Compartir
Publicidad

'Broadchurch', el efecto de un asesinato en todo un pueblo

'Broadchurch', el efecto de un asesinato en todo un pueblo
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Últimamente, parece que todas las series policiacas que se estrenan giran en torno a la muerte de un niño o un adolescente. El gran éxito de 'Forbrydelsen' en el Reino Unido ha llevado a que los canales allí se animen a intentar más proyectos que sigan esa línea, en los que la muerte de una persona muy joven nos muestre cómo el mundo a su alrededor se desmorona. No es nada que los daneses hayan inventado, pero son los que más éxito han tenido en los últimos tiempos. En esa línea, ITV ha estrenado 'Broadchurch', un drama de ocho episodios que nos lleva a una pequeña localidad costera del sur de Inglaterra en la que, una mañana, aparece el cadáver de un niño de 11 años en la playa.

Creada por Chris Chibnall, ex colaborador de Russell T. Davies en 'Doctor Who' y 'Torchwood' y responsable también de las primeras entregas de 'Law & Order UK', la serie gira en torno a tres focos de atención principales; la familia del niño, los policías que investigan el caso y una periodista que llega de la ciudad dispuesta a que esa historia la saque de la rutina de rehacer notas de prensa para el periódico. Entre los policías, además, encontramos a un detective que llega nuevo al pueblo y que arrastra un pasado complicado, y al que da vida David Tennant, lo que le ha ganado mucha más publicidad a 'Broadchurch' de la que, tal vez, habría tenido de otro modo.

Un pueblo con secretos

broadchurch2

El asesinato de Danny Lattimer se resolverá al final del octavo episodio, o eso ha dicho Chibnall en todas las entrevistas, pero lo que intentan también es mostrar todo el microcosmos del pueblo. Más que construir una atmósfera inquietante, lo que quieren es hacernos llegar un sentimiento de comunidad, de que allí todo el mundo se conoce y de que esa cercanía puede llevar a que surjan relaciones que se quieran mantener en secreto por el qué dirán, muchas veces. Para la detective Ellie Kemper (una muy humana Olivia Colman), el caso es especialmente difícil porque conoce bien a la familia Lattimer, y su hijo era el mejor amigo de Danny, y le resulta aún más complicado trabajar en él al lado de Alec Hardy, el personaje de David Tennant, que lo ve todo desde fuera. Hardy, por cierto, es demasiado convencional, con esos demonios de su pasado y ese enfrentamiento con la periodista que siguió su anterior caso, pero su relación con Kemper deja algunos buenos momentos.

Lógicamente, la familia Lattimer y su duelo centran buena parte de la atención de 'Broadchurch', en especial en el modo en el que el resto de habitantes del lugar trata a la madre de Danny. Este aspecto podría emparentar a la serie con 'The Killing', pero en realidad, su tratamiento la acerca a otras series inglesas que también contaron un caso desde el punto de vista de los policías, la familia de la víctima y la prensa, como 'Five days'. Por ahora, con tres episodios emitidos, la serie es entretenida y el misterio se va moviendo sin pausa, presentándonos algunos de esos secretos que los personajes ocultan y, aunque evidentemente hay pistas falsas, no les dan una importancia desmedida. El desarrollo de la investigación no está siendo especialmente original, pero está tejiéndose un tapiz que puede resultar interesante conforme nos acerquemos al final. El reparto, por supuesto, está bastante bien, y sí, también anda por ahí Arthur Darvill como el pastor anglicano del lugar, pero de momento no ha tenido demasiado que hacer.

P.D.: Como nota curiosa, en la misma semana en la que se estrenó 'Broadchurch', la BBC emitió la miniserie 'Mayday', que gira alrededor de un tema muy similar. ¿Alguno la habéis visto?

En ¡Vaya Tele! | 'Broadchurch', trailer musical de la nueva serie con aires escandinavos de ITV

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos