Compartir
Publicidad

'Gran Hotel', un impresionante final de temporada capado como capítulo de transición

'Gran Hotel', un impresionante final de temporada capado como capítulo de transición
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Estamos de acuerdo en que 'La Voz' mató a 'Gran Hotel', ¿verdad? La serie de Bambú Producciones y Atresmedia aguantó como una jabata frente al mastodonte musical de Mediaset España, pero quedó irreversiblemente tocada tras mes y medio frente a uno de los éxitos de la década. Con la jugada de Antena 3, la serie perdió en torno a un 5-6% de audiencia que ya nunca volvió a verla (al menos no en directo), y el parón de emisión que realizó en pleno mes de noviembre pudo ser la puntilla definitiva. Hay muchos factores en juego, y nunca sabremos cuál de ellos le afectó más.

Lo que sí está claro es que Antena 3 ha apostado fuerte por ella. Recordemos que la segunda temporada estaba pensada para emitirse de seguido con 16 episodios, para compensar los nueve de la primera temporada. El parón dejó ocho episodios colgando, que se empezaron a emitir en enero, y fue la semana pasada cuando 'Gran Hotel' llegó a su "final". Un impresionante episodio que debería haber servido como "cliffhanger" hasta dentro de unos meses y que, sin embargo, ha quedado como capítulo de transición entre una y otra etapa. Y es que como nos adelantó José Antonio Antón, Director de Programación de los canales de Atresmedia, en nuestro encuentro a través del Birraseries, su emisión se va a prolongar ininterrumpidamente hasta el verano.

Puede que a Jose le parezca tramposa, pero en esta recta final (y perdonadme que siga refiriéndome a ella con el adjetivo "final", péro así estaba pensada inicialmente), 'Gran Hotel' ha estado a la altura de las más grandes, de 'Cuéntame' y 'Gran Reserva', combinando el drama y el humor con una fotografía exquisita y unas tramas rapidísimas que no han dado descanso. Sí, Amaia Salamanca sigue siendo un botijo, pero otras de las caras que fallaban al principio, como Adriana Ozores o Eloy Azorín se han convertido en imprescindibles. Ella, en drama; él, en comedia.

Han manejado moderadamente bien la relación entre Julio y Alicia, con una escena de cama y algún abrazo prohibido que venía como agua de primavera, y sin prolongar de forma excesiva las tramas que abrían. En cualquier otra serie, Andrés habría tardado cuatro temporadas en descubrir sus orígenes dentro de la familia Alarcón; aquí sólo han hecho falta unos cuantos episodios, no ya sólo para que descubriera la verdad, sino para ser admitido en la familia y pasar a otro tema. Uno de los grandes puntos a favor de la serie.

'Gran Hotel' cuenta con otros pilares importantes en forma de actores y actrices de altura, comenzando por el inconmensurable Agente/Detective Ayala (Pep Anton Muñoz) y su fiel escudero Hernando, que tan bien se defienden en la "dramedia"; se comenta mucho lo del necesario spin-off para estos dos, y realmente creo que es algo que Bambú debería plantearse. Las apariciones puntuales de Lady (Asunción Balaguer) siempre nos traen una sonrisa y Concha Velasco es un seguro para cualquier ficción; como ya comenté antes, es destacable la evolución de Adriana Ozores, pasando de matriarca sobreactuada a mala malísima rezumando odio por todos los poros de su piel. Y ya había ganas de ver de nuevo a Lidia Bosch en pantalla.

Estamos de acuerdo en que la serie no es 'Crematorio', para muchos la cima de la ficción dramática en nuestro país, pero el propósito de 'Gran Hotel' no es otro que entretener. Y lo hace sobradamente añadiendo unos decorados y una fotografía digna de cualquier serie de ultramar; lo que viene siendo "una serie bonita de ver". Tras la explosión, la confesión de Alicia y la ruina de los Alarcón comienza una serie nueva, que habrá que ver si sigue siendo tan buena como la anterior. Y también si tiene futuro una vez acabe en verano.

En ¡Vaya Tele! | ¿Ha acertado Antena 3 dividiendo la emisión de la segunda temporada de 'Gran Hotel'?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos