Compartir
Publicidad
Publicidad

La imprescindible Gladys Cooper

La imprescindible Gladys Cooper
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Un 17 de diciembre nacía Gladys Cooper, actriz británica que comenzó su carrera interpretativa en el teatro, como otros muchos. Desembarcó en Hollywood, donde tuvo un enorme éxito y popularidad en infinidad de personajes secundarios, con bastante peso en los films. Se especializó sobre todo en dar vida a mujer importantes de la aristocracia, soberbias e implacables. Al principio, sobre todo en teatro, fue criticada por ser rígida; más tarde le sacó un excelente provecho a esa peculiaridad. A partir de la década de los sesenta, se especializó sobre todo en televisión. Murió en 1971.

Películas imprescindibles para un homenaje: 'La extraña pasajera' ('Now, Voyager', Irvin Rapper, 1942), su primera nominación al Oscar, como la enfermiza madre de Bette Davis; 'La canción de Bernadette' ('The Song of Bernadette', Henry King, 1943), su segunda nominación al Oscar, una monja con problemas de fe; 'La mujer del obispo' ('The Bishop's Wife', Henry Koster, 1947), maravillosa fábula religiosa sobre un ángel que ayuda a la gente; 'Mesas separadas' ('Separate Tables', Delbert Mann, 1958), historias cruzadas en un hotel, con uno de los finales más gloriosos de la historia; 'My Fair Lady' (id, George Cukor, 1964), su tercera nominación al Oscar, un musical que no las tiene todas consigo, pero el reparto está espectacular.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos