Publicidad

'Fear the Walking Dead', un apocalipsis en condiciones pese a la ausencia de sorpresas
Series de ficción

'Fear the Walking Dead', un apocalipsis en condiciones pese a la ausencia de sorpresas

Publicidad

Publicidad

Sospecho que la práctica totalidad de seriéfilos dieron al menos una oportunidad a 'The Walking Dead' en su momento, algo lógico si tenemos el fenómeno de masas en el que se convirtió rápidamente. La cuestión es que eso hace que ya todos seamos conscientes tanto de sus debilidades como de sus fortalezas, pero sobre todo de su inconsistencia, ya que ha tenido una enorme cantidad de altibajos.

Eso ha provocado que algunos espectadores, entre los que me incluyo, perdieran la paciencia y decidieran dejarla de lado. El problema adicional de todo esto es que provocaba cierta pereza hacia 'Fear the Walking Dead', esa suerte de precuela y spin-off que AMC se sacó de la manga para seguir explotando el éxito de su serie estrella. Por mi parte, he de reconocer que vi el primer episodio poco después de su estreno y posteriormente me desentendí de ella. Sin embargo, esta pasada semana decidí darle una segunda oportunidad y, pese a sus defectos, me alegro de haberlo hecho.

La consistencia sin brillo de 'Fear the Walking Dead'

Fear The Walking Dead Imagen

Todos aquellos que hayan visto ya una cantidad importante de películas de zombis saben ya cuáles son las soluciones argumentales más habituales, por lo que la forma de presentar cómo el mundo de 'Fear the Walking Dead' se va a la porra no va a ofrecerle grandes novedades. De hecho, mi compañero David señaló muy acertadamente que el primer episodio apuntaba hacia un drama bastante convencional cuya mayor preocupación era la presentación -y la definición- de sus protagonistas, y eso es algo que ha seguido siendo así incluso cuando la importancia de los muertos vivientes ha crecido de forma exponencial.

La cuestión es que ese primer episodio algo más flojo y monótono son las raíces necesarias para el arco inicial que ha contado 'Fear the Walking Dead' en estos primeros seis episodios: El mundo se va a la mierda y nadie puede evitar que los zombis reinen a sus anchas, por lo que la única salida posible es huir de ellos. No es algo nuevo, pero lo importante es que Dave Erickson, su showrunner, tenía claro qué era lo que quería contar y cómo iba a hacerlo.

El resultado de esa aparente contradicción entre historia y muy vista y un showrunner con las ideas claras es que la primera temporada de 'Fear the Walking Dead' ha sido un gran ejemplo de consistencia sin brillo. Esto quiere decir que no han echado mano de giros absurdos y han dejado que la historia se tome su tiempo y avance con calma -aunque ese flashforward de un episodio a otro fue un poco anticlimático- hasta llegar al punto de destino. Entiendo que esto pueda ser desesperante para algunos, pero una vez se asume el ritmo de la serie, es mucho más sencillo disfrutar de ella.

Un apocalipsis reposado y (sobre todo) en off

Ataque Zombi en

Personalmente, disfruté mucho con la parte del segundo y el tercer episodio en el que varios de los protagonistas se encuentran protegidos en el interior de una tienda mientras el caos se desata en el exterior. Ahí lo importante era ver cómo eso ayudaba a evolucionar a los personajes ya conocidos y qué nos decía de los que acabábamos de conocer. No fueron grandes revelaciones, pero sí las suficientes como para que realmente empezara a preocuparme por lo que pudiera pasarles, algo en lo que el episodio piloto no había hecho un gran trabajo.

Además, su salida al exterior seguida del regreso al -nuevo- hogar de Travis tampoco hizo gala de ningún efectismo para saciar el apetito de los espectadores ansiosos por ver a los zombis de acción, cuando la verdad es que con esa mirada desafiante a través de la ventana de la tienda ya dice mucho más que con el enésimo ataque de otra horda de muertos vivientes -que sí, es mucho más espectacular y vistoso, pero tampoco se debe abusar-.

Los militares y

Acto seguido pasamos a esa parte militar que no puede faltar en un relato zombi, y tampoco el hecho de que su eficacia protectora es cuestionable y que siempre van a mirar por el beneficio propio. Quizá sabedores de ello, los guionistas volvieron a aprovecharlo para darnos nuevos detalles sobre los protagonistas, siendo el problemático pasado de Daniel lo más llamativo, pero también ha servido para que Travis deje de ser una persona tan confiada -brutal la paliza que da al soldado en la season finale- y, en general, para mejorar un poco a todos ellos.

Es cierto que siguen sin ser personajes que realmente hayan dejado marca en mí, pero esa consistencia de la que hablaba antes también se ha contagiado a ellos y al menos no me dan igual -hasta han conseguido que la muerte de Liza me importara cuando era un personaje con muchísimas papeletas para ser objeto de mi desprecio-, que es lo que acabó pasando en 'The Walking Dead' por su molesta inercia de profundizar en ellos solamente a veces, y no siempre con demasiado acierto. En lo referente a los actores, una corrección indiscutible, pero tampoco hay ese necesario brillo para que la cosa destaque más.

Escena de

En el último episodio tampoco ha faltado esa dosis de destrucción zombi que seguro que muchos estaban deseando y que la verdad es que creo que tuvo un efecto mucho mayor al esperado por haberse hecho esperar, ya que también ha provocado un verdadero giro dramático en lugar de ser un mero golpe de efecto. Eso sí, no me sorprende que justamente este episodio haya estado rodado por el único director que ya se había ocupado de un capítulo de 'The Walking Dead', ya que también ha sido el más dinámico de todos y eso ha hecho que se pueda disfrutar de él también por ello, aunque no quiero que esto suene a crítica hacia los anteriores, pues considero que tenían el ritmo adecuado.

Ahora la gran duda está en saber qué camino tomará 'Fear the Walking Dead' en su segunda temporada. ¿Seguirán nuestros supervivientes la aventura en solitario hasta encontrarse de lleno con un peligro del que no todos podrán escapar? ¿Irán apareciendo nuevos personajes para que luego puedan ir deshaciéndose de la mayor parte de ellos, pudiendo así conservar a la mayor parte de verdaderos protagonistas?

Por mi parte, me encantaría la idea de explorar una nueva sociedad en una isla dejada de la mano de dios en la que, por desgracia, también acabe resurgiendo la amenaza. De hecho, la premisa del spin-off de 'Fear the Walking Dead' se presta a ello -justo encima de estas líneas podéis ver su primer episodio-, ya que ese problemático avión bien podría acabar estrellándose en esa isla. Con todo, espero que consiga dar un necesario paso adelante, pues la solidez puede acabar dando a la rutina en una temporada con más del doble de episodios que la primera...

En ¡Vaya Tele! | Edición USA: 'Agents of SHIELD' y 'Fear the Walking Dead' "mejoran", 'The Muppets' y 'Empire' bajan y más

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir