Publicidad

Caso abierto dedica un capítulo a Nirvana

Caso abierto dedica un capítulo a Nirvana
1 comentario

Publicidad

Publicidad

El procedimental Caso abierto siempre se ha distinguido por las impresionantes selecciones musicales que acompañan la acción de sus capítulos. De hecho, la música cumple aquí una función muy importante, la de transportarnos a la época donde ocurrieron los crímenes sin resolver que el equipo de la detective Lilly Morris investiga. Por ello, en los flashbacks que muestran esos crímenes suenan siempre canciones muy conocidas de esos años, éxitos en aquel momento que facilitan mucho el seguimiento de la trama por parte del espectador.

Para comenzar la quinta temporada, la serie se remontará al asesinato de tres niños, ocurrido en 1994, por el que se encerró a dos adolescentes sumidos en el hartazgo y la desesperación propios del grunge y, para ambientar la acción, la banda sonora se centrará, exclusivamente, en el grupo más importante de ese momento: Nirvana.

Los guionistas aseguran que, además de ser muy significativas para la época retratada en ese episodio, Thrill Kill, crean un ambiente y una atmósfera que cuadran perfectamente en el tono del capítulo, en el que Morris debe superar, a la vez, los sucesos del final de la cuarta temporada. Las canciones que se escucharán serán All apologies, Stay away, If you must, Lithium, Drain you, Something in the way, Come as you are y Heart shaped box. No será la primera vez que el grupo de Kurt Cobain, Krist Novoselic y Dave Grohl suene en una serie estadounidense, pero tampoco es algo habitual, porque los derechos de sus canciones no se ceden con tanta facilidad. Antes de Caso abierto, en un episodio de A dos metros bajo tierra sonó All apologies, y en el final de la tercera temporada de Perdidos se pudo escuchar Scentless apprentice.

Tampoco será éste el primer episodio de Caso abierto cuya banda sonora esté centrada en un solo autor. El primero, de hecho, fue La casa, en el que sonaron canciones de Johnny Cash, y después ha habido también capítulos centrados exclusivamente en Bruce Springsteen y U2. Lo curioso del asunto es que estas elecciones musicales, que son una parte inherente de la serie, tienen también la culpa de que Caso abierto no termine de editarse en DVD, ya que los pagos, en concepto de derechos, que deberían hacerse por todas las canciones son astronómicos.

Vía | The Watcher. En ¡Vaya Tele! | Un Caso abierto a ritmo del Boss

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios