Compartir
Publicidad

'Golden Boy', un procedimental policíaco que poco brilla

'Golden Boy', un procedimental policíaco que poco brilla
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya he perdido la cuenta de series procedimentales policíacas que tiene en su haber la cadena americana CBS. Es más, estoy segura que si se lo preguntamos a ellos, tienen que pararse a contarlas. Pero la posición del canal es bastante entendible: si a fin de cuentas es un estilo que tradicionalmente siempre les ha funcionado, ¿por qué renunciar a él? Basta con introducir algo distinto en cada proyecto, una característica interesante y original sobre alguno de sus protagonistas, para que la serie ya tenga su propia personalidad.

O al menos eso es lo que intentan. En 'El Mentalista', por ejemplo, tenemos a un gracioso y extravagante tipo que hace deducciones y las "vende" como si fuera algo sobrenatural. En 'Golden Boy', uno de los estrenos que la "cadena del ojo" se ha guardado hasta midseason, nos cuentan la vida del comisario más joven de Estados Unidos, que con sólo 35 años ha conseguido llegar al puesto más alto de la Policía de Nueva York.

La historia de la serie se divide en dos líneas temporales. Por un lado tenemos al joven agente Clark, recién nombrado detective de homicidios tras salvar a su compañero y convertirse en todo un héroe mediático. Por otro, siete años después, vemos en formato de flashforwards al ya comisario Clark ejerciendo su puesto. ¿Cómo ha llegado ahí? ¿Qué ha sido de sus compañeros? ¿Y de su familia? Todas estas incógnitas se irán desvelando a medida que va avanzando la serie.

Como idea, he de reconocer que el planteamiento me gusta mucho. Pero la ejecución falla con todas las de la ley, nunca mejor dicho. ¿Por qué? En mi opinión, ni el personaje protagonista ni el actor que le da vida están a la altura del papel. Nos venden a Clark como un joven ambicioso, inexperto, con ganas de comerse el mundo y dispuesto a lo que haga falta por ascender. ¿El problema? Que eso no se ve reflejado en pantalla.

Golden Boy Poster
Los carteles engañan

"El poder tiene su precio", rezan algunos de los pósters de la serie, pero esto no queda patente en el drama. Le falta un poco más de épica, un poco más de profundidad y, quizás, un poco más de "oscuridad" (sorprende el retrato tan blanco que hacen de Nueva York, en este aspecto 'Blue Bloods' le da mil vueltas). 'Golden Boy' es una serie blanda, un quiero y no puedo, al que a pesar de todo intentan dotar de un trasfondo. No lo consiguen.

El actor protagonista, el eslabón más débil

El personaje, de entrada, está mal perfilado. En la serie no se ve a un detective que sería capaz de todo, sino a un niñato que no sabe lo que quiere y que, por supuesto, tiene que ayudar a la oveja descarriada de la familia (qué iba a ser una serie de policías sin esta carga emocional añadida). Por muy novato que sea, carece del carisma que se esperaría de un personaje así. Pero sin duda lo que menos me convence es el actor protagonista, Theo James.

Golden Boy
Los secundarios, preguntándose cómo le han dado a este hombre el papel protagonista

A muchos os sonará porque James salía en la primera temporada de 'Downton Abbey'. Lo único destacable de su papel en 'Golden Boy' es cómo disimula su acento inglés. Su personaje no es fácil, estamos de acuerdo, y se supone que pese a apenas cambiar nada en aspecto físico, sí que se debería reflejar una evolución entre las escenas actuales y las escenas del futuro. Pues bien: no lo consigue. El mirar fijamente hacia el infinito a través de las enormes ventanas de su despacho no le otorgan esa experiencia, esa sabiduría que se supone que su personaje debería tener.

Golden Boy
En otras series, quizás este aspecto tendría menos importancia y quedaría algo oculto frente al papel de los secundarios (que en 'Golden Boy' no destacan pero tampoco decepcionan) pero, cuando toda la trama gira en torno a un elemento que no te encaja y que te saca continuamente de la historia, al final te acaba pareciendo una serie sosa que los "casos de la semana" no llegan a conseguir salvar. Una pena, porque la premisa era de "oro" pero la ejecución no llega al bronce.

En ¡Vaya Tele! | Así queda el primetime americano de esta midseason 2013

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio