Publicidad

'The Broken', no apta para impacientes

'The Broken', no apta para impacientes
16 comentarios

Publicidad

Publicidad

El director y fotógrafo Sean Ellis (‘Cashback’) ha dirigido la cinta de terror psicológico ‘The Broken’, que protagonizan Lena Headey y Richard Jenkins, nominado este año al Oscar al mejor actor por ‘The Visitor’. ‘The Broken’ se estrena el 27 de febrero.

Headey es Gina McVey, una radióloga que sale con un arquitecto francés, Stefan, a quien da vida Melvil Poupaud. El hermano de Gina, Daniel (Asier Newman), vive con una joven llamada Kate (Michelle Duncan). Los cuatro celebran el cumpleaños del padre de los McVey, John (Richard Jenkins), cuando se produce un fenómeno extraño: uno de los espejos del suntuoso piso donde vive John se rompe en pedazos sin que nadie lo haya tocado. Poco después, Gina se encuentra en su lugar de trabajo y un compañero le dice que creía haberla visto salir. Sorprendida, se dirige a la calle donde ve alejarse a una mujer exacta a ella al volante de su coche. Sigue al vehículo y llega hasta el aparcamiento, desde donde persigue a su doble hasta su domicilio. Gina abandona el lugar y tiene un grave accidente de tráfico. Al volver a casa, todo le parece extraño. Los doctores le hacen creer que se trata de una enfermedad poco común, pero ella piensa que hay algo raro en las personas que la rodean.

Lo más apreciable de ‘The Broken’ es su fotografía y su atmósfera. Las personas amantes de los thrillers atmosféricos, encontrarán en esta película un producto de su agrado. Sin embargo, por muy bien ambientada que esté, considero que hay que tener mucha paciencia como para llegar hasta el final sin sentir que nos invade el hastío. El anterior trabajo de Ellis, ‘Cashback’, comenzó siendo un cortometraje, que también había sido preseleccionado para los premios de la Academia de Hollywood, y el director lo transformó en largo. Por lo que parece, el británico se ha acostumbrado a esta práctica y, con el film que nos ocupa, nos vuelve a ofrecer una historia estirada, con el ritmo más lento que he visto en el cine en varios años. Me recuerda mucho a los trabajos de Filmax, productora que tiene casi la exclusiva del terror español, y que suele producir cintas de mucha atmósfera, pero poca enjundia.

Este tono atmosférico de psicothriller, que está tan bien llevado, se ve roto de forma algo repentina por un par de escenas que parecen incluidas para cumplir el expediente. Se introducen imágenes de pesadilla y de muerte, llenas de sangre, fantasmas, rostros deformados, etc… es decir: más canónicas de cine de terror; que suponen una salida de tono porque hasta entonces no había aparecido nada de ese estilo y tampoco vuelve a aparecer fuera de esas dos secuencias.

El trabajo de dirección de actores sí parece uno de los puntos fuertes de Ellis. Headey soporta muy bien el peso de la película, que recae sobre ella prácticamente en el cien por ciento de las escenas, y aporta una elegancia a ese look tan esteta que ha logrado el fotógrafo. Jenkins, aunque tiene un breve papel, también consigue lo que se busca. Apreciamos especialmente estos trabajos interpretativos en la escena de la cena del cumpleaños del padre, en la que tanto hijos como nuera y yerno se muestran distendidos y naturales. Resulta una secuencia muy creíble y se echa de menos que en el resto del metraje no haya otras similares.

Aunque los personajes están retratados con suficiente habilidad, no se puede decir que exista una gran profundización en sus personalidades o en sus problemas internos y este aspecto debería ser uno de los más poderosos de ‘The Broken’, ya que la película se concibió como un producto de terror psicológico.

La sorpresa final de la película es previsible o, por lo menos, lo fue para mí, que ya tengo ese tipo de giros muy asentados en el inconsciente. Aparte de eso, el motivo por el que ocurren esos hechos nunca se ofrece al público, ese aspecto queda sin resolver. He comentado en ocasiones esto en críticas y muchas veces se me ha respondido que da lo mismo. Supongo que existe un tipo de espectador que no quiere saber, sólo sentir mientras ve la película y, por lo tanto, que no le resuelvan algo no le supone un problema. Pero hay otro tipo que sí quiere respuestas y yo me cuento en esta segunda categoría, especialmente si he estado esperando durante un tiempo largo para que ver esa resolución y si la otra posible satisfacción de la película (la sorpresa) no ha causado en mí ningún efecto porque me la esperaba.

Está claro que Sean Ellis tiene mucho que aportar, pero debería poner sus artes al servicio de narradores con algo que no sea únicamente estético sobre lo que basarse. Los seguidores del cine de terror encontrarán en ‘The Broken’ una cinta más cuidada que la media y con una apariencia de calidad. Como suelen formar un público muy agradecido, seguro que son capaces de verle las virtudes por encima de los defectos. Pero si no se tiene tanta benevolencia, la conclusión sobre este film es que resulta decepcionante y, si se paga por verlo en salas, hasta puede darte la sensación de que te han timado.

Más información en Blogdecine sobre ‘The Broken’

Mi puntuación:

1,5

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios