Publicidad

'Aprendiz de Caballero', llamarla horrible es quedarse corto

'Aprendiz de Caballero', llamarla horrible es quedarse corto
9 comentarios

Publicidad

Publicidad

Se ve que era pedirle demasiado a la cartelera de verano el estar todavía ebrio de esa maravilla que ha resultado ser 'Wall-E', y esperar con ansia la que todo el mundo dice que una obra maestra: 'El Caballero Oscuro'. Así, qué menos que ofrecerme un bodrio que intenta hacerse pasar por película, una especie de telefilm presuntamente medieval que no en vano va a salir en EEUU directamente al DVD. Y aquí se presenta con carteles en las paradas de autobús, en la prensa y de forma destacada en las salas de cine. Tiene narices.

Hablemos de esto primero. Es cuanto menos curioso que una película titulada originalmente como 'Virgin Territory', mucho más explícito, con este póster, y que además en Francia se ha traducido como 'Medieval Pie' (ya saben, como 'American Pie' pero en la Edad Media), llegue a España con un póster totalmente diferente, que vende el film como si fuera una historia de aventuras, y con un título que hace pensar en el tirón que ofrece Heath Ledger con su fallecimiento, y sin duda 'Aprendiz de Caballero' hace pensar rápidamente en 'Destino de Caballero', que créanme, aun siendo una cinta mediocre, queda como una obra maestra al lado de la que nos ocupa.

Bien. Dicho esto, que era indispensable, no salgo de mi asombro cada vez que recuerdo que este engendro dice inspirarse en el 'Decamerón' de Giovanni Bocaccio, una obra indispensable de la literatura universal, en la que, en pleno siglo XIV, diez jóvenes cuentan (más bien fardan) de sus experiencias de índole sexual. Bocaccio debe estar arañando la tumba por dentro, Dios mío de mi vida. Protagonizada por Hayden Christensen, Mischa Barton y Tim Roth, 'Aprendiz de Caballero' está dirigida y escrita por David Leland. Por supuesto, nada de Bocaccio hay en esta cinta no ya de serie B, sino de serie C.

El argumento aquí es el siguiente: Lorenzo (Christensen) es un ¿campesino? que huye de Gerbino (Roth), al parecer un caballero que se siente ultrajado por el joven protagonista y desea darle muerte. Lorenzo encuentra un convento y se esconde allí haciéndose pasar por jardinero sordomudo. A pesar de lo surrealista de su premisa, bien podemos pensar que hay algo de aventuras. Pues no. Su desarrollo es prácticamente softcore. Las monjas que habitan en el convento son pura lascivia, en ningún momento dudan de realizar todo tipo de "pecados" con Hayden Christensen, que se dedica más que nada a exhibir su figura ya que su carisma y su fuerza interpretativa son prácticamente cero. Muchos cuerpos femeninos desnudos, y lo que es peor, la trama avanza (es un decir) hacia una sucesión de supuestas escenas chistosas que, efectivamente, recuerdan a 'American Pie', pero no a la primera entrega, sino a la cuarta, quinta o sexta, de ínfima calidad y que también salieron directamente en DVD. Asimismo, el tono descaradamente zafio que inunda la cinta es un intento de parecerse a lo políticamente incorrecto de 'Scary Movie', pero se queda varios escalones por detrás, que ya es decir. Por supuesto, la película también pretende ser una comedia romántica, y para ello aparece Pampinea (Mischa Barton), que como es la única que se resiste a desnudarse ante Christensen, pues claro, éste se enamora perdidamente de ella.

En fin, que tenemos una película que dice ambientarse en la Edad Media, pero cuyos personajes hablan como si estuvieran en el Bronx (aunque a veces usan el tono cortés del medievo y lo estropean aún más), y el vestuario se compone de túnicas, sábanas y chaquetas de cuero. Los personajes masculinos son, literalmente, unos salidos que babean ante la primera hembra que se cruza en su camino, y las féminas son unas lujuriosas de cuidado, en su caso unas monjas que parecen salidas de Supermodelo 2008, y (lo digo muy en serio) a las que no les importaría ser violadas con tal de realizar su tan deseado acto sexual a todas horas. Que Christensen y Barton estén aquí, no me extraña en absoluto, porque en esta película porno-light están para mostrar su cuerpo. Pero que Tim Roth se meta en este berenjenal me hace pensar en que, efectivamente, en EEUU también hay crisis y pagarse la gasolina también debe estar complicado incluso si eres un actor reputado en Hollywood.

Diálogos deprimentes (por malos), música insoportable (incluso recuerda a la melodía principal de ¡'Pulp Fiction'!), actores de pacotilla, aunque se agradece el vano intento de Tim Roth, dirección mediocre y argumento absurdo por no decir inexistente. 'Aprendiz de Caballero' es seguramente la peor película que he visto de lo que llevamos de 2008, y lo único que puedo afirmar es que nadie en su sano juicio debería imitarme, es decir, ver esta bazofia y perder hora y media de su vida. Decía Gandhi: "Si cada minuto que pasa es irrecuperable, ¿por qué malgastamos tantas horas?"

En Blogdecine:

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir