Compartir
Publicidad

Emmys 2014: Mejor dirección de drama, comedia y miniserie

Emmys 2014: Mejor dirección de drama, comedia y miniserie
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aunque hemos entrado en el terreno de las categorías más importantes en este repaso a las nominaciones de los Emmy, abro un pequeño paréntesis para volver sobre los llamados apartados técnicos que personalmente son de los que más disfruto de la ficción televisiva. Ya hablé de los guiones, y esta vez toca echar un ojo a los directores nominados. Mientras que en el cine la figura del director es la más destacada y relevante de un título, en televisión son los showrunners o productores ejecutivos los que copan ese tipo de atención; también en cierta medida los guionistas, que con frecuencia coinciden con los anteriores.

Tradicionalmente el papel del director quedaba en un segundo plano salvo algunas excepciones de nombres que se han hecho en la pequeña pantalla como Tim Van Patten, Jack Bender o Alan Taylor. Sin embargo las cosas han cambiado. Es un gran momento para ser director de televisión y destacar en ello; cineastas de cierta trayectoria y renombre han migrado al medio, provocando que la publicidad también se nutra de ese apartado técnico y permitiendo así que el foco tenga más relevancia incluso en caso de gente menos conocida.

Mejor dirección de drama

Tras haber ganado con la serie de Scorsese hace un par de ediciones, Tim Van Patten recibe su octava nominación en ésta categoría con Farewell Daddy Blues, el final de la cuarta temporada de ‘Broadwalk Empire’. No he seguido la serie por lo que no puedo valorar su trabajo al igual que me ocurre con Carl Franklin, que se estrena en los Emmy con su nominación por el Capítulo 14 de ‘House of Cards’. Todas las temporadas de ‘Downtown Abbey’ han tenido una nominación en ésta categoría; bueno, más o menos. El primer año Brian Percival recibiría el premio por el Series 1, cuando el drama de época de ITV jugaba en el apartado de miniserie. Desde entonces, ha competido en drama y no se ha llevado ningún premio a casa, que probablemente sea lo que ocurrirá con David Evans este año.

bb6.jpg
Rian Johnson, el gran olvidado de la categoría

Y no es de extrañar porque la categoría es realmente fascinante. Miremos el trabajo de Neil Marshall con el trepidante The Watchers on the Wall de ‘Game of Thrones’, por ejemplo. Su espectacular puesta en escena hace lucir el presupuesto, es adrenalítica, consigue crear clímax emocionales con personajes de protagonismo exclusivamente episódico y tiene un plano secuencia, que en televisión siempre es algo a reseñar. De hecho, es por el episodio de ‘True Detective’ que acaba con aquel impresionante plano secuencia que tanto dio que hablar, Who Goes There, por el que Cary Joji Fukunaga opta al premio.

El sexteto lo cierra Vince Gilligan, guionista y showrunner de ‘Breaking Bad’ que se guardó el dirigir el último episodio de su serie y por el que ha sido nominado. El dramón de Walter White siempre ha destacado en éste apartado técnico pero me temo que el factor último episodio (y que sea la-serie-de-Vince-Gilligan) ha hecho brillar a Felina por encima de otros episodios de dirección excepcional, como es el caso de Rian Johnson y su estimulante trabajo en Ozymandias. Si éste fuera el episodio nominado, se llevaría cinco Emmys si de mí dependiera; estando las cosas como están, mi voto sería para Neil Marshall pero la academia seguramente optará por el también merecedor Fukunaga.

Mejor dirección de comedia

Los tres últimos Emmys a mejor dirección en comedia han ido para ‘Modern Family’ que vuelve a estar nominada por el divertidísimo Vegas, en el que Gail Mancuso resuelve estupendamente la puesta en escena de un guión que es puro enredo (y que merecía estar nominado). 'Glee' suele colarse con alguno de los highlights de su temporada y Paris Barclay (otro de esos nombres hechos en televisión) vuelve a estar nominado por su trabajo, esta vez por 100.

orange-is-the-new-black2.png

‘Episodes’ se estrena en la categoría con el noveno episodio de la temporada, que firma Iain B. MacDonald. El hecho de que fácilmente se podría afirmar que no es un aspecto especialmente destacable en la comedia de Showtime es un detalle que demuestra cuán orgánico es el trabajo de dirección. Aunque el grueso de lo mejor de ‘Episodes’ está en el guión (y por ello siempre ha sido nominada), un planteamiento con este tipo de humor tan incómodo, que emana cierto aire mockumentary aunque no lo sea, requiere un manejo excelente de la puesta en escena y –sobre todo- de dirección de actores.

Louis C.K opta al premio por Elevator Part 6 de 'Louie' y Mike Judge (que ya había recibido unas cuantas nominaciones antes por ‘El Rey de la Colina’) está en la lista con Minimum Viable Product, el primer episodio de su serie, ‘Silicon Valley'. El sexteto lo cierra Jodie Foster con uno de sus episodios de ‘Orange is the New Black’, Lesbian Request Denied y también uno de los dos a los que podría haber optado –pero de ‘House of Cards’ la academia ha preferido otro capítulo. Mancuso ya ganó el año pasado y el hecho de que Foster sea una figura reconocida, que el episodio esté centrado en uno de los personajes más memorables de la prisión de Netflix y que su protagonista sea la también nominada no-premiada Laverne Cox, puede jugar muy en su favor.

Mejor dirección de miniserie

HBO ha hecho el favor de su vida a FX enviando ‘True Detective’ a la categoría de drama; de otra forma ‘Fargo’ probablemente habría quedado bastante más escondida. Sin embargo, ha conseguido un buen puñado de nominaciones, dos de ellas en esta categoría. Colin Bucksey se estrena en los Emmy con Buridan’s Ass y Adam Bernstein (quien formaba parte de la larga lista de productores ejecutivos de ’30 Rock’ cuando ganó mejor comedia en 2007) opta por el primer episodio, The Crocodile’s Dilemma. La cualidad y calidad visuales de ‘Fargo’ han sido un sello de identidad desde el inicio, y esa atmósfera tan conseguida bien puede valerle el premio.

fargo.jpg

FX tiene en su haber otra nominación aquí por 'American Horror Story: Coven', la de Alfonso Gomez-Rejon por Bitchcraft, un buen episodio de arranque en el que se establecen una dinámica divertida entre las protagonistas en un tono llamativo que le hacía mucho bien (y que nos engañó). La tercera temporada de ‘Sherlock’ ha sido fantástica a nivel de guión pero uno de los aspectos más destacables ha sido la evolución formal que ha sufrido, el juego que ha desenvuelto la narración a través de la puesta en escena y ciertas señas visuales ha sido estimulante y clave para la conexión del espectador con el personaje y su forma de ver el mundo, algo que culminó en His Last Vow, por el que Nick Hurran está nominado.

El resto de huecos de la categoría lo completan dos películas para televisión de HBO: ‘The Normal Heart’, de Ryan Murphy y ‘Muhammad Ali’s Greatest Fight’, de Stephen Fears (‘Las amistades peligrosas’, ‘Alta Fidelidad’). Me sorprendería que en esta categoría no premiasen a una serie que obviamente les ha gustado (‘Fargo’) en favor de un nombre (Fears) o de un tema relevante y trascendente (Murphy), que es por lo único que 'The Normal Heart' ha dado de qué hablar en realidad; pero con los Emmy nunca se sabe.

En ¡Vaya Tele! | Repaso a las categorías de los Emmy 2014

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos