Publicidad

'Mob City', un drama noir hecho con plantilla

'Mob City', un drama noir hecho con plantilla
12 comentarios

Publicidad

Publicidad

El lunes por la noche, TNT estrena en España 'Mob City', el siguiente trabajo televisivo de Frank Darabont tras marcharse de 'The Walking Dead', y que era uno de los estrenos más potentes de TNT en Estados Unidos. Adapta el libro 'L.A. Noir', de John Buntin, ambientado en la época, justo después de la Segunda Guerra Mundial, en la que el gángster Mickey Cohen libraba una encarnizada batalla con un departamento de policía en el que la corrupción era un mal endémico. No es un periodo de tiempo nunca tratado por el cine, ahí están por ejemplo 'L.A. Confidential' y la reciente 'Gangster Squad', pero en televisión no estaba tan tocado últimamente.

Y lo cierto es que daría para una miniserie interesante. Su protagonista, Joe Teague, es un veterano de la Segunda Guerra Mundial que terminó de detective de policía de Los Ángeles en 1947. Es el clásico tipo duro de pocas palabras y aspecto más bien tosco, que acaba haciendo un trabajo aparte para un cómico que puede tener tratos con la mafia. Ese trabajo le va a llevar a tener contacto no sólo con Mickey Cohen y con su jefe, Bugsy Siegel (el hombre que inventó Las Vegas, como dicen en el primer episodio), sino también con Bill "el Boy Scout" Parker, el jefe de policía de la ciudad, embarcado en toda una cruzada para eliminar la corrupción en su departamento y para echar a la mafia de Los Ángeles. Es un argumentp que podría salir perfectamente de una novela de Dashiell Hammett, o de una de aquellas clásicas películas noir de los 40 con Humphrey Bogart. El problema de 'Mob City' es que es demasiado consciente de esos referentes.

Más forma que fondo

mobcity2

El propio Frank Darabont escribe y dirige los primeros dos episodios de la serie, preestrenados por TNT en Madrid, y en ellos se aprecia el cuidado que se ha puesto para darle al conjunto un look de género negro muy conseguido. Los clubes de jazz de mala muerte donde Joe va a beber, las clásicas tomas nocturnas de las luces de la ciudad desde la distancia, la voz en off que nos narra la historia, los juegos de sombras, el humo de los cigarrillos... Visualmente, 'Mob City' está muy lograda, pero es una pena que el resto parezca hecho siguiendo una plantilla. Los diálogos están llenos de clichés del género superados hace ya décadas, y como Joe Teague, Jon Bernthal da la sensación en estos primeros episodios de estar demasiado forzado. Hasta tiene una femme fatale (Alexa Devalos) en el molde de Lauren Bacall, con sus réplicas rápidas e ingeniosas y su mirada intensa, pero se queda en eso, en la fórmula, y no termina de adquirir presencia propia.

A 'Mob City' le puede más la forma, la recreación de la atmósfera del noir y de sus ambientes, y de los arquetipos de las personas que se movían por ellos, y le acaba faltando su propia identidad. Quizás en los cuatro capítulos restantes se pulan algunas de estas cosas, pero necesitaría un esfuerzo notable por darle algo de humanidad a Bill Parker, por ejemplo, y por resultar menos obvia en los caminos por los que va a transitar la trama. Hay cierta revelación sobre el pasado amoroso de Teague, por ejemplo, que se presenta como una sorpresa y que está totalmente telegrafiada desde el episodio anterior. Hay un grupo de actores interesante ahí, con gente como Jeffrey DeMunn (colaborador habitual de Darabont), Neil McDonough, Edward Burns o Robert Knepper haciendo lo que mejor sabe hacer, de psicópata, pero todos se quedan en la imitación de una fórmula.

En ¡Vaya Tele! | 'Mob City', prometedor y estimulante trailer de la nueva serie de Frank Darabont

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios