Publicidad

La sitcom de Dorne
Series de ficción

La sitcom de Dorne

Sí, no podemos dejar de pensar en 'Juego de Tronos' ni por un segundo. La quinta temporada terminó hace un mes pero parece que la frase "Se acerca el invierno" es uno de los mejores consuelos para esta ola de calor que no termina nunca. Ahora, las grandes secuencias y los giros ya han dejado su poso en nosotros, quizá, incluso algunos están revisionando los capítulos y llegando a nuevas reflexiones.

Ver los Reales Alcázares de Sevilla en una serie de HBO es muy guay. Casi hasta nos podemos sentir orgullosos, como si nosotros los hubiéramos edificado, piedra a piedra. El reino de Dorne, el misterioso y soleado lugar que nunca se había visto en pantalla, ha tenido en la ciudad andaluza un bonito escenario. Pero, aparte de todo eso, ¿qué es lo que nos ha contado esta trama? y a lo mejor más importante, ¿cómo nos lo ha contado?

Una trama muy distinta

Maxresdefault

Los que habéis leído los libros sabéis que la trama de Jaime Lannister no puede ser más distinta que la se plantea en la pantalla. No diremos más al respecto, pero cuando supimos que el actor estaba por Sevilla, nos llenamos de curiosidad por ver qué nos mostraría ese nuevo giro. Pues bien, una sitcom, de aventuras y acción, pero una sitcom familiar, al fin y al cabo, es lo que hemos visto en Dorne.

Jaime y Bronn se van a buscar a Myrcella (quien seguramente es muy infeliz) y a ver cómo se las apañan para entrar en palacio. No problema. En la siguiente secuencia los vemos, totalmente caracterizados de guardias, paseando por los jardines, y encontrándose, muy casualmente, con Myrcella. Ese momento disfraz, unido a la facilidad para saltarse las medidas de seguridad es bastante cómico, aunque se ve ampliamente superado por el diálogo: "Anda, ¿pero qué haces aquí?"

Seguramente, la cima de esta sitcom tan peculiar venga con la secuencia en la que Bronn y las Serpientes de Arena se convierten en vecinos de prisión. Tengo que reconocer que el papel que se les ha dado a estas chicas a las que particularmente tenía muchas ganas de ver no me ha podido decepcionar más. Como Pajares y Esteso en sus buenos tiempos, Bronn cae rendido ante el hechizo de unos pechos turgentes.

Todos los públicos

Dorne3

La sitcom se completa, al fin, con una alocada secuencia familiar en la que todos con todos hablan de porqué son enemigos y qué pena porque los chicos tendrán que casarse que se quieren mucho y eso es lo importante. Luego tenemos un giro en el que Myrcella es envenenada, pero como ya comentó mi compañera Lorena, yo tampoco creo que la sangre llegue al río, sobre todo, porque no pega nada con el tono del resto del relato.

Pensemos pues, ¿a quién se le ocurriría desarrollar el universo de Dorne de una manera tan ligera? ¿Es un error haber cargado de momentos cómicos estas tramas? Creo que una de las posibles explicaciones radica en el hecho de que, oh, sorpresa, 'Juego de Tronos' es una serie para televisión, que necesita abrirse a todo tipo de públicos, también a los que se ríen cuando Bronn es "seducido". La necesidad de hacer productos más comerciales pone en un brete a los creadores que, algunas veces, tienen que jugar con fuego con los instrumentos de qué disponen para conseguir una audiencia mayor y mayor.

Pero, en fin, una vez más, los que hemos leído los libros no podemos evitar ponernos cansinos con las diferencias entre serie y novela y preguntarnos con gran temor qué va a sucederle a Jaime Lannister en los libros, después de la vis cómica demostrada en esta trama y que, ya sabemos perfectamente, es bastante improbable que se desarrolle en los textos. Estamos condenados a vivir una tortura con cada uno de estos cambios pero esperemos que no siempre sean tan traumáticos.

En ¡Vaya Tele! | Juego de tronos (Quinta temporada)

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios