Compartir
Publicidad

El imprescindible Sydney Greenstreet

El imprescindible Sydney Greenstreet
7 Comentarios
Publicidad

"Las películas son mucho más duras de hacer que el teatro... estás a merced de los ángulos de cámara y la técnica fragmentada."

Un 27 de diciembre nacía Sydney Greenstreet, uno de los secundarios más conocidos de los años cuarenta —sólo trabajó en esa década—, y cuya primera interprtación, en cierta obra mítica de John Huston, la hizo con 62 años. Su físico le hacía perfecto para personajes de ambigüa moral, y sobre todo villanos, participando en bastantes películas de cine negro. Trabajó con Peter Lorre en ocho ocasiones. Sus inicios fueron en el teatro inglés y americano, después de probar suerte con la plantación de té, e incluso abrir una cervecería, negocio en el que, para escapar del aburrimiento, empezó a tomar lecciones de interpretación.

Películas imprescindibles para un homenaje: 'El halcón maltés' ('The Maltese Falcon', John Huston, 1941), su única nominación al Oscar, como el malvado Kasper Gutman, uno de los que ansían poseer el halcón del título; 'Casablanca' (id, Michael Curtiz, 1942), por motivos muy obvios; 'La máscara de Dimitros' ('The Mask of Dimitros', Jean Negulesco, 1944), como antagonista de Peter Lorre recorriendo el camino de un muerto; 'Tres extraños' ('Three Strangers', Jean Negulesco, 1946), como uno de los extraños alrededor de una misteriosa figura; 'The Verdict' (id, Don Siegel, 1946), como el fiscal humillado al comprobar que el hombre que condenaron por sus pruebas era inocente.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos