Compartir
Publicidad
Publicidad

Un repaso histórico y en imágenes a los orígenes del cine de animación

Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A propósito de la entrada en la que hablábamos del primer centenario del cine de animación, un lector (gracias El perejil) indicaba en un comentario que el corto de Emile Cohl, 'Fantasmagorie', no se le debería considerar el primer cortometraje de animación de la historia, aunque se tome su fecha de estreno, 17 de agosto de 1908, como el pistoletazo de salida para el género animado dentro del mundo del cine, y a Emile Cohl como uno de los precursores de la historia de la animación. En ese comentario, se indicaba, con acierto, que el primer corto animado que se realizó fue 'Humorous Phases of Funny Faces' (descontando experimentos anteriores en otros sistemas de imagen en movimiento), de J. Stuart Blackton, y con fecha de 1906. Como 'Fantasmagorie', 'Humorous Phases of Funny Faces' empleaba la animación con tiza, pero sin usar negativos ni impresos en papel en blanco, todo dibujado directamente sobre una pizarra.

Retengamos este nombre, J. Stuart Blackton, como el precursor de todos los animadores que siguieron sus pasos. Si vamos a los experimentos anteriores que indicaba nuestro comentarista, se puede afirmar que este cineasta británico fue el creador del primer film animado de la historia, mucho antes que incluso lo que terminaríamos conociendo como dibujos animados.

Resulta que a finales del siglo pasado, J. Stuart Blackton tenía un espectáculo de vodevil conocido como The Komikal Kartoonist, que consistía en dibujar a gran velocidad sketches animados ligeros y divertidos sobre un gran cuaderno blanco, a los que iba dando movimiento según los iba dibujando. Ese espectáculo lo vio Thomas Edison en 1895, fecha en la que ambos se conocieron. En sus entrevistas el cineasta le proveía a Edison con los dibujos con los que hacías sus films. Por aquella época, el inventor estaba probando su Vitascope, lo que dio lugar en noviembre de 1900 a lo que se puede considerar la primera película animada de la historia del cine 'The Enchanted Drawing', que lo que hacía era recrear el espectáculo de J. Stuart Blackton.

De esas caras animadas que dibujaba el cineasta británico, en 1906 realizó el cortometraje animado del que hemos hablado al principio de esta entrada, y seguramente, aunque oficialmente sea el de Emile Cohl el que se ha considerado como el primero por ser una película completa, estemos ante el que es el primer film animado de la historia.

El segundo nombre a tener en cuenta es el del cineasta francés Emile Cohl, que tras 'Fantasmagorie' realizó dos nuevas obras de animación. La primera fue 'Le Cauchemar du fantoche' (The Puppet's Nightmare), que es imposible encontrar ahora, y 'Un Drame chez les fantoches' (The Love Affair in Toyland o Mystical Love-Making), ambos realizados en 1908. Los tres films tienen el mismo estilo: usan la técnica del dibujo a tiza, los protagonistas son payasos en figuras de palo, y hacen continuas transformaciones.

Algunas de las cosas que se pueden destacar del trabajo de Emile Cohl está que escribe los argumentos de las películas mientras los va rodando. Así, lo que hacía era colocar un dibujo delante de la cámara, lo fotografiaba, lo calcaba en otra hoja con unos ligeros cambios, e iba fotografiando cada dibujo hasta el final. Pensemos que estamos a principios de siglo, y que esta técnica era algo innovador para la época.

Realizar este proceso suponía que las imágenes no temblaban y el argumento fuera espontáneo. Sin embargo, el problema residía en que Cohl tenía que calcular los plazos de realización de la película con antelación, lo que demandaba para el proceso de desarrollo de la misma mucha dedicación y tiempo. Probablemente esto fue lo que motivó su abandono del mundo de la animación tras 'Un Drame chez les fantoches'.

Una pequeña dosis del trabajo de Emile Cohl, es 'The Hasher's Delirium' (1910).

La tercera persona a la que hay que tener en cuenta en los inicios de la animación en el cine es Winsor McCay (hay un buen libro sobre su figura escrito por John Canemaker, editor en Cartoon Brew), un dibujante de comics y tiras cómicas que se pasó al cine.

Winsor McCay es conocido sobre todo por su cortometraje de 1914 'Gertie the Dinosaur', trabajo que muchos consideraron como la primera película de animación que se realizó, y aunque no es así, es sin duda el primer gran éxito de este género. Antes de su encuentro con el dinosaurio, tenía dos tiras famosas en su haber, 'Little Nemo' y 'The Dream of a Rarebit Fiend', que se convertirían con el tiempo en dos de sus películas.

De este animador se puede decir que fue el espejo en el que se fijó Disney, especialmente con el corto de Gertie, el primer personaje animado que desarrolló personalidad propia (de ahí la valía de ese cortometraje).

Varios de sus obras se pueden ver a continuación.

Little Nemo (1911)

How a Mosquito Operates (1912)

Gertie the Dinosaur (1914)

The Sinking of the Lusitania (1918)

Dreams of the Rarebit Fiend: The Flying House (1921)

Dreams of the Rarebit Fiend: Bug Vaudeville (1921)

The Centaurs (1921)

Para terminar, y después de este pequeño repaso sobre los orígenes de la animación en el cine y ver cuáles fueron los pioneros, en Youtube hay subido un documental - proyecto fin de carrera de un estudiante, de 25 minutos de duración, que explica, desde sus inicios, la historia de la animación. Francamente muy interesante (aunque está en inglés), y pensado para aquellos que quieran indagar más sobre lo que hemos comentado en esta entrada.

Historia de la animación (1/3)

Historia de la animación (2/3)

Historia de la animación (3/3)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos