Compartir
Publicidad
La verdadera historia del Bella Ciao de 'La casa de papel': de balada judía a himno de resistencia italiana
Bandas Sonoras

La verdadera historia del Bella Ciao de 'La casa de papel': de balada judía a himno de resistencia italiana

Publicidad
Publicidad

Un aspecto fundamental a la hora de ver y juzgar una serie es lo que va más allá del guion de la trama. El cómo los creadores quieren que nos quedemos con la serie a través de múltiples trucos que van desde la estética de sus protagonistas hasta los chascarrillos y tonadillas. En el caso de 'La casa de papel', que está viviendo un nuevo éxito gracias a su distribución en Netflix, nos encontramos con el uso del himno Bella Ciao.

El Bella Ciao es una canción popular italiana que los protagonistas usan para subirse la moral y animarse a resistir ante el asedio policial y la larga convivencia durante el encierro en la Fábrica de Moneda y Timbre, escenario principal de 'La casa de Papel'. Su uso en la serie de Antena 3 (y modificada en programas como 'La vida moderna') y lo pegadiza que es, hace que muchos de los fans nos encontremos tarareando continuamente la melodía.

¿Pero cuál es el origen del Bella Ciao? En el episodio 9, en una escena en la que vemos cenando a Berlín (Pedro Alonso) con el Profesor (Álvaro Morte), la narradora (Tokio, Úrsula Corberó) ya cuenta de dónde viene la canción. Fue la tonadilla usada por la resistencia italiana (partisana) durante los últimos años de la segunda Guerra Mundial.

Este canto se propagó por toda la región de Emilia, al norte de Italia, donde más peso tuvo el movimiento antifascista italiano, contando en la letra cómo un joven al levantarse descubre las tropas invasoras y se lanza a defender su país.

Concluída la guerra se convirtió en una canción popular en los movimientos antifascistas y de nuevo surgió con fuerza a mediados de los sesenta a través del nuevo cancionero italiano y poco después durante las revoluciones culturales de mayo de 1968.

Pero, como suele pasar al indagar en el terreno de lo popular, el verdadero origen de la canción se pierde con los años. El antecedente más inmediato en cuanto a melodía (e incluso letra y espírito) está en un canto popular entre las trabajadoras de los campos de arroz del valle del río Po. Canto que, a su vez, bebería de otras dos: Picchia alla porticella y Fior di tomba.

Sin embargo, este presunto origen también está bastante discutido, con estudiosos afirmando que la canción de las arroceras viene del Bella Ciao y no al revés. A partir de ahí el rastro se va difuminando, pero la versión más aceptada apunta a una canción klezmer, un género surgido de la tradición musical de los judíos askenazis.

En concreto la melodía vendría de una versión que el acordeonista ruso Mishka Ziganoff realizó de la tradicional 'Oi oi di Koilen'. Ziganoff, cuyo origen yiddish también se discute, de hecho hay quien afirma que era un gitano cristiano nacido en Odesa, tocaba esta melodía en Nueva York en 1919.

La pieza sería escuchada por algún migrante italiano que transmitió esos pegadizos acordes a sus compatriotas... y el resto, es historia.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos