Compartir
Publicidad

'Sin identidad' y sin ofrecer lo prometido

'Sin identidad' y sin ofrecer lo prometido
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La ausencia de 'El Príncipe' hizo que Antena 3 estrenara anoche su nueva ficción. La cadena dedicó el prime time del martes para lanzar 'Sin identidad' con la necesidad de tener un nuevo éxito en su programación. Su actual parrilla no consigue aventajar a Telecinco en audiencias, lo que ha provocado que la principal cadena de Atresmedia perdiera la ventaja conseguida en el liderato al comenzar el año. En este sentido, 'Sin identidad' buscaba conectar con los espectadores que se quedaron huérfanos tras el final de la primera temporada de 'El Príncipe'.

Con los datos de audiencia en la mano podemos decir que sí se ha conseguido ese trasvase de espectadores, ya que 'Sin identidad' consiguió 4.931.000 de seguidores y un 25,7% de share en su primer episodio. De nuevo nuestra ficción consigue unos datos excelentes que demuestran la expectación que había levantado este nuevo drama, presentado como una historia de venganza llevada a cabo por una mujer tras conocer que fue robada nada más nacer. Pero, en el primer capítulo, la venganza se quedó en nada, llegando a crear un sentimiento de traición y presentando el primer capítulo con un envoltorio bastante descafeinado.

Lo ofrecido en este capítulo piloto sí que se mueve en torno a otra historia centrada en un bebé robado, donde incluso hay cabida para una monja con cara de pocos amigos involucrada en lo ocurrido. Observando estos elementos se entiende que en un primer momento 'Sin identidad' tuviera el nombre de 'Robada', un título que probablemente se cambió para desligar la historia de las miniseries lanzadas por Telecinco y Antena 3 que giraban en torno este tema. Así, se ha intentado que los espectadores tuvieran la sensación de que 'Sin identidad' era algo más, un sentimiento que no hemos tenido al seguir el primer episodio de la serie.

Lo ofrecido en 'Sin identidad' comenzaba con una potente escena de inicio, donde vimos el escape de la protagonista de esa cárcel china donde estaba recluida y de la que no sabemos cómo llegó allí. Se trató de un guiño a 'El conde de Monte Cristo', uno de los pilares en los que se basa su historia, con el que incluso compartió método de fuga y con el que encontraremos algunas similitudes más a lo largo de su desarrollo. Lo cierto es que, observando esta presentación, podíamos pensar que la ficción española seguía su avance, presentando un inicio con fuerza que se fue disolviendo a medida que transcurrió el resto del episodio.

Junto al personaje de María, encarnado por Megan Montaner, nos sumergimos en ese eterno flashback que nos rompió el molde de lo que esperábamos ver. La venganza tenía que esperar y a cambio nos adentrábamos en la historia de su familia y el descubrimiento de su robo siendo bebé, algo que perdió fuerza y seducción y nos dejó con la miel en los labios. Quizá habría sido más interesante continuar la historia en la actualidad y dejar ese pasado para pequeños flashbacks a lo largo del episodio. En vez de eso obtuvimos lo contrario, una historia centrada en un flashback con muy pequeñas dosis de lo que ocurría en el presente, provocando cierto desencanto entre los que consideramos 'Sin identidad' como la 'Revenge' española.

SinIdentidad

La venganza tendrá que esperar y, por lo que pudimos ver en el adelanto del próximo episodio, más de lo que querríamos. Con esta elección, 'Sin identidad' pierde parte de su potencial, ya que además de centrarse en ese flashback, no consiguió ofrecer un ritmo que hubiera colocado a la ficción como un entretenimiento mayor. Curiosamente, la agilidad a la hora de desarrollar las tramas fue una de las claves que ayudó al éxito 'El Príncipe', algo que por ahora no se ha visto en 'Sin identidad' pese a que el episodio terminó pidiendo a gritos una mayor tensión dramática en su desarrollo.

'Sin identidad' cuenta con un reparto repleto de caras televisivas, donde el trabajo de Megan Montaner destaca positivamente llevando el peso de la ficción y demostrando que en nuestro país también existen buenas actrices jóvenes. Ella es lo mejor de la producción y una de las razones por las que seguirla más allá de su primer episodio, aunque estos no nos den lo que esperábamos ver en cuestión de tramas. No hay que confundir el desencanto que nos pudo provocar el primer capítulo con una mala concepción de la serie. 'Sin identidad' no es lo que nos prometieron pero no es un mal producto. Peca de falta de ritmo en algunos momentos y un mal resultado a la hora de tomar determinadas decisiones. A su favor, cuenta con un reparto notable y con una historia que, pese a la decepción de su episodio piloto, sigue prometiendo.

En ¡Vaya tele! | 'Sin Identidad', tráiler de la 'Revenge' española para Antena 3

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio