Publicidad

'Ases Calientes', divertidísima, violenta y visualmente magnífica, ¿se puede pedir más?

'Ases Calientes', divertidísima, violenta y visualmente magnífica, ¿se puede pedir más?
14 comentarios

Publicidad

Publicidad

Este pasado viernes 2 de febrero se estrenaba en España 'Ases Calientes', la nueva película de Joe Carnahan; una ensalada de tiros, violencia y humor que no engaña a nadie, es lo que es y punto, ¿te apuntas? Para el que está interesado en la oferta, la película es toda una gozada, lo que nos mostraba el trailer es una pequeña muestra del espectáculo que nos ha preparado Carnahan, un rato de auténtico deleite sobre todo visual, ya que el realizador se marca una serie de momentos realmente memorables. Se ha comparado a 'Ases Calientes' con la obra de Quentin Tarantino o Guy Ritchie (que no se parecen en nada, por otra parte, uno es un gran director muy cómodo a la hora de plagiar y el otro es una promesa que no ha acabado de consolidarse pero que, esperemos, aún tiene mucho que decir); de Tarantino no hay nada y de Ritchie sólo el interés de narrar una historia violenta-cómica a partir de unos personajes muy raros. A diferencia del marido de Madonna, Carnahan es capaz de rodar escenas de acción extraordinarias, manteniendo pegado al espectador en la butaca. Es ahí donde radica lo mejor que hay en su última película.

'Ases Calientes' ('Smokin´ Aces') cuenta la carrera de un extravagante grupo de personajes por matar/proteger a un testigo del FBI cuya declaración tumbaría al último gran mafioso que queda en Las Vegas. Básicamente, todo se resume a esto, dos bandos, uno que quiere matar a Buddy 'Ases' Israel y otro que quiere protegerle para que testifique contra la mafia. El película de Joe Carnahan parte de una premisa simple pero efectiva: hay una persona a la que unos quieren matar y otros proteger. A partir de ahí, millones de posibilidades por desarrollar. Lo curioso es que Carnahan parecía haber tomado una vía fácil, la de los Seagal y Van Damme de turno, en la que sólo importaría ver morir a gente, sin más, pero no. Al contrario, desde el principio, con un prólogo tan brillante como algo extenso, se nos presenta la acción y la cosa no podía estar más complicada: un buen puñado de personajes, cada uno con sus particulares roles y posibilidades, puestos sobre la mesa de un juego con más reglas de las que parece a primera vista, con una serie de planes, traiciones, hermandades y situaciones límite que se van acelerando cada vez más. Y es que el espectador no puede dejar de pensar "¿¿quién va a ser el listo que se va a salir con la suya??". Y ahí está Carnahan con un endiablado guión lleno de sorpresas y diálogos chispeantes, un excelente montaje que permite que, a pesar de todas las subtramas que hay, el espectador no se pierda nunca y pueda ver. Lo peor: Carnahan cree que sus diálogos son tan buenos que los alarga demasiado. Y bueno, dentro de lo malo del film, aunque no pueda revelarlo, el giro casi final de la historia es bastante absurdo y totalmente innecesario. Sin embargo, Carnahan ya se ha ganado al espectador y en ese momento uno no puede evitar "mirar" a otra parte y "perdonar" el error.

Uno de los mejores momentos de Ases Calientes

Lo más llamativo de 'Ases Calientes' es, sin duda, su extenso reparto, lleno de caras conocidas. En pantalla vemos aparecer a gente como Ben Affleck, Jeremy Piven, Martin Henderson, Andy Garcia, Ryan Reynolds, Common, Jason Bateman, Ray Liotta, Alicia Keys, Peter Berg o Matthew Fox (el famoso Jack de 'Perdidos (Lost)', que tiene un breve y divertido papel), entre otros. Un verdadero arsenal de "ases" que cumplen estupendamente con todos sus papeles. Obviamente, muchos aparecen y se esfuman en poco tiempo, víctimas de las múltiples y variadas armas que aparecen en el film. Del numeroso reparto, destacan sobre todo Piven, magnífico como el desesperado mago-diana de la mafia, Reynolds, que es casi el protagonista de la película (el final le depara una escena extraordinaria), y Keys, irresistible en su papel de asesina a sueldo caracterizada como prostituta (aunque podría decirse lo mismo de muchas nenas si se sale por la noche); y bueno, aunque sale poco, no creo que paréis de reír con Bateman y su personaje de abogado borracho y salido.

Concretando, 'Ases Calientes' es una de las mejores películas de la cartelera actual, una espectacular comedia de acción tremendamente divertida y magníficamente filmada por un Joe Carnahan quizá demasiado preocupado por los diálogos. Por cierto, esperemos que Carnahan cumpla con los proyectos que tiene en su agenda y no tengamos que esperar 4 años para volver a ver una película suya (eso sí, no os perdáis por nada ese vibrante cortometraje titulado 'Ticker', que hizo para BMW). Por supuesto, no es una película para todos los públicos (y no me refiero exclusivamente a la edad), así que cuidado con las señales, que son bien visibles.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios