Publicidad

'The Originals', el spin-off que llegó tarde

'The Originals', el spin-off que llegó tarde
11 comentarios

Publicidad

Publicidad

¿El spin-off de ‘The Originals’ llegó tarde? Esta es la pregunta que me hice cuando la CW decidió coger a los personajes de ‘The Vampire Diaries’ y darles una serie propia. En un principio puede que se convirtieran en fan-favorites de algunos espectadores y tenían sustancia: formaban una familia de vampiros que llevaban tantos años deambulando por la Tierra que habían perdido la perspectiva de qué representaba el amor, los vínculos familiares y el sentido de la vida. Pero su paso también les desgastó y precisamente no les dedicaron una serie de televisión en su momento de mayor gloria.

Ellos son, como indica el título, los vampiros originales, fruto de un hechizo que llevó a cabo su madre para luchar contra los hombres lobo que les amenazaban. Ahora, como el tiempo da poder a los vampiros, son seres letales. Con más de mil años a sus espaldas, son más fuertes y más rápidos que los demás de su raza y matarles es una hazaña muy compleja, pues las reglas habituales no se cumplen con ellos. Y todavía menos con Klaus, el hermano medio-bastardo y mitad hombre-lobo, cuya inmortalidad le ha llevado a creerse con derecho a todo.

Por esto, cuando viaja a Nueva Orleáns y ve que su antiguo hogar está gobernado por Marcel, su antiguo amigo y discípulo, monta en cólera. No puede soportar que alguien haya conseguido lo que él jamás logró: expulsar a los hombres-lobo, tener a las brujas a raya y dominar la ciudad. Así que quiere volver a tener el control de la ciudad, algo que pudimos ver en el episodio 4x20 de ‘The Vampire Diaries’, que sirvió de piloto para la serie para que conociéramos la premisa antes de su estreno oficial en octubre.

La misma estética y la misma filosofía

De ‘The Originals’ puede decirse que es una serie calcada a ‘The Vampire Diaries’. Ni quiere distanciarse en su estética, ni quiere inventarse una mitología. Imita Mystic Falls con su fotografía muy oscura, los detalles sangrientos tienen el mismo tratamiento y el universo está poblado de los mismos seres sobrenaturales, con la diferencia que aquí las brujas tienen mayor presencia y buscan recuperar su libertad para practicar magia, algo que les han prohibido. Vamos, que no busca distanciarse.

Algunas veces los spin-offs cometen el error de inventar personalidades a los personajes o de crearles realidades que no tienen nada que ver con lo anterior. En ‘Private Practice’, por ejemplo, Addison era diez veces más insoportable que en ‘Anatomía de Grey’, donde robaba todas las escenas. Y en ‘Joey’ jamás dio la impresión que el personaje hubiese vivido diez años con el grupo de amigos de ‘Friends’, del que jamás podría haberse emancipado. Pero en ‘The Originals’ sí da la impresión de que estamos siguiendo las vidas aparte de Elijah, Klaus y Rebekha.

De hecho, uno de los problemas del piloto es este: no cuenta nada que no supiéramos antes. A Klaus le conocemos a la perfección (el pobre no puede ser más básico), su rivalidad con Marcel la descubrimos en el backdoor pilot, los orígenes de la familia también los habían contado y el gran giro, el embarazo de Hayley, también. Podrían aprovechar para presentar a las brujas, para explorar a Klaus lejos de los Gilbert y los Salvatore, pero muestran lo de siempre. La única idea atractiva es que Elijah sea los ojos del espectador para este episodio porque es el hermano más prudente y civilizado, y también el más desconocido de los tres. Esperemos, entonces, que cierto giro del final no sea permanente: le necesita Klaus y lo necesitamos nosotros.

Un villano sin carisma

Marcel en

Pero los puntos más interesantes que debe resolver son tres: Charles Michael Davis, que interpreta a Marcel, no tiene carisma. Es un actor de sonrisa irritante (se le pudo ver en ‘Anatomía de Grey’) y poco talento que impide disfrutar de la serie. No transmite el poder de su personaje, ni tiene calidad de villano. También hay que cuidar a Klaus. Conocimos las intenciones de Julie Plec, la creadora de la serie, a través de los diálogos de Elijah. Exploraremos su vertiente más humana pero todavía no ha salido a la luz y es el tipo egoísta, pesado y que se lo toma todo como una ofensa de siempre.

Y, finalmente, se necesitan personajes interesantes con carácter urgente. Como conocemos a los originales, no le dieron importancia y se echa en falta tener gente nueva. Las brujas, de momento, prácticamente son extras y Hayley no es tan estimulante como creen los guionistas. La actriz Phoebe Tonkin se adueñó de la función en ‘The Secret Circle’ y Kevin Williamson, que había creado la serie, la acogió en ‘The Vampire Diaries’ tras su cancelación y ahora ha mudado su personaje a Nueva Orleáns. Pero no es tan magnética como ella cree y deberán desarrollarla y darle un papel más allá de la maternidad, relacionarla con los demás. Al fin y al cabo, espera un hijo de Klaus y ni tan siquiera se han planteado la posibilidad de una tensión sexual (¿o quieren unirla con Elijah?). Sea como sea, tienen trabajo para hacer si no quieren que ‘The Originals’ sea el enésimo ejemplo de cómo un spin-off no es una buena idea.

En ¡Vaya Tele! | Series de estreno 2013/2014: CW

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios