Compartir
Publicidad
'Juego de Tronos' 5x05: El invierno se resiste a llegar
Series de ficción

'Juego de Tronos' 5x05: El invierno se resiste a llegar

Publicidad
Publicidad

Al fin hemos llegado a ese momento de la quinta temporada de 'Juego de Tronos' en el que nadie ha podido ver un episodio con anterioridad, por lo que nadie ha podido colarnos con anterioridad un spoiler del mismo, ya que no son pocos los detalles en los que la serie se ha distanciado del original literario. Ha sido además uno de los episodios que deberían funcionar como punto de eje entre lo visto con anterioridad y los acontecimientos que deberían dejarnos con la mandíbula desencajada según vaya acercándose el final de temporada, pero lo cierto es que me ha dejado un sabor agridulce.

Ya he comentado en varias ocasiones que hace tiempo que decidí abandonar la lectura de los libros al tener claro que 'Juego de Tronos' iba a terminar por alcanzarlos y superarlos, por lo que no tengo claro hasta qué punto tiene su origen en ellos la incómoda sensación de que siguen dando vueltas sobre las mismas ideas sin terminar de dar el paso adelante necesario para que todo se precipite -y no es que no estén pasando cosas, al contrario-, algo que se ha acrecentado en 'Matad al chico', el episodio emitido anoche por HBO.

Los movimientos de los tres líderes

Muerte por dragón

Hace ya tiempo que tengo claro que el entrenamiento de Daenerys para ser una reina fiable había entrado en punto muerto, recuperando una y otra vez ideas ya expuestas en temporadas anteriores. Eso parecía haber llegado a su fin en la estupenda escena en la que decide actuar a las bravas con la ayuda de sus dragones, pero más tarde termina volviendo sobre sus pasos para finalmente mostrar su lado más calculador con esa peculiar "propuesta" de matrimonio.

Mi miedo es que acabe desdiciéndose de nuevo, pues todo lo que rodea a la Khaleesi me hace pensar que simplemente no está preparada para ejercer como líder y sigo sin confianza en que eso vaya a cambiar en breve. De hecho, aún no entiendo que siga empeñada en reinar en Meereen en lugar de dirigirse de una vez hacia Westeros para recuperar su auténtico reino. Cierto que al final del cuarto episodio vimos la nueva amenaza a la que ha de hacer frente y los peligros de la misma -aunque todo lo relacionado con Gusano Gris y Missandei sigue dejándome un poco indiferente-, pero, nuevamente, es una idea ya explorada con anterioridad.

Jon Nieve

Mucho más efectivo está siendo Jon Nieve, pero también tiene ante sí un grave problema que puede estallarle en la cara, ya que él es consciente del peligro que se avecina y de que la unión hace la fuerza, pero su plan tiene demasiados detractores, en parte por no ser capaz de hacerles entender la gravedad de la situación. Además, el hecho de tener que ganarse la confianza de los salvajes representa la ocasión perfecta para que intenten acabar con él, un gran líder que simplemente no tiene el apoyo necesario.

Por su parte, Stannis ha seguido demostrando que es un gran estratega que da su justa importancia a todos los peligros -¿por qué él es el único aspirante al trono que demuestra una preocupación real por los caminantes blancos?- y también a todos los detalles necesarios sobre cuándo se ha de librar una batalla. Él me está pareciendo el personaje más mejorado de lo que llevamos de temporada, pues hasta hace bien poco vivía demasiado plegado a los designios de Melisandre y es ahora cuando realmente estamos conociéndole.

Ojo, no me olvido del resto de aspirantes al trono, pero es que este quinto episodio ha dejado de lado a no pocos personajes, algo que también se ha dejado notar y que imagino que se solucionará la semana que viene con otro episodio pensado para terminar de posicionar a los personajes y encaminarlos ya definitivamente hacia el final de temporada. La cuestión es que me da la sensación de que va a ser más interesante que el que ahora nos ocupa...

Los chanchullos de Winterfell

Ramsay y Sansa

Despreciable es la palabra que mejor describe a Roose y Ramsay Boolton y me encantaría ver cómo Stannis Baratheon acaba con ellos de una forma especialmente cruel, pero eso, si es que llega a suceder, aún tendrá que esperar, y tampoco voy a quejarme mucho si sirve para que tengamos más charlas tan intensas como el momento en el que el primero le confiesa al segundo cómo "conoció" a su madre.

No obstante, ha sido Ramsay el que ha gozado de un mayor protagonismo en el episodio, complicando hasta límites insospechados su relación con Sansa por culpa de su peculiar utilización de su mascota, el antiguamente conocido como Theon Greyjoy y actualmente condenado a ser Reek. Espero que la serie incida en este punto más adelante, ya que cuenta con la baza de poder decir que no asesinó a Bran y Rickon, por no hablar del hecho de que Ramsay sabía perfectamente que Sansa ya le había visto y decidió ignorarlo.

Además, Sansa ya ha recibido una clara muestra de que cuenta con apoyos en el norte, pero conociendo su mala suerte seguro que eso no acaba en nada bueno. Lástima también que Meñique haya estado desaparecido en combate, pero uno siempre ha de tener claro que puede aparecer en el momento más insospechado con un malvado plan para el disfrute de nuestro lado más perverso.

Los dúos dinámicos

Tyrion y Jorah Mormont

Siempre defenderé que una de las cosas que mejor hace 'Juego de Tronos' son aquellas tramas centradas en dos personajes, tanto por la, muchas veces inesperada, química que acaban compartiendo como por la aportación específica de su historia a la serie. En el caso de Brienne y Podrick ha habido ya alguna escena bastante estimulante, pero en el episodio de ayer apenas aparecieron en una secuencia de transición en su misión de proteger a Sansa.

Para el final he dejado a Jorah y Tyrion, un dúo especialmente improbable que ya ha empezado a dar sus frutos, tanto por el momento en el que el primero acaba lo que está recitando el segundo como por el aumento en la interacción entre ambos. Tampoco nos podemos quejar de la pelea contra los hombres de piedra y seguro que el hecho de que Jorah haya sido tocado por uno de ellos da mucho juego en el futuro, porque su calma habitual pronto derivará en una carrera contra el reloj, quizá no tanto por sobrevivir como por el mero hecho de reconciliarse de alguna manera con Daenerys antes de convertirse en una de esas criaturas...

Tres Tyrions y medio
Con 'Matad al chico' se confirma mi impresión de que esta quinta temporada es una transición hacia la etapa definitiva de la historia y que además este episodio en sí mismo también es transición de cara a lo que sucederá a final de temporada. No es para nada algo malo y ha habido un puñado de grandes escenas, pero el invierno se sigue resistiendo a llegar y eso es algo que se está dejando notar, ya que la serie ya ha perdido esa frescura de antaño...

En ¡Vaya Tele! | Seguimiento de la 5ª temporada de 'Juego de Tronos'

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos