Compartir
Publicidad

'True Blood' vuelve en su línea

'True Blood' vuelve en su línea
28 Comentarios
Publicidad

Faltan unos pocos días para que llegue el verano, pero para los seriéfilos ya ha llegado hace tiempo aunque para mí es cierta serie la que marca el inicio de la estación estival por encima de todas las demás. Me refiero a cierta serie de vampiros, gente más o menos normal y Sookie, es decir ‘True Blood‘, la serie de Alan Ball que estrenó este pasado domingo su tercera temporada en HBO.

Así pues la tercera temporada comienza donde la dejó la segunda. De hecho hay que agradecer el previously del comienzo ya que no me acordaba de que habían pasado tantas cosas en la segunda temporada que de hecho viéndolas resumidas mejoran la impresión que tuve de la temporada y no estoy siendo irónico.

Así pues nos encontramos a Sam en un viaje para encontrarse con sus orígenes, a Bill secuestrado dos segundos antes de que Sookie le diga que sí a su proposición de boda, al pueblo lidiando con las consecuencias del paso de la ménade por Bon Temps, a Jason haciendo de las suyas… vamos, un día de lo más normal.

Este primer episodio de la tercera temporada sirve para cerrar la temporada pasada abriendo las tramas para esta temporada que la mayoría no son más que consecuencias de la anterior, como la investigación del tráfico de V llevado por un magisterio vampiro (interpretado por Zeljko Ivanek) que, recordemos, está siendo llevado por nuestro Eric. Y además nos sirve para saber que ya van a llegar los hombres lobo a Bon Temps.

El episodio tiene momentos para todos los gustos, para dar y tomar. Sobre todo las escenas protagonizadas por Bill que cada una era más rara que la otra y ponían a prueba el aguante del espectador medio. Yo no las voy a explicar, pero me temo que todo quien haya visto el episodio sabrá a qué me refiero. Por lo demás creo que el episodio es correcto en la línea de la serie, te ríes y te sorprendes a partes iguales.

Hay que reconocer que, pese a que le solemos achacar mil y un defectos, ‘True Blood’ ha cogido un estilo, el esperpentismo vampírico, y es fiel a este estilo por raro o malo que pudiera parecer. Lo peor de todo es que he de confesar que es mi placer culpable favorito de la temporada y que los lunes son el día de ‘True Blood’ por encima de toda la parrilla televisiva.

En ¡Vaya Tele! | True Blood Esperpentica segunda temporada

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos