Compartir
Publicidad

'Zombieland', este vivo está muy muerto

'Zombieland', este vivo está muy muerto
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Estamos en una temporada en la que no deja de aparecer información sobre el rodaje de nuevos pilotos que en la mayor parte de los casos no van a pasar de allí. Suelen ser los propios canales los que deciden qué sigue adelante y cuáles caerán en el mayor de los olvidos. Sin embargo, Amazon no ha querido seguir ese modelo tradicional y ha abierto una especie de concurso de competitividad para que los ciudadanos de Estados Unidos y Gran Bretaña puedan decidir cuáles de los 14 pilotos rodados —8 comedias y 6 producciones infantiles— van a acabar convirtiéndose en serie.

Hace poco más de una semana que os comentaba la pobre impresión que me había causado el tráiler con el que Amazon promocionaba la aparición del piloto de ‘Zombieland’. Lo cierto que ya tenía muchas dudas sobre esta adaptación televisiva de la famosa película protagonizada por Jesse Eisenberg, Emma Stone, Woody Harrelson y Abigail Breslin, y es que un cambio radical del reparto ya podría ser por sí solo un obstáculo imposible de superar. Sin embargo, era el piloto de Amazon que más me llamaba la atención y acabé viéndola, siendo el resultado mejor de lo esperado, pero tampoco algo especialmente apasionante.

Un gran inicio

Imagen del primer episodio de

Si algo tengo claro que es que lo mejor del episodio es la secuencia inicial con dos personajes random —estaba bastante claro que iban a morir de forma salvaje en cuanto descubriesen lo que estaba pasando— que tenían una conversación sobre problemas del primer mundo cuya indiscutible efectividad cómica surge por el contraste con la lucha por la supervivencia en el exterior entre zombies y algún humano incauto.

Cierto que hay algún pequeño detalle que no termina de encajar demasiado bien —¿estás en pleno ataque zombie y te quedas ahí parado, por mucho que sea para rematar a otro muerto viviente, para que uno se lance sobre ti y te aniquile en medio segundo?—, pero la combinación de abundante gore con un humor sencillo y directo es bastante efectiva. También es una buena forma de contar los orígenes de Tallahassee e introducir a Kirk Ward en el personaje consiguiendo la simpatía del espectador —y el odio absoluto hacia el otro personaje masculino que aparece—. Ojo, no es nada especialmente brillante —aunque se agradece el detalle de la referencia a los twinkies—, pero sí consigue enganchar y dejarte con curiosidad por lo que está por venir.

Un reparto un tanto anodino

Los protagonistas de

Conseguir que un personaje nos caiga bien es relativamente sencillo, pero lo realmente importante es mantenerlo, y por ahí surgen los primeros problemas de ‘Zombieland’. Sé que hay no pocas personas que apenas pueden ver a Jesse Eisenberg, pero yo siempre lo he considerado una versión mejorada de Michael Cera a la hora de dar vida a un nerd entrañable y era algo que demostraba con creces en ‘Bienvenidos a Zombieland’, pero eso no encuentra una reproducción adecuada en el caso de Tyler Ross, quien únicamente me transmite la sensación de ser un completo pringado.

Por otro lado, era evidente que la ausencia de la adorable y maravillosa Emma Stone se iba a notar mucho, pero Maiara Walsh sí que consigue llenar el hueco en cuanto a tipo de personaje y conservar una pequeña parte del encanto que Stone daba a Wichita. Eso sí, química entre ellos muy poquita. También salimos perdiendo con Kirk Ward e Izabela Vidovic, en el primer caso porque sus intentos de igualar el toque badass de Harrelson acaban volviéndose en su contra y en el segundo porque no transmite nada en especial y dudo que notásemos lo más mínimo si fuese otra joven actriz quien diese vida a Little Rock.

El salto a la pequeña pantalla

Una de las muertas vivientes de

Rhet Reese y Paul Wernick, guionistas de ‘Bienvenidos a Zombieland’ y creadores de su adaptación televisiva, tenían claro que no estaban interesados en seguir en este universo si no conservaban a los personajes de la película. Este detalle, como ya os he comentado, se ha vuelto inicialmente en su contra, pero lo que sí han resuelto con mayor fortuna es el salto a la pequeña pantalla una vez que fue imposible seguir adelante con el plan inicial de hacer una segunda entrega.

Por lo pronto, se mantiene el uso de reglas que garantice la supervivencia contra la invasión zombie y los excesos de la muerte zombie de la semana, añadiéndose otro running gag relacionado con que todo aquel humano que encuentran en su camino acaba teniendo una muerte horrible a manos de un muerto viviente —en cuyo maquillaje tampoco se han esmerado demasiado—. Los dos primeros refuerzan el sentimiento de unión al mismo universo y este último ayuda a dar un toque característico al piloto, pero me temo que lo de ir matando a todos los humanos con los que se crucen los protagonistas se volverá ya redundante para el tercer o cuarto episodio, por lo que tendrán que andarse con cuidado.

Nota Zombieland
El uso de la voz en off de Columbus es también heredado de la película dirigida por Ruben Fleischer, pero aquí se pierde el toque humorístico no termina de funcionar demasiado bien y ya hay alguna primera señal de que pueda acabar convirtiéndose simplemente en una versión un poquito más afable de la utilización de este recurso en ‘Anatomía de Grey’. Por lo demás, se agradece el uso abundante del gore y las pequeñas bromas diseminadas aquí y allá —el mordisco zombie con una dentadura postiza— que consiguen que este primer episodio resulte al menos un buen entretenimiento.

En ¡Vaya tele! | 'Zombieland', decepcionante tráiler de una de las grandes apuestas de Amazon

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio