Compartir
Publicidad

'Caprica' se estrena correcta

'Caprica' se estrena correcta
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace meses Universal lanzó en DVD el backdoor pilot de 'Caprica' la serie precuela de 'Battlestar Galactica' que tomaría la historia más de cincuenta años antes de la caída de las Colonias y nos contará el origen de los cylon y la situación en las colonia de Kobol que terminarían desencadenando en la Guerra Cylon. El pasado 21 de enero la serie se estrenó en SyFy (básicamente el mismo piloto pero sin tetas) y ya llevamos tres episodios de la serie así que creo que toca hablar de si las primeras impresiones que nos dejó el piloto se mantiene o si, por el contrario, la serie se desinfla.

La verdad es que ni lo uno ni lo otro. 'Caprica' no engaña a nadie y se muestra como un más que correcto drama familiar. Aunque claro, tiene sus matices importantes ya que, mientras un drama típico se queda practicamente estático sin un gran hilo argumental que les guíe (a parte de las idas y venidas, amores, accidentes y episodios sobre drogas, vamos la vida cotidiana), este intenta meter una historia central: El atentado terrorista y todo lo que ello supone. Pero si esperabais el frenético ritmo que llegó a tener 'Battlestar Galactica' podeis iros olvidando.

Tras lo visto en el episodio piloto Daniel sigue intentando ahondar en la Inteligencia Artificial diseñada por su fallecida hija, mientras el desarrollo de los cylons le está dando problemas ya que el éxito que tuvo con el prototipo (en el que introdujo el avatar de su hija) es imposible de reproducir, lo que pone en peligro su contrato con defensa. Su esposa va descubriendo que su hija y ella estaban muy distanciadas, hasta el punto en que afirma publicamente que su hija era terroristas. Mientras tanto Joe Adama sigue reinvindicando su nacionalidad Tauron y mejorar su relación con su hijo y, como podéis imaginar, las declaraciones de Amanda enemistan a Joe y Daniel.

Las tramas que se han introducido prometen bastante y de verdad creo que estamos ante una serie que, aunque no nos está dando episodios sensacionales, sí que provoca interés. Aunque hay cosas que todavía me chirrían un poco, como la hermana Clarice que no sé como termina de encajar y, de hecho, me aburre bastante. Aunque si hay algo que de verdad me chirría es el comportamiento de Amanda Greystone en la serie, simplemente no lo soporto.

Como ya he dicho la serie tiene un ritmo lento pero seguro, todavía está intentando introducir a los jugadores principales de la trama e incluso el discurso social, político y religioso necesita un par de vueltas todavía. Por lo que es una serie que pide paciencia a sus espectadores... la pena es que en estos tiempos la paciencia no existe ya que, a nivel de audiencias no le va nada bien con 1,128 millones de espectadores y 0,4 en los demográficos en su último episodio. Si SyFy ve que no hay más remedio que cancelarla (que espero que no, que el show promete) que avisen con la suficiente antelación como para proporcional un final cerrado a la serie (o por lo menos todo lo cerrado que pueda ser).

P.D. ¿qué os parece el opening de la serie? Porque a mí la verdad es que no me gusta nada.

En ¡Vaya Tele! | Un primer contacto con Caprica

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos