Compartir
Publicidad

Aciertos y errores de la fusión de Telecinco y Cuatro

Aciertos y errores de la fusión de Telecinco y Cuatro
49 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Sin duda alguna, uno de los temas que más ha dado que hablar esta temporada televisiva ha sido la fusión entre Telecinco y Cuatro. Una fusión que levantó en el sector audiovisual y entre los espectadores reacciones adversas, con polémicas, miedos y desconfianzas. La gran duda era, ¿se convertiría Cuatro en un clon de Telecinco? ¿perdería la buena imagen que tanto le había costado forjarse? Pasados ya varios meses desde que se hiciese efectivo el proceso de absorción de Cuatro por parte del Grupo Telecinco, es ahora buen momento para analizar qué consecuencias ha tenido la fusión, en especial, qué aspectos negativos y positivos ha aportado al panorama.

Por lo general, no creo que lo hayan hecho mal, y no tenía mucha duda de ello porque ante todo considero que Paolo Vasile es un ejecutivo inteligentísimo que sabe como nadie dominar el mercado audiovisual. Sí, hay cosas en sus canales que nos pueden gustar más o menos, pero él sabe cómo levantar el share. No obstante, tampoco es oro todo lo que reluce. Así pues, ¿cuáles son los aciertos y errores de la fusión?

Aciertos

  • No telecinquear Cuatro

El cambio en Cuatro es claro y evidente, pero creo que es justo reconocer que la cadena no se ha metamorfoseado en un clon barato de Telecinco y, a grandes rasgos, mantiene su personalidad. Es cierto que vemos en ella ciertos contenidos que pudieran considerarse más amarillos, pero hay que dejar claro que ese tipo de contenidos ya los traía Cuatro. Porque si ahora tienen cosas tipo ‘Me cambio de familia’ heredada de Telecinco, la cadena roja ya emitía cosas similares como ‘Hermano Mayor‘, ‘After Hours’ o realities tipo ‘Granjero busca esposa’. Realmente no hay ningún contenido nuevo que nos haga echarnos las manos a la cabeza, ni corazón ni platós llenos de colaboradores criticones. Además, la apuesta por las series se ha ampliado.

  • Informativos diferenciados

Está claro que uno de los objetivos perseguidos por Telecinco es hacer de Cuatro un canal rentable. Y en este sentido, los informativos son ejemplo de cómo hacerlo. Se han aunado las redacciones de los informativos de Telecinco y Cuatro, compartiendo recursos y abaratando costes, pero en cambio, han mantenido abiertas dos líneas editoriales diferenciadas. ‘Noticias Cuatro’, pese a no contar con Gabilondo desde hace tiempo, sigue en su línea y no se ha convertido en otra edición de ‘Informativos Telecinco’. Y además, han ganado mucho con la incorporación de Hilario Pino como principal rostro.

diariodefriends.jpg

  • Movimiento de contenidos

Tener dos grandes cadenas ha permitido al grupo reasignar por la parrilla ciertos contenidos que, o bien no encajaban bien dentro de una línea editorial, o bien no eran del todo apropiados. Así, Cuatro ha heredado varios contenidos de Telecinco que encajan bien en su parrilla y le han favorecido. El ‘Diario de’ protagonizado por Mercedes Milá viene como anillo al dedo al estilo de la cadena y sus buenos índices de audiencia lo demuestran. Además, el formato estaba muy mal tratado en Telecinco, donde ni siquiera tenía una periodicidad constante. También encaja mejor en su nueva cadena ‘Me cambio de familia’, ideal para la noche del viernes, o ‘Allá Tú‘, un concurso que, aunque personalmente lo odio, ha sido un acierto retomarlo porque aunque en Telecinco ya no diese rendimiento, aquí no lo hace del todo mal.

Y otros contenidos movidos que han encontrado un mejor lugar han sido varias series. ‘NCIS Los Ángeles‘ o ‘Mentes Criminales’ no conseguían grandes datos en la cadena de Fuencarral y en cambio cumplen bien en Cuatro, potenciando la apuesta por las series. Pero no todos los contenidos movidos con acierto han sido de Telecinco hacia Cuatro, también hemos visto cómo muchas series de Cuatro han enriquecido la parrilla de FDF (‘Friends’, ‘Entre Fantasmas’, ‘Medium‘...) y de Divinity, y muchos programas se reponen en LaSiete (‘21 Días’, ‘Perdidos en la Ciudad’...).

  • Uso de las nuevas frecuencias de TDT

Cuatro no estaba sola en el mercado sino que tenía consigo un pack de varios frecuencias de TDT para explotar, concretamente dos. Una de ellas la mantiene Sogecable, la ocupada por Canal+Dos en la TDT de pago. La otra venía siendo ocupada por CNN+, un canal informativo que cayó con la fusión. Sé que me van a caer muchas críticas por marcar la eliminación de CNN+ como uno de los aciertos, pero hablo en términos de rentabilidad empresarial y no de calidad. Tengamos claro que el servicio público es obligación de la cadena pública y no de las privadas. Y un canal informativo es algo muy caro de producir, la información siempre lo es, y encima no da resultados de audiencia ni tampoco comerciales.

