Publicidad

El discurso de Adam Sandler en los Spirit Awards demuestra que el astro es mucho más que un excelente actor

El discurso de Adam Sandler en los Spirit Awards demuestra que el astro es mucho más que un excelente actor
27 comentarios

Publicidad

Publicidad

Adam Sandler sobre un escenario es una de las mejores cosas que el resto de mortales podemos disfrutar en vida. Si además, ese escenario premia y reconoce su trabajo en 'Diamantes en bruto', una de las interpretaciones más memorables de la temporada (excepto para los premios más pomposos y pagados de sí mismos), los fans de la estrella tenemos aquí unos breves minutos de puro placer.

El premio más merecido

Dejemos que esos idiotas hijos de puta celebren sus Oscars mañana. Sus atractivos looks se desvanecerán con el tiempo.

Durante poco menos de cinco minutos, el protagonista de la última película de los hermanos Safdie se transformó en ese Sandman que tanto detestan los críticos de la onda más rancia y los espectadores de opiniones fijas que, seguramente, salen de las páginas que esos mismos críticos escriben en periódicos.

Adam Sandler dejó un discurso para el recuerdo lleno de momentos de emoción e hilaridad naturales y entrañables: "Gracias a mis hijos por haber leído el guión de 'Uncut Gems' y decirme que hiciera esta jodida película" o "No son un par de rabinos indigentes, son los hermanos Safdie"

Los jovencísimos realizadores también tuvieron su momento de gloria sobre el escenario, al que subieron para recibir el premio a mejor dirección de esta edición de los Spirit Awards. Y delante tenían nombres como el de Robert Eggers. Su espectacular 'El faro' se llevó, por fin, el premio a la mejor fotografía en una ceremonia. No os perdáis el discurso de los directores, muy en la línea de los diálogos y ritmos de sus personajes. Incluso 'Súper empollonas (booksmart)' se llevó un premio la noche pasada. ¿A quién le importan los malditos Oscars?

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios