Compartir
Publicidad
El mejor episodio de... 'Friends'
Series de ficción

El mejor episodio de... 'Friends'

Publicidad
Publicidad

Cuando recientemente estrenamos esta nueva sección del blog, me sentí personalmente insultada por el hecho de que la primera serie elegida no fuese 'Friends'. Una comedia generacional de la que todos los que la veíamos religiosamente (una y otra vez) recordamos muchos episodios con cariño; una comedia que tantos años después sigue siendo una sitcom de referencia a pesar de que el formato haya cambiado tan drásticamente.

La magia está en sus personajes, en el cuidado y cariño que la serie tiene por ellos. Y en sus guiones, claro. Redondos, equilibrados, divertidos. Por eso ha sido tan difícil elegir sólo uno. Porque todos nos acordamos cuando Ross se broncea demasiado o cuando comprueban si el Gordo Feo Desnudo está muerto. Es imposible no pensar en todos los magníficos especiales de acción de gracias (¡el futbol! o en la panda escondida en la habitación de Mónica mientras Ross y Rachel discuten. Sabemos lo que es Unagi y tomamos partido en aquello de tomarse un descanso.

Hace poco que se emitió el especial a James Burrows del que os hablamos aquí, que incluyó una reunión de cinco de los seis amigos hablando del director y de anécdotas de la serie. Qué mejor excusa para hacer el esfuerzo de elegir los capítulos más memorables. Y ya nos hemos decidido, aquí están los episodios favoritos de 'Friends' de los editores de Vaya Tele.

'The One Where No One's Ready' (En el que nadie está listo, 3x02)

Este siempre será uno de los episodios más divertidos de ‘Friends’. Gran parte de eso recae en el hecho de que la acción ocurra casi a tiempo real: Ross tiene menos de media hora para conseguir que sus amigos se preparen y salgan con él hacia un acto benéfico del museo donde trabaja. No es que las sitcom clásicas encajen demasiado en el término, pero casi podríamos denominarlo un bottle episode, ya que todo ocurre en el salón del piso de las chicas con ellos seis.

El equilibrio entre todas las tramas funciona a la perfección en este episodio. Rachel no sabe qué ponerse (y posteriormente se enfada con Ross), Phoebe hace Phoebeadas, Joey y Chandler se pelean por una silla y Mónica está obsesionada con un mensaje que Richard ha dejado en el contestador. Es admirable cómo el timing de cada uno con su trama evoluciona con respecto a la del resto (incluido Ross, que es el que tira de todas) para crear una dinámica divertidísima que nunca ofrece descanso. Y, por supuesto, nos regala una de las frases míticas de la serie. (Adriana)

“Look at me, I’m Chandler! Could I be wearin’ any more clothes?” —Joey

'The One with the Embryos' (El de los embriones, 4x12)

En este episodio -IMO, el mejor y la prueba es que todos queríamos elegir éste-, un acontecimiento cualquiera acaba teniendo consecuencias inesperadas. El efecto mariposa empieza con Rachel y Monica desesperadas con la gallina de Joey y Chandler -Pollita-, que ha resultado ser gallo. Es la escena antes de los créditos y parece que no vaya a tener mayor trascendencia. Hasta que se pican en una conversación cualquiera -quién conoce mejor a quién-; Monica se deja llevar por su... bueno, por ella misma, y acaba jugándose su propio piso en un divertidísimo concurso "televisivo" inventado por el freak del grupo (Ross).

Lo paradójico del asunto es que eso que siempre ha molestado a Chandler -que nadie sepa en qué trabaja- le acabe haciendo ganar un apartamento y protagonizar la imagen del capítulo, con su entrada triunfal a lomos del galgo de porcelana. Por si fuera poca trama para un episodio, tenemos a Phoebe como co-protagonista, hablándole a los embriones fecundados de su hermano a la espera de ser inseminada. La confirmación de la buena nueva y la bizarra frase de Frank ("¡mi hermana va a tener a mi bebé!") acaba distrayendo la atención del drama que viven sus amigos (y el episodio). Y además, marca el inicio de una de las mejores etapas de Phoebe en la serie que descubrirá nuevas facetas del personaje. (Lorena Papí)

'The One With Ross's Wedding' (El de la boda de Ross, 4x23 y 4x24)

Elegir un sólo episodio de una serie como 'Friends' es de esas cosas tan traumáticas que hasta producen malestar físico. Pero creo que en esta lista no podía faltar el final de la cuarta temporada, con ese viaje a Londres, el cameo de la duquesa de York, y unas idas y venidas que hacían presagiar una buena colección de momentazos inolvidables que nos tuvieron a los fans tan pendientes de lo que pasaba como lo estaba la pobre Phoebe y su barrigón de trillizos.

Esto es muy cruel para con la pobre Emily, pero nunca nos hemos alegrado tanto de que una boda salga mal, sobre todo, porque ver a Ross traicionado por su subconsciente y su amor por Rachel fue una secuencia con la que los espectadores hacíamos la ola. Y, en fin, como no teníamos bastantes emociones, ahí vivimos el inicio de la historia de otra de nuestras parejas preferidas, la formada por Chandler y Monica, con un descubrimiento que lanzaría nuevas y suculentas tramas en las siguientes temporadas. (Noelius)

'The One Where Everybody Finds Out' (En el que todos se enteran, 5x14)

"¡Mis ojos! ¡Mis ojos!" 'Friends' tuvo, probablemente, mejores episodios y momentos cómicos más inspirados, pero el instante en el que Phoebe descubre que Chandler y Mónica están liados es uno de los más recordados por esa mezcla de absurdo y enredo que sólo ese personaje podía encarnar en la serie. El capítulo arranca, además, con una excusa que, inicialmente, no parece nada del otro mundo: el tío feo desnudo del apartamento de enfrente se muda y Rachel y Phoebe acompañan a Ross a verlo, porque está pensando alquilarlo.

Así da inicio un episodio en el que todos los personajes se dedican a engañar a los demás, creyendo que saben que los otros no saben que ellos lo saben, dejando pequeños malentendidos que realmente figuran entre los más graciosos de la serie. Con la excusa de que Ross no tiene que enterarse antes de que Monica se lo pueda contar por sí misma, 'Friends' dio muestras de lo bien que se le daba el enredo un poco absurdo entre todos sus protagonistas. (Marina)

'The One with the Rumor' (El del rumor, 8x09)

Los cameos siempre fueron una de las principales armas de 'Friends' para evitar caer en la rutina y el de Brad Pitt se encuentra entre los más divertidos de la serie. Desde la propia idea de su odio hacia Rachel hasta los sucesivos descubrimientos que van haciéndose al respeto -la serie siempre se lució cuando tocaba hablar del pasado en el instituto de sus protagonistas- y también sobre el secreto de Ross.

Tan efectiva es la trama que en esta ocasión domina por completo el episodio, pero es que también hay tramas menores pero tronchantes, como la que aprovecha el buen comer de Joey o la forma de escaquearse que tienen Chandler y Phoebe, quien también hace que te partas de risa con su atracción hacia Will. Sólo le faltaría aprovechar algo más a Monica, pero es que tal y como es ya es una joya del humor. (Mikel)

Hasta aquí nuestros episodios elegidos. Se han quedado muchos en el tintero así que, ¿cuáles son vuestros favoritos? También podéis echar un ojo a otras selecciones de mejores capítulos. Tenemos 'Breaking Bad', 'Perdidos' y 'Community': El mejor episodio de...

En ¡Vaya Tele! | Diez años sin ‘Friends’: por qué sigue siendo una sitcom de referencia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio