Publicidad

El episodio en directo de '30 Rock' es una pequeña maravilla

El episodio en directo de '30 Rock' es una pequeña maravilla
13 comentarios

Publicidad

Publicidad

El episodio en directo de ’30 Rock’ no ha sido un eslabón más en la cadena de capítulos de la serie, sino que se ha convertido en un homenaje a sí misma, en una fiesta donde todos sus protagonistas han dado lo mejor de sí. Y ha funcionado. Todo podía salir mal en ese capítulo, pero las tablas en el directo de los actores, las estrellas invitadas y un guión lleno de sketches al estilo ‘Saturday Night Live’ salvaron con nota esta prueba de fuego para la serie.

Hacer un episodio en directo es relativamente fácil para una sitcom, donde apenas hay un par de escenarios y las cámaras casi no se mueven, pero en una comedia como ‘30 Rock‘, de ritmo endiablado y situaciones muy variadas, la cosa se complicaba muchísimo. No obstante, el equipo al completo se ha lucido, y han demostrado que más allá del guión y la trama, la magia del directo supone un plus de interés que no decepciona.

La NBC emitió dos episodios de la serie esa noche, uno para la costa este y otro para la costa oeste. Sólo hay que echar un vistazo a ambos para ver las diferencias entre uno y otro, con interpretaciones diferentes de un mismo guión y situaciones cuasi espontáneas que se vieron en un capítulo y no en otro. Pero por encima de las pequeñas diferencias de interpretación, los guionistas también incluyeron chistes diferentes en ambas versiones, como la cabecera de inicio de la serie o los gags en la publicidad, conviertiendo cada capítulo en una pieza potencialmente diferente que deben ser disfrutadas por separado. En el vídeo a continuación tenéis todas las diferencias recogidas.

En ’30 Rock’ también supieron encajar de la mejor forma a la gran cantidad de estrellas invitadas que utilizaron en este capítulo especial. Por ejemplo, ¿cómo arreglar las continuas referencias al pasado de la serie? Pues metiendo a Julia Louis-Dreyfus como imitadora de Liz Lemon. Fue un recurso estupendo, divertidísimo y una forma brillante de arreglar el tema de los flashbacks tan frecuentes en la serie sin tirar de piezas grabadas.

También fue una decisión acertada el no meter a Jon Hamm o al Dr. Spaceman en la trama simplemente por tratarse de un episodio especial. Ambos tuvieron su minuto de gloria anunciando productos durante la publicidad de ‘TJS with Tracy Jordan’, y sobre todo me alegro de que no metieran con calzador al personaje de Jon Hamm, cuya historia en la serie está ya más que cerrada (el del Dr. Spaceman sí se podría haber justificado de otra forma). Mención especial a Rachel Dratch, que interpretó a su enésimo personaje diferente en la serie, esta vez una limpiadora, y de la que uno nunca se cansa de ver.

¿Todo fue perfecto en el capítulo? Ni mucho menos. Varios planos quedaron exageradamente mal, en más de una ocasión se colaron las cámaras en la pantalla y algunos actores (sobre todo Tracy Morgan y Alec Baldwin) miraron excesivamente de reojo para buscar su siguiente línea. ¿Empañó esto la grandeza del capítulo? Para nada, más bien forma parte de ese aura espontáneo y acelerado del que se nutre este capítulo. No es el mejor episodio de la serie y a nivel de guión no aporta casi nada a la historia, pero el ’30 Rock Live Show’ es un espectáculo diferente, y la prueba evidente de que muchísimas otras series (comedias y dramas) también deberían animarse a hacer un capítulo en directo.

En ¡Vaya Tele! | Las claves del capítulo en directo de ’30 Rock’

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir