la historia real que inspiró a Mary Shelley para su Frankenstein, el peso del alma, los zombies de Wade Davis, la lobotomía…

¿Versión española?

En cierto modo ya la tenemos y se llama ‘Cuarto Milenio’. Depende mucho del caso a tratar, pero tienen algo de contenido en común y el tono del programa de Iker Gimenez tiene un tono moroboso y poca sutileza similares. Este tipo de historias en las que la realidad supera a la ficción llaman mucho la atención al público, sobre todo cuando se tratan temas científicos, así que podría ver una especie de spin off de 'Cuarto Milenio' más centrado en la historia oscura de la ciencia.

Ficha Técnica: 'Macabro pero cierto'

Rick Dale, el restaurador
  • Título Original: 'Dark Matters: Twisted but true'
  • Cadena: Science Channel(EE.UU)
  • Temporadas: 2 (2011 - actualmente)
  • Emisión: Discovery MAX

  • En ¡Vaya Tele! | Docurealities de la TDT

    Temas
    Publicidad
    Comentarios cerrados
    Publicidad
    Publicidad
    Inicio
    Inicio

    Ver más artículos