Compartir
Publicidad

Volver a ver 'El fantasma y la señora Muir'

Volver a ver 'El fantasma y la señora Muir'
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aunque ya Red Stovall se ha encargado de hacer la crítica de la película de 'Ojalá fuera cierto', estoy totalmente de acuerdo con él, la canción de James Blunt, 'You're beautiful', puesta de fondo en el anuncio de televisión engancha (lo que yo diría es un buen trabajo) y te motiva a ir a verla al cine, pero recapacitando un poco, lo que consigue es que me entren unas ganas tremendas de revisitar un clásico como 'El fantasma y la señora Muir' de Joseph L. Mankiewicz. Es decir, palabras mayores. Y es que no hay color, aunque sea en blanco negro, en comparar a Gene Tierney, Rex Harrison y George Sanders con Reese Witherspoon y Mark Ruffalo.

Esto lo comento porque cuando me entero de qué va la película nueva, y por mucho que se base en la novela de Marc Ley, veo que es algo que ya nos contó el Sr. Mankiewicz, aunque cambiando los papeles, ya que el fantasma es él. Y con muchísimo humor. Es decir, un anuncio que se supone me debe llevar al cine, lo que consigue es encerrarme en casa para disfrutar esta pequeña joya que tenía olvidada.

Además, y como sé que 'El fantasma y la señora Muir' es la película favorita de Javier Marías, aprovecho para recomendar su libro 'Donde todo ha sucedido', que habla precisamente de cine, y del que recomiendo leer su capítulo sobre la película.

La película de Mankiewicz es, sin embargo, una película sobre las palabras, sobre su fuerza, su capacidad de encantamiento, de persuasión, también de instigación, de seducción y de enamoramiento. No sólo trata de eso, pero sin duda trata también de eso (...) El fantasma y la señora Muir no es un mero cuento de hadas ni un mero cuento de fantasmas; y aunque su director, Joseph Mankiewicz, la considerara una obra temprana y de aprendizaje, al hacerlo logró la película que en mi opinión ha llegado más lejos en algo a lo que ni el cine ni la literatura se han atrevido a menudo: la abolición del tiempo, la visión del futuro como pasado y del pasado como futuro, la reconciliación con los muertos y el deseo sereno e íntimo de ser por fin uno de ellos.

En 'Ojalá fuera cierto' tratas de resucitar el personaje de Reese, en cambio en 'El fantasma y la señora Muir', deseas que Gene muera... Mankiewicz lo rodó en 1948 y Javier Marías lo escribió en 1995. Han pasado varios años, pero sucede que con los buenos clásicos el tiempo no hace más que enriquecer las películas.

Más información | Donde todo ha sucedido

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos