Compartir
Publicidad

'Homicidios', un piloto decente

'Homicidios', un piloto decente
37 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Quizá fue porque me esperaba algo peor, porque había perdido la esperanza en Telecinco o porque ayer se alinearon los planetas y me afectó más de la cuenta. Lo cierto es que el piloto de ‘Homicidios‘, la nueva ficción policiaca que la cadena decidió estrenar anoche, me resultó más interesante cuanto más me adentraba en él. Esto no quiere decir que no encontrara algunos errores que me disgustaran, pero el sabor de boca final que me dejó el primer capítulo de la serie fue dulce, el suficiente como para despertar mi interés por el próximo episodio.

‘Homicidios’ cumplió su objetivo pese a estar llena de varios elementos que están más que explotados en las series americanas más exitosas en la actualidad. ‘El mentalista’, ‘CSI’ o ‘Mentes criminales’ son algunas de las ficciones que más claramente influyen en ‘Homicidios’. Todas ellas están presentes en el primer episodio y suponemos que también estarán en los que están por venir. Pero este hecho no me importa si lo que nos tienen preparado está a la altura de lo que ya hemos visto, ya que no sería la primera ficción que se desinfla pese a presentar un piloto más que aceptable.

Lo mejor que nos ha presentado ‘Homicidios’ ha sido su historia. Esperaba un episodio propio de un simple procedimental y me alegré bastante al descubrir que los guionistas habían decidido ir más allá, poniéndonos ante un capítulo que ha ido creciendo cuanto más nos adentrábamos en él, para al final dejarnos la historia a medias. Ahora sólo sabemos que este asesino en serie va a dar mucho juego en el futuro y que tiene a Tomás Sóller (Eduardo Noriega) en su punto de mira. Su búsquera parece que va a ser el elemento fundamental de la ficción, un hecho que devuelve el misterio a Telecinco tras la despedida de ‘Punta Escarlata’. Quienes hayan visto el episodio hasta el final difícilmente habrán podido resistirse a engancharse. A mí, al menos, me ha convencido y me ha dejado con ganas de saber qué pasará próximamente.

Entre los aspectos aceptables de la serie se encuentran los actores. Los principales no son ni tan malos como algunos critican en Twitter ni tan buenos como con los que desearía contar cualquier serie que apuntase alto. Es cierto que quizá estemos ante una de esas ficciones en las que los actores secundarios resultan más creíbles que los principales, pero ya digo que, dejando preferencias y gustos personales al margen, estos nos destacan precisamente por su malhacer. Una de las menciones especiales se la lleva el personaje de Eduardo Noriega y su frase “Manolete si no sabes torear ¿pa’ qué te metes?” (sí, es absurdo, lo sé), que convirtió en una auténtica burla uno de los momentos que se suponían más intensos del capítulo. La segunda mención especial va para Marian Aguilera, que vuelve a colocarse la bata de forense una vez más pese a haber estado cuatro años interpretando a una en ‘Los hombres de Paco’. El temor a encasillarse no existe para ella.

Y, entre las cosas malas, la excesiva duración del primer episodio, rondando una vez más los ochenta minutos y alargando una historia que estaría mucho mejor narrada en capítulos más cortos. Este hecho sólo empeorará en el futuro, cuando las pausas de publicidad sean más numerosas y largas que las que incluyeron en el episodio de ayer. Quiero pensar que llegará el día en el que las televisiones nacionales se pongan a trabajar seriamente en este aspecto, porque ya sabemos de sobra que crear episodios tan largos sólo consigue perjudicar cualquier producto que quiera presentar una historia medianamente decente. Aún así, ‘Homicididos’ logró mostrar ayer un buen arranque. A partir de ahora estaremos atentos a lo que está por venir en el futuro.

En ¡Vaya tele! | ‘Homicidios’ llegará en septiembre a Telecinco

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos