Compartir
Publicidad

El imprescindible Ralph Richardson

El imprescindible Ralph Richardson
2 Comentarios
Publicidad

"Actuar es la habilidad de soñar en el momento justo."

Un 19 de diciembre nacía Ralph Richardson, actor británico que comenzó siendo pintor, e incluso trabajó como periodista antes de dar el salto a los escenarios teatrales. Trabajó en numerosas películas durante los años treinta y cuarenta; en 1947 fue nombrado Sir por el Rey de Inglaterra, y fue nominado dos veces al Oscar —en mi opinión muy pocas para alguien como Richardson—, la última, por 'Greystoke, la leyenda de Tarzán, el rey de los monos' ('Greystoke: The Legend of Tarzan, Lord of the Apes', Hugh Hudson, 1984) fue a título póstumo. Todo un gentleman de presencia arrolladora.

Películas imprescindibles para un homenaje: 'Las cuatro plumas' ('The Four Feathers', Zoltan Korda, 1939), como el capitán John Durrance en la mejor adaptación del clásico literario de A.E.W. Mason; 'El ídolo caído' ('The Fallen Idol', Carol Reed, 1948), como misterioso mayordomo que es admirado por un niño; 'La heredera' ('The Heiress', William Wyler, 1949), su primera nominación al Oscar, como severo padre de Olivia de Havilland; 'Doctor Zhivago' (id, David Lean, 1965), como uno de los mentores del protagonista cuando éste es joven; 'El dragón del lago de fuego' ('Dragonslayer', Matthew Robbins, 1981), por formar parte de una pequeña joya semi-desconocida, todo un canto a la fantasía.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio