Cinco razones para ver 'The Big Bang Theory'

Cinco razones para ver 'The Big Bang Theory'
44 comentarios

A estas alturas, resulta más que sencillo encontrar cinco buenas razones por las que sentarse a disfrutar de una serie como ‘The Big Bang Theory‘. La consagrada comedia ha cumplido ya cinco temporadas y raro es el espectador que no sabe quien es Sheldon Cooper y sus compañeros de aventuras. Desde que se estrenó en 2007, la serie creada por Chuck Lorre y Bill Prady no ha hecho sino crecer en popularidad. Las continuas menciones y premios conseguidos indican que también la crítica la ha respaldado. En España, gracias a su emisión en Neox, las historias de estos científicos han conseguido también gran notoriedad.

La noticia hoy, 27 de septiembre, es que el canal CBS estrena la sexta temporada de esta ficción protagonizada por Jim Parsons y Johnny Galecki. Decir que una serie de humor consigue llegar hasta esta cantidad de capítulos ya dice mucho de la calidad que deben tener sus tramas y giros. Por si todavía no la conocéis, y estáis pensando en darle un oportunidad o, por si, simplemente, queréis recordar algunos de los puntos fuertes de ‘The Big Bang Theory’, aquí van cinco razones por las que esta serie merece (y mucho) la pena.

1. Una serie de científicos

‘The Big Bang Theory’ es una comedia. Pero es una comedia, atención, protagonizada por científicos. Para mí, uno de sus grandes méritos es saber llevar un campo de estudio tan complejo al entendimiento de casi cualquier espectador. Y aquí encuentro un doble nivel: por un lado, me resulta prodigioso el poder hacer chistes con elementos de la física, pero también, reconozco el laborioso trabajo de documentación que los responsables de la serie tienen que llevar a cabo para que ninguno de los enunciados que los personajes formulan sea incorrecto, falso o, simplemente, ridículo.

2. Eterna “nerdolescencia”

tbbt

Uno de los puntos fuertes de la serie y que siempre defiendo como un factor clave para entender su éxito, es la identifación que se produce entre los protagonistas y el espectador. ¿Habéis oído hablar del síndrome de Peter Pan? o más directamente, ¿habéis llegado a los 30 y os encanta seguir jugando a los videojuegos, a los juegos de rol, os gustan los cómics, ver series con vuestros amigos o disfrazaros de algún personaje que marcó vuestra infancia? A mí, sí. Muchos somos los que pertenecemos a una generación a la que nos entusiasma seguir disfrutando de las mismas actividades que realizábamos cuando éramos críos; que vivimos con pasión la llegada de una nueva peli y que nos atiborramos a comida basura sin ningún tipo de censura.

Los protagonistas de ‘The Big Bang Theory’ disfrutan de la libertad económica de un adulto con un trabajo estable. Los “juguetes” que constantemente se muestran en la serie son un hermoso abanico de todas las posibilidades de ocio que tecnología, imaginación y fantasía pueden hacer por el ser humano. Desde volar una cometa a jugar al ‘Grand Thief Auto’, desde asistir a un maratón de ‘El planeta de los simios’ a comprar la máquina del tiempo de la renombrada película. En ‘The Big Bang Theory’, unos empollones con carencias sociales por un tubo, nos recuerdan que todos podemos seguir siendo niños, o, al menos, no tenemos porqué perder el entusiasmo por pasarlo bien.

3. Cameos famosos

A lo largo de estos años, más y más nombres populares se han ido sumando al largo listado de rostros famosos que han aparecido en la serie. Un cameo es un terrón de azúcar extra en toda serie, pero si además, son capaces de integrarse en la trama de una forma tan divertida y bien traída, su aparición se convierte en un momento estelar, que tardará tiempo en olvidarse. En ‘The Big Bang Theory’ han aparecido numerosos actores que ya forman parte del imaginario de cualquier espectador: George Takei, Katee Sackoff o Summer Glau son algunos de los nombres, sin desmerecer a, ya un clásico, Wil Wheaton, que ha protagonizado una divertida trama con Sheldon a lo largo de varios capítulos y, sin olvidar, a uno de los grandes cameos de la última temporada: Leonard Nimoy.

Pero ésta es una serie científica y, por ello, no pueden olvidarse otros grandes nombres que no pertenecen al mundo del espectáculo, y tienen un papel fundamental en el desarrollo físico, tecnológico y evolutivo del ser humano. En la quinta temporada contamos ni más ni menos que con la presencia de Stephen Hawking, pero también cabe destacar los nombres del físico Brian Greene, que además, es objeto de las burlas de Sheldon, del Nobel George Smoot o del co-fundador de Apple, Steve Wozniak.

4. Sheldon Cooper

sheldon

Sheldon es uno de esos personajes que ha traspasado la barrera del individuo único para convertirse en un estereotipo. Si alguien nos comentara que cierta persona o situación es “sheldiana”, seguramente sabríamos perfectamente a qué se está refiriendo. Jim Parsons ha logrado crear un personaje con una identidad muy particular, que ya está siendo profusamente copiado en la ficción. Su rol es el de un individuo inteligentísimo pero sin ninguna habilidad social. No entiende los dobles sentidos y vive pagado de sí mismo, aunque luego necesite a cualquier ser humano en cuanto le da la tos.

Pero Sheldon es sólo uno de los estupendos personajes que nos brinda ‘The Big Bang Theory’. Las personalidades de estos nerds tienen matices que los diferencian y también que permiten que entendamos que sean amigos. En los últimos tiempos, también se han incorporado presencias femeninas, que han levantado muchas polémicas entre los fans sobre la conveniencia o no de que potenciar más las tramas amorosas. Yo soy de los que piensan que su aparición ha hecho que la serie crezca y mejore, y me quedo deslumbrada ante cada intervención de Amy Farrah Fowler.

5. Diálogos picados, divertidos, brillantes

Toda serie debe tener unos buenos diálogos, pero si eres una comedia, tus personajes han de elaborar frases rápidas, contundentes, descacharrantes, y que no queden postizas, por favor, que no sea ese tipo de chiste de estructura “eres más malo que la gallina Caponata…” o “tienes menos gracia que… (un ministro o alto cargo haciendo algo ridículo). Conseguir un equilibrio entre la naturalidad y la incursión de frases divertidas es como un misterio religioso que sólo algunos logran alcanzar. Si además, en tu serie se tratan temas científicos y tienes que hacer humor con el bosón de Higgs o el electromagnetismo, apaga y vámonos. En ‘The Big Bang Theory’ consiguen brindarnos muchos momentos hilarantes, derivados de las situaciones, de los personajes y del increíble universo que han conformado a lo largo de los años.

En ¡Vaya Tele! | Leonard Nimoy en ‘The Big Bang Theory’, la imagen de la semana

Temas
Comentarios cerrados
Inicio