Así las cosas, era lógico que uno de los primeros pasos tras consumarse la fusión fuese eliminar CNN+, pues era un gran gasto que no se amortizaba. El canal fue sustituido en primera instancia por GH 24h, algo altamente criticado por el fuerte contraste, pero que no era sino una forma de rellenar la frecuencia con el contenido más barato posible. Con el tiempo eso dio paso a Divinity, un canal bien hecho y que ha demostrado en poco tiempo que tiene mimbres para formar una propuesta competitiva, y comercial.

Errores

  • Restricción de productoras

Desde hacía ya bastante tiempo Telecinco venía depositando su confianza en una serie de productoras (La Fábrica de la Tele, Mandarina y Cuarzo, sobre todo) a las que, cada vez más, recurre siempre para encargar nuevos programas. A ellas se les sumó con la fusión Plural Entertainment, la productora del grupo PRISA. Con la fusión, Cuatro, que era más libre en este sentido, ha visto marchar productoras con las que tenía buena relación (especialmente remarcable el caso de 7 y acción con la salida de ‘El Hormiguero’ y ‘Tonterías las justas’), siendo su hueco ocupado por las productoras asociadas de Telecinco (Mandarina en este caso sale muy bien parada).

productorasconfianzatelecinco.jpg

Esto está muy bien en términos de rentabilidad, pues son productoras que saben hacer productos baratos y que, además, muchas de ellas están económicamente participadas por el grupo Mediaset. Pero esto perjudica gravemente la creatividad y con el tiempo puede pasar factura a las cadenas de Telecinco. Y es que con esta estrategia no sólo están cerrándole la puerta a productoras, sino también a los productos que éstas tengan en exclusiva, a posibles éxitos que irán a parar a manos de otras cadenas. Esto me recuerda al sistema yanqui, donde las networks también pertenecen a grupos empresariales con estudios productores, y que claro está, prefieren trabajar en sinergia. Pero en ninguno de los casos, un canal deja de encargar una serie del estudio rival si piensa que aun con esas va a sacar adelante un éxito.

  • La ausencia de ficción nacional en Cuatro

Uno de los grandes errores de la fusión ha sido decidir que, en el nuevo reparto de contenidos, las series nacionales irán para Telecinco y Cuatro se quedará sin ellas. No porque un producto se vea en un canal con una base mayor de espectadores significa que vaya a ser más exitoso, y así ha quedado demostrado con ‘Ángel o Demonio‘. Era una serie hecha y pensada para Cuatro, que le venía como anillo al dedo y encajaba bien con su público. Pero viró hacia Telecinco y allí se vio avocada al fracaso. Era una serie que por su naturaleza no podía arrasar entre el público generalista, que ve algo de ciencia ficción y sale espantado. En cambio en Cuatro podría haber funcionado.

Desde mi punto de vista, tenía más sentido emitir la serie en Cuatro y que se hubiese mantenido entre el 8% y el 10% de share, algo moderado, que quemarla en Telecinco estrenándose por todo lo alto y viviendo semana a semana un auténtico descalabro. Y lo mismo planean hacer con ‘Punta Escarlata‘, otra serie muy del estilo de Cuatro que se verá por Telecinco y que, me temo, será otro fracaso en ese canal. La van a quemar en verano y adiós muy buenas. Para eso, ¿no sería mejor darle un éxito y contenido exclusivo a Cuatro?

  • Cuatro deja de luchar por ser grande

La consecuencia directa del cambio de rumbo tomado es que, de momento, Cuatro ha dejado de luchar por ser una de las televisiones grandes y competitvas. Prosigue con un prime time ocupado por las series que le venían funcionado más los procedimentales añadidos y alguna que otra película, así como los docu-realities de siempre. Una apuesta que está manteniendo muy bien el tipo pero donde no se ven aparecer novedades con la frecuencia de antaño. Yo espero que esto sea cosa de un tiempo, y que sean conscientes de que si dejan la cadena muy abandonada en cuanto a novedades, tiene el peligro de difuminarse entre el resto de la oferta de la TDT. Cuatro necesita volver a ser una cadena de grandes apuestas y una cadena transgresora.

Estos son en definitiva, y a mi parecer, las claves de la fusión de Telecinco y Cuatro, tanto positivas como negativas. A grandes rasgos no creo que Cuatro haya salido muy perjudicada en cuanto a imagen y línea editorial, aunque sí es cierto que se ha quedado relegada a una posición de segundona. Pero a fin de cuentas es lógico, ahora Cuatro forma parte de una estrategia de grupo y debe asumir su puesto dentro del mismo. Eso sí, al menos, Cuatro sigue siendo Cuatro.

En ¡Vaya Tele! | ¿Cómo afectará la fusión de Telecinco y Cuatro a LaSiete y Factoría de Ficción?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio