Publicidad

'Rizzoli & Isles', casos convencionales salvados por una pareja con gran química

'Rizzoli & Isles', casos convencionales salvados por una pareja con gran química
5 comentarios

Publicidad

Publicidad

Uno de los éxitos del verano en Estados Unidos ha sido 'Rizzoli & Isles', la serie policíaca que TNT estrenó haciendo tándem en su parrilla con 'The Closer'. Ya sabemos que adapta los libros de Tess Gerritsen sobre la detective de homicidios de Boston, Jane Rizzoli, y la forense Maura Isles, y cuando hablamos de los dos primeros capítulos comentamos que su pareja protagonista funcionaba muy bien, y que necesitaba pulir algunos detalles, especialmente en los casos que investigaban.

Una vez finalizados los 10 capítulos de su primera temporada, la relación entre Jane y Maura sigue siendo la razón principal por la que ver la serie. Angie Harmon y Sasha Alexander, que no son ajenas a las series de este género, despliegan en pantalla una química fácil, natural y muy divertida de ver, y las conversaciones entre ellas que salpican aquí y allá los episodios son lo más logrado de la serie. El modo distinto que tienen de ver el mundo favorece esos momentos y charlas a lo 'Bones', y le otorgan a todo una ligereza que, no obstante, se dejó de lado para su último episodio y para el cliffhanger con el que nos dejan hasta el próximo verano.

Ese cierre de temporada vuelve a la seriedad del caso del piloto, con Rizzoli y Isles encerradas en la comisaría, tomada por un grupo de mafiosos que tiene un infiltrado allí, y con el hermano de Rizzoli gravemente herido. Como es habitual en estos casos, hay mucha tensión, situaciones difíciles y decisiones complicadas y, para mí, se les va un poco la mano con todo esto. El sacrificio de Rizzoli es un clásico para los finales de temporada, y otra muestra de que no le tiene miedo a casi nada. La serie funciona mejor en el aspecto de las relaciones entre los personajes y los casos, de momento, no son nada del otro mundo.

rizzoli_review
Pero, como decimos, Jane y Maura están muy conseguidas, y la familia de Rizzoli ha resultado ser un divertimento que no desentona, como ocurre a veces en estas series. Ya les gustaría a títulos basados en la atracción entre su pareja protagonista tener la dinámica que tienen ellas dos (no os sorprendáis si empezáis a ver por Internet homenajes a ambas al estilo de Xena y Gabrielle), y el buen rato que te hacen pasar justifica pasar por alto tramas más convencionales. Además, casi han resuelto ya las zonas oscuras del pasado de ellas, especialmente el de la doctora Isles (un poquito estilo Brennan), así que veremos por dónde van en la segunda temporada.

En ¡Vaya Tele! | 'Rizzoli & Isles', una extraña pareja que necesita trabajar más

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios