Compartir
Publicidad

Cazadores de hombres, una serie correcta en un día incorrecto

Cazadores de hombres, una serie correcta en un día incorrecto
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy estoy dispuesta a dejarme vapulear porque visto lo que opina la gente de Cazadores de hombres y visto que yo opino lo contrario, está claro que voy a llevarme alguna que otra colleja pero qué le vamos a hacer. No puedo evitarlo y no voy a negarlo, Cazadores de hombres me gustó.

Como aspectos positivos quiero destacar la postproducción de la serie, que dota el producto de un aire cinematográfico, los planos están bien iluminados y se ha huido del aspecto plano en los decorados. Las interpretaciones me parecieron correctas, los personajes sólidos, el ritmo adecuado y el arranque de la serie contundente. Los créditos están elaborados (que ya es mucho decir), y el aspecto de las recreaciones y los flashback, con música, cámara lenta, colores saturados y estética de videoclip, es una buena aportación (aunque terminaron abusando un poco del asunto).

El guión me resultó irregular y creo que acusa el mal de la ficción nacional: la duración del capítulo. Seguramente con una hora habría sido más que suficiente y nos habríamos ahorrado algún que otro giro ultradramático que me olió a chamusquina y que hizo que por momentos la serie perdiese la verosimilitud. Por otro lado, las situaciones están bien contadas, los personajes fluyen en la acción y resulta una serie muy dinámica.

En la parte negativa es obligado mencionar el final del episodio. Una vez detenido el criminal de turno creo que tendrían que haber concluido el asunto. La secuencia de la protagonista en su casa, repasando la escena del crimen, me resultó innecesaria y demasiado dramática, y desde la aparición de Alejo Sauras el capítulo era otro diferente. Entiendo que era obligatorio presumir de actor, pero si no cabía en el piloto no me parece buena idea que lo metieran con calzador. La obsesión de Ana Leal (Emma Suárez), por encontrar al asesino de su hija me parece que esta remarcada de manera abusiva y con demasiadas filigranas (terminaron molestándome las voces en off con rever), y la cantidad de veces que la vimos recordando cómo descubría el crimen que la marcó terminó pareciendo relleno puro y duro.

En conclusión, el balance es para mí positivo, ayudado sin duda por la buena estrategia de emisión de Antena 3 (una pena que sólo practiquen emisiones de calidad, con un interrupción de cinco minutos después de una hora de emisión), en los capítulos de estreno, pero se equivocaron al programarla en martes. Cazadores de hombres no ha podido ni con Gran Hermano ni con Herederos. Con un estreno tan inadvertido me temo lo peor.

En ¡Vaya Tele! | Cazadores de hombres, un nuevo drama policial para Antena 3

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio