Publicidad

El empuje de las nuevas series inglesas

El empuje de las nuevas series inglesas
10 comentarios
HOY SE HABLA DE

Estamos tardando mucho en verlas por aquí, pero las series que están haciéndose al otro lado del Canal de la Mancha no tienen nada que envidiar a las que nos llegan desde la otra orilla del Atlántico. Esta noche, por ejemplo, sustituyendo a la Liga de fútbol La Sexta estrena Hustle, una producción de la BBC que sigue a un grupo de timadores y a los policías que intentan atraparlos, encabezada por el veterano Robert Vaughn y con otras caras conocidas en el reparto, como la de Jaime Murray, a la que los fans de Dexter conocen como Lila. La serie se emitió entre 2004 y 2007 y es un ejemplo del tipo de producciones que están realizándose en el Reino Unido últimamente. Espoleados por el éxito de series americanas como Perdidos o Mujeres desesperadas, los ingleses se han lanzado a por proyectos originales, con una producción y un reparto cuidados al detalle, y con la ventaja de que las temporadas suelen ser de 6-8 episodios, 13 como mucho, y en casos excepcionales.

Quizás la serie que más ha contribuido a que el resto del mundo se dé cuenta de lo que se está cociendo en las islas británicas sea Life on Mars, que en España puede verse a través de Antena.Neox en TDT. Sus 16 episodios siguiendo las tribulaciones del policía Sam Tyler y su extraño viaje 30 años atrás en el tiempo han hecho que se renueve el interés por estos programas, aunque para verlos por estos lares nuestros, muchas veces, hay que recurrir a métodos poco ortodoxos, por decirlo de alguna manera. La temporada que viene, además, parece que la ABC estadounidense por fin estrenará el remake de esta serie, puesto en marcha por David E. Kelley, del que se rumorea que podría abandonarlo antes de que se emita el piloto.

No será el único remake que los yanquis hacen de programas ingleses, porque ahí están los de Queer as folk, The Office y Blackpool, un musical realmente peculiar que mezclaba la investigación de un asesinato con canciones en playback, y del que la CBS extrajo la fallida Viva Laughlin. También tienen en la nevera el remake de una comedia inglesa friki a más no poder, The IT Crowd, que aquí ha emitido Canal+ como Los informáticos. Esta cadena también nos ha permitido ver humor del más corrosivo que se hace por allí, Little Britain.

Ahora, sólo falta que alguna cadena se anime a emitir, por ejemplo, la miniserie State of play, de la que Hollywood está rodando una película, o Jekyll, un título muy recomendable que actualiza la historia del doctor Jekyll y Mr. Hyde, o una de las series más polémicas de los últimos años, Skins, cuyos adolescentes dejan a los de Física o química como unos pobres aprendices.

Lo que resulta curioso es ver que K3, el canal infantil de TV3, está emitiendo la nueva versión de Doctor Who de lunes a viernes a las 20:45; curioso porque, en la televisión nacional, hemos visto antes su spinoff Torchwood, en Cuatro, y en las madrugadas de los domingos, que las aventuras del nuevo Doctor. Aún es más curioso que estas series, que en el Reino Unido son productos para una audiencia amplia, en general, terminen convertidos en series de culto minoritarias fuera de sus fronteras. Pero hay vida más allá de las series de la HBO.

Vía | Fórmula TV En ¡Vaya Tele! | Antena 3, dispuesta a hacer un remake de Life On Mars, Las series americanas se inspiran en las inglesas

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios