Publicidad

Más magia en la cuarta temporada de 'True Blood'

Más magia en la cuarta temporada de 'True Blood'
31 comentarios

Publicidad

Publicidad

Para muchos espectadores, el verano no empieza hasta que HBO no estrena la nueva temporada de ‘True Blood‘. En cuanto vuelven las locuras de los vampiros de Alan Ball, es signo inequívoco de que ha llegado la época del calor, las bebidas fresquitas y las series dispuestas a cualquier cosa para divertir a sus espectadores. Y ‘True Blood’ no tiene ningún reparo en probarlo todo. Humanos, vampiros, cambiaformas, hombres lobo, hadas y, ahora, brujas se suman a los humanos y sus diversos dramas en un primer capítulo que confirma que la serie no se toma a sí misma demasiado en serio y que presenta algunos cambios en las situaciones de los personajes para los siguientes episodios.

Estos cambios vienen motivados por la estancia de Sookie en esa tierra de las hadas que, por un momento, parecía sacada de un capítulo con más presupuesto de ‘Embrujadas’, y que parece anticipar una mayor importancia de los componentes mágicos. Nos deja ver que las hadas tienen una agenda oculta y que su país está suspendido en el tiempo; Sookie pasa allí unas horas pero, cuando regresa a Bon Temps, en realidad ha estado fuera más de un año, y algunas cosas ya no son como ella las conocía. De hecho, determinados cambios pueden resultar muy interesantes más adelante, como lo que parece que va a ser una exploración más en serio del lado oscuro de Bill, y que el triángulo (o lo que sea) entre él, Eric y Sookie aún va a complicarse más porque el rubio vampiro ha comprado la casa de ella y, así, Sookie le pertenece ahora.

trueblood_bill

Hay más cambios por ahí. Jason es ahora policía y se dedica a ayudar a la gente pantera, Tara ha huido de Bon Temps y Lafayette entra en contacto con un aquelarre de brujas que quieren aprovechar sus habilidades especiales. De primeras, ninguna de las tres tramas se presenta de un modo especialmente interesante, aunque el pasado de Lafayette bien puede estar a punto de jugarle malas pasadas por culpa de esa medium a la que interpreta Fiona Shaw. También vemos en qué estado anda la relación entre Hoyt y Jessica, y lo que vuelve a notarse es que, probablemente, haya demasiados personajes y tramas secundarias para sostener el interés a lo largo de todo el capítulo. Depende, claro, de si nos gustan esos personajes o no, pero se ven quizás muy distantes entre sí. Tal vez, más adelante, sus tramas se entrecrucen más.

Seguramente, los fans echareis de menos a Russell, y habrá que ver cómo evoluciona la trama de Bill como rey de los vampiros (relacionado de algún modo con las brujas). Este primer capítulo deja algún diálogo muy divertido, una interesante contraposición entre Bill y Eric y Pam siendo Pam, además de tener a Sookie otra vez en una situación que puede ser comprometida. Reconozco que, con esta serie, yo tengo una relación de amor-odio, de ir viéndola y abandonándola, y este inicio de la nueva temporada me ha resultado muy entretenido a veces y, en otras ocasiones, poco interesante (las subtramas de Jason nunca me han convencido, y ésta tampoco lo hace). ¿Cómo lo habéis visto vosotros? ¿Qué esperais de esta cuarta entrega?

P.D.: Canal+ organizó, por segundo año consecutivo, un preestreno del primer episodio de la nueva temporada en un cine de Madrid. Acompañados por más gente y en pantalla grande, la serie resulta más divertida, y la secuencia de títulos de crédito luce espectacularmente bien. En España, la cuarta entrega de ‘True Blood’ se verá en septiembre.

En ¡Vaya Tele! | ‘True Blood’ interesa pero no mata

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